ECUE, COMPLEMENTOS ÚNICOS “MADE IN SPAIN”

por Clara Guzmán
Cinturón de piel y ágata de Ecue, ciñendo un vestido de Elisa Cortés. Foto: ©Alejandro García Cortés

Un día en Instagram, ese gran escaparate de los modos y las modas globales, me fijé en unos singulares cinturones de piel que por hebilla lucían unos espléndidos minerales, generalmente ágatas. Indagué y descubrí que su diseñador era andaluz, de Jerez, Alejandro García Cortés. Había trabajado en la línea de accesorios de la empresa familiar de su madre, Elisa Cortés, y decidió independizarse en el año 2013 y abrir la suya, Ecue (www.ecue.es) junto a la madrileña Verónica Sabido. Una empresa de complementos, que vende tanto “online” como en tiendas físicas, en la que el resto del equipo está integrado por mujeres.

Cinturón de piel negra y asta de Ecue. Foto: ©Alejandro García Cortés
Bolso de fiesta con el distintivo de Ecue, un mineral. Foto: ©Alejandro García Cortés

A Alejandro siempre le apasionaron los minerales, “porque las creaciones del hombre no se pueden comparar con la  belleza de las creaciones de la naturaleza”. Por esa razón, los utiliza tal cual, sin artificios, con una base de resina en su espalda que los protege y permite que se puedan aplicar. Es la manera que encontró de modificarlos lo menos posible, conservando así toda la pureza del mineral. Los adquiere en muchos sitios, pero las ágatas que luego dan vida a cinturones, bolsos y apliques y que son las que más usa, las suele comprar en Brasil y Uruguay.

Cinturón con ágata natural de Ecue, realzando un diseño de Elisa Cortés. Foto: ©Alejandro García Cortés

La inspiración para sus piezas está en la naturaleza. “Trabajamos con materiales que ya de por si son únicos, elementos dotados de una belleza intrínseca desde que los sacas de la tierra como ocurre con los minerales. En Ecue (@ecue_spain) lo que buscamos es llevar estas maravillas de la naturaleza a nuestras clientas y hacerlas partícipes del proceso de creación. Todas nuestras piezas son intercambiables entre sí para que sea la clienta la que haga la combinación que más se adecue a sus gustos o a lo que necesita en ese momento”. Me cuentan que su clientela no sólo está en España, sino en distintos países europeos, americanos e incluso en Asia.

Cinturón de piel en camel con el contraste de una ágata morada. Foto: ©Alejandro García Cortés

En Ecue están convencidos de que en la mayoría de las ocasiones es el complemento el que dice más de la persona que lo lleva. “El complemento tiene el poder de marcar esa diferencia que cualquier otra prenda no tiene. Esto se debe a su utilidad, ya que es un elemento mucho más decorativo que práctico y si su usuaria sabe combinarlo debidamente conseguirá que unos pendientes estilicen su cuello, un cinturón resalte lo mejor de su figura y un bolso le dé ese movimiento y ese toque que le imprime sentido a la ropa que viste”. 

Bolso de mano de piel negro con adorno de asta. Foto: ©Alejandro García Cortés

Ecue -su nombre contiene las iniciales de sus atributos: elegir, combinar y único-, cuenta en Jerez con dos talleres uno de marroquinería y otro en el que trabajan los minerales y la madera. “Si hablamos de piel tenemos que nombrar a Ubrique. Aquí están las grandes firmas nacionales e internacionales y ello se debe a un oficio que ha pasado de padres a hijos durante generaciones, refinándose año tras año”. Les pregunto si la marca España está reconocida en el mundo y dicen que cada vez más, “pero aún nos queda un largo recorrido para obtener el reconocimiento que merecen los productos españoles”.

Bolso de piel verde. Foto: ©Alejandro García Cortés

“Lo positivo es que seguimos teniendo unos productos fabulosos y ahora también nos estamos centrando en darles salida y visibilidad, por lo que es cuestión de tiempo que ocupemos el sitio que nos corresponde. Si todavía no es así se debe a nuestra historia. Aún nos pesa el mal uso que se hizo de la palabra España en la guerra civil y sus años posteriores. Desde entonces arrastrábamos una actitud empequeñecida ante las grandes potencias de Europa, los mirábamos desde abajo y parecía que todo lo que venía de allí tenía que ser mejor. Ahora la situación ha cambiado, la actitud es otra y solo hay que salir para darse cuenta de las grandes virtudes que tenemos en España”.

Cinturón de piel en círculos y ágata de Ecue, sobre un conjunto de Elisa Cortés. Foto: ©Alejandro García Cortés

Dicen que Ecue es una marca sostenible, “si entendemos por sostenibilidad la capacidad de desarrollar nuestra actividad sin comprometer los recursos y posibilidades de las futuras generaciones. En Ecue lo fabricamos todo en España y como cualquier empresa tenemos que cumplir una serie de normas que garantizan ese respeto que debemos tener hacia nuestro entorno y sus generaciones futuras. Unas normas con las que estamos totalmente de acuerdo”. Sobre las tiendas físicas aseguran que tendrán que cambiar si no quieren desaparecer. “Como decía la famosa novela “El Gatopardo”: “Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie”.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

uno × dos =