ROBERTO VERINO: HOMENAJE A LAS MADRES

por Clara Guzmán

Suele pasar que todas aquéllas cantinelas que le escuchabas a tu madre como la que oye llover, las repites ahora con la pretensión de que tus hijos las escuchen con el mismo fervor que a sus grupos musicales favoritos. No sabes a ciencia cierta cuándo llegó el día en que fuiste un clon de ella. Pero a partir de entonces repites todos sus mantras y los repites tan convencida como ajena eras a ellos en tu adolescencia. ¡Ay, las madres! Nos faltará vida para agradecerles todo lo que hicieron por nosotros antes, ahora y siempre.

Cuando frisas la edad en que la recuerdas como una foto fija, afloran todas esas recomendaciones, consejos, advertencias y sabidurías que fuiste asimilando, sin darte cuenta, durante tantos años. Entonces es cuando comprendes que las madres han obtenido “cum laude” en la asignatura más difícil, la de la vida ¡Ahí es nada! El domingo es, según el calendario comercial, su día, pero para el completo oficio de madre todos los días del año son su día. Nos haría falta tiempo para agradecerles tantas cosas… Tantas que se nos acumulan a la hora de enumerarlas.

Roberto Verino (@robertoverinooficial) ha querido homenajear a las madres con un sinfín de maravillosas sugerencias de su colección de primavera-verano. De esas que sabemos que les gustan. Mucho, muchísimo, pero que no van a comprárselas, porque, dicen, que antes hay otras prioridades. Las madres suelen tener visión de futuro y además, aciertan. ¡Qué buenas políticas serían las madres! En este homenaje, Roberto Verino nos recuerda todas esas lecciones que nos enseñaron y que, de vez en cuando, conviene sacarlas a la luz.

“De mi madre aprendí: a creer en mí misma, a que siempre se puede volver a empezar, a que los momentos difíciles se pasan mejor si estamos juntos. A que los malos ratos nos hacen más fuertes, mejor preparados. A conservar las cosas para que nos duren años, para que nos acompañen siempre. A animar a los demás cuando lo necesitan y también cuando no, porque se lo merecen. A sacrificarse por los demás, por el bien de todos. A que las cosas bien hechas no tienen fronteras”.

“A respetar a los mayores- continúa el homenaje- porque ellos guardan la sabiduría de la vida. A que todo funcionaría mejor con un poco más de amor. Lo que nunca hubieran imaginado es que todo lo que ellas nos enseñaron hoy podría cambiar el mundo. Por eso esta es nuestra forma de agradecerles todo lo que han hecho por la vida, aunque hoy no las podamos abrazar”. Y podrían continuar enumerando sin repetirse, sin cansarse, todas esas habilidades que despliegan a diario las madres sin darles importancia y sin ponerse ninguna medalla.

En estos días difíciles y duros, en los que la sensibilidad y la nostalgia están a flor de piel, Roberto Verino, la marca española nacida en 1982, ha querido homenajearlas con estas sentidas palabras y ayudar a los hijos a hacerles más llevadero el confinamiento. A través de su web (www.robertoverino.com/es/) se puede encargar un regalo: detalles, accesorios o una prenda de ropa para cuando nos abran definitivamente las compuertas. Cada madre lo recibirá en casa con una tarjeta de felicitación personalizada. Sé que todas se van a emocionar. Nunca esperan nada.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

5 × cinco =