LOS NIÑOS DE TOMMY HILFIGER

por Clara Guzmán

No están siendo tiempos fáciles para los niños, con su libertad infantil coartada por una crisis sanitaria que ha precipitado su madurez a golpe de confinamiento. El día que les dieron rienda suelta, la calle se vistió de colores, desbordó alegría, aunque contenida. Tenían todos la lección muy aprendida. No tocar nada, respetar las distancias y ver a los abuelos desde lejos. La risa de un niño es una razón de peso para seguir adelante. Vamos a procurar que no la pierdan.



Y como la risa de un niño nos hace libre, nos pone alas, que escribiera Miguel Hernández, vamos a provocársela con esta colección de Tommy Hilfiger (es.tommy.com) para ellos y también para los adolescentes, a los que siempre es tan difícil vestir. Difícil porque en su búsqueda personal nunca encuentran la ropa adecuada y reniegan de cualquier propuesta. Claro que cuando vean esta cambiarán su forma de pensar. Los colores vivos son tan entusiastas que a ver quién se resiste a probarlos.

En esta colección de primavera-verano 2020 nos encontramos con camisetas de algodón “premium”, sudaderas y pantalones cortos. Vuelven las influencias náuticas, ya saben que en la moda es un ir y volver continuo, con toques de color en tonos neón. Una colección muy versátil, un adjetivo muy visible últimamente en la moda, preparada para cambiar sus ciclos, su gestión y exposición debido a un endiablado virus. Pero también es cómoda y lleva el sello clásico de la marca americana. Un sello que nunca debería perder.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

diecinueve − 15 =