Fondo de armario

9 de agosto de 2017

 

Telademoda

Camisa blanca de Carolina Herrera

 

Un armario de una española, ya sea su fondo o su primera línea de fuego, está integrado, en su mayoría, por trajes de bodas, bautizos y comuniones, sí qué le vamos a hacer, y por ropa “low cost”. O sea, ropa de escasa calidad pero de última moda, porque está copiada tal cual de las colecciones de los grandes. Lo que ha dado en llamarse la democratización de la moda. Más bien, que trabajen otros que yo me quedo con la idea.

 

Telademoda

Vaqueros de tiro alto de Levi’s

Es verdad que en España la mayor inversión que realizamos es en ropa para celebraciones. Ahí tiramos la casa por la ventana e incluso no nos importa demasiado dejar colgado el vestido, pero haber dado la campanada en la fiesta de marras. Nada que ver con la mentalidad americana, donde todo el interés radica en equipar bien a una mujer para su día a día. No es fácil vestirse para ir a trabajar sin parecer que se va de trapillo o hecha un árbol de Navidad.

 

Telademoda

Michael Kors firma este vestido negro

Me acabo de leer el libro “What Shall I Wear” escrito en 1956 por Claire McCardell, una diseñadora americana cuyo objetivo era vestir a la mujer con estilo y comodidad en vez de al último grito de la moda. Se inspiró en el deporte, el ocio y la vida familiar, laboral y social  americana y su filosofía era: “piensa en conservar lo que compras”; es decir, invierte en ropa, que es invertir en ti y en tu imagen y olvídate del “low cost”.

 

Telademoda

Zapatos de salón de Prada

Porque a fin de cuentas, ¿qué es un buen fondo de armario? Pues aquel que siempre te saca airosa de cualquier eventualidad. Aquel que esté integrado por prendas, complementos y accesorios que no tengan fecha de caducidad. Que no los queme ni el tiempo ni las tendencias. O sea, prendas de gran calidad que podemos adquirirlas en las rebajas, precisamente de este mes, cuando el descuento llega hasta el 70%.

 

Telademoda

Bolso de Loewe

Lorenzo Caprile en su libro “De qué hablamos cuando hablamos de estilo”, dice: “Una prenda buena siempre será una inversión. Hay determinadas piezas en las que sí conviene y compensa con creces el gasto que haces en ellas”. Pienso en una camisa blanca, en unos buenos zapatos de salón, en una “blazer” bien cortada; en un buen vaquero, en un  bolso y cinturón, en un vestido negro, en unos pantalones de pinza…

 

Telademoda

“Blazer” de Max Mara

Pero tampoco nos precipitemos. Un buen fondo de armario tiene que estar hecho con cordura y no a golpes de impulsos. Caprile recomienda: “No te compres una prenda que no la puedas combinar con la ropa que ya tienes, se quedará olvidada en tu armario por no tener con qué llevarla”. Ya saben lo que decía mi tocaya Claire McCardell: “piensa en conservar lo que compras”. O sea, seamos sensatas y a las rebajas con cabeza.

Sin comentarios todavía

Deje un comentario