El estilo Audrey

3 de enero de 2013

elestiloaudrey

El día 20 de este mes se cumplirán dos décadas de la desaparición de Audrey Hepburn, pero su estilo pervive, haciendo suya la frase de Coco Chanel de que la moda pasa pero el estilo permanece. El estilo de la actriz le ha hecho ganar batallas después de muerta, como un Cid Campeador de la moda. Pero Audrey tuvo un gran aliado en su faceta de espejo en el que se querían reflejar todas las mujeres de su generación y las de las siguientes. Hubert de Givenchy, a quien su maestro Cristóbal Balenciaga prestó el dinero necesario para que abriera su  primer taller en la avenida George V de París. Fue su mentor y ella su musa.

elestiloaudrey

Cuentan las crónicas que Edda Kathleen Van Heemstra Hepburn-Ruston, Audrey Hepburn para la posteridad, llamó un día de 1953 a la puerta del taller  de Givenchy (atelier en francés y para todas las manos porque para la generalidad es más fino) de la calle Alfred de Vigny de París. “Ha llegado miss Hepburn”, le anunciaron al modista. El creador  creyó que era su admirada Katharine y se encontró con una chica menuda, con apenas maquillaje, el pelo corto y con aspecto de desvalida. El flechazo fue mutuo y la simbiosis perfecta.

elestiloaudrey

Ella necesitaba ese buril que fuera esculpiendo una figura que con el tiempo quedaría unida irremisiblemente a la de su autor, un joven que por aquellas fechas empezaba a dictar normas y necesitaba de alguien que las cumpliera a rajatabla. Audrey era la mujer idónea para la que concebir una ropa según su cuerpo, su personalidad y su estilo. Los guantes negros y las perlas descansando sobre un jersey liviano marcarían una época en la que la actriz iría desfilando por películas de George Cukor, Stanley Donen, King Vidor o William  Wyler.

elestiloaudrey

Todavía causa furor el vestido negro sin mangas que Holly Golightly, una frívola con un gran ramalazo de ternura, luciera en la película “Desayuno con diamantes”. “Cuando consigo una imagen, lleno el personaje”, decía la actriz, que añadía: “Si me visto con un pequeño traje con seis lindos botones, entonces ya puedo hablar ante 8.000 personas”. Pero Audrey Hepburn también paseaba por Roma con ese empaque tan natural, tan de cuna, con su “little black dress” que Givenchy le diseñó, donde nunca faltaban unos guantes, en este caso negros y largos.

elestiloaudrey

Y cuando lucía los abrigos de doble botonadura firmados por Valentino o los mocasines creados por Salvatore Ferragamo, que solía calzarse para pasear a sus perros o esos zapatos planos Capazio, una especie de bailarinas, que le imprimían un aire de eterna muchacha. Los creadores sabían que vestirla era garantía de éxito; de que las prendas trascenderían y se convertirían en objetos de deseo femeninos.

elestiloaudrey

El estilo Audrey  es la elegancia en estado puro; sin ostentación, sin dar cuartos al pregonero, porque la discreción, tanto en moda como en otros campos, es una virtud poco extendida. La imagen más habitual de esta mujer con una personalidad muy acentuada era un jersey negro de cuello de cisne, pantalones ciclistas o pirata y unos zapatos planos. El español Paco Rabanne también le echó el ojo y la vistió con un traje “metalúrgico” en la película de Stanley Donen “Dos en la carretera”, donde también lucía diseños de Mary Quant.  Y claro, todo le sentaba como un guante.  Evidentemente, es el estilo Audrey que todavía está vigente.


7 Responses to “El estilo Audrey”

  1. Marta Vera 6 enero, 2013 at 14:17 #

    Me ha encantado este artículo especialmente, ese estilo es un clásico a seguir desde luego y sin tanto complemento ni tanta cosa encima como vemos ahora, mas sencillo. Cada vez que escucho “menos es mas” me acuerdo de la imagen de Audrey en “Vacaciones en Roma”con su blusita y su falda de capa…

  2. Juan 5 enero, 2013 at 18:25 #

    Frente a las desbordantes bellezas de la época, como Sofía Loren, Kim Novak o Marilyn Monroe; Audrey Hepburn representaba una belleza más terrenal, más real, más alcanzable. Pero más que su belleza, era su innata elegancia lo que te dejaba boquiabierto. Clara Guzmán lo dice muy bien: “La Hepburn” supo crear un estilo propio, y ¡qué estilo!

  3. Alberto G. Puras 4 enero, 2013 at 14:34 #

    elegancia y sencillez, dificil de ver actualmente.

  4. Evaristo 3 enero, 2013 at 22:59 #

    Buenas noches, qué entretenido y elegante es este blog. Feliz Año Nuevo a todos los seguidores.

  5. Magdalena Brasa 3 enero, 2013 at 22:14 #

    Lo auténtico perdura siempre!

  6. Laura Rockbell 3 enero, 2013 at 21:05 #

    Me encanta Audrey Hepburn, así que este post me ha enamorado totalmente. Unas fotos preciosas y una lectura estupenda 🙂

    • Conchita Gómez 4 enero, 2013 at 0:08 #

      Me ha encantado que dediques el tema a Audrey Hepburn. Es mi personaje cinematográfico preferido… y no como actriz, sino por esa descripción que tú has hecho de ella. No he oído ni leído nunca un comentario contrario a esa imagen de elegancia con la que parecía haber nacido. Los modistos la vistieron… pero como tú dices, con todas las prendas era admirada.

Leave a Reply