PLA, MÁS MANOS, MENOS MÁQUINAS

por Clara Guzmán

Vuelve Pla a telademoda porque es una de las firmas españolas pionera en moda sostenible, en respeto a la naturaleza, a la artesanía tradicional y a los derechos de los trabajadores. Con este cúmulo de actuaciones positivas, no es de extrañar que siga concitando el interés de consumidores y empresarios del sector desde que su diseñadora y fundadora Irene Peukes (@irenepeukes) la pusiera en marcha el año 2012. Pla (www.pla.org.es) hace calzado y ropa sencilla y práctica pensando no sólo en quienes la vestirán y cubrirán sus pies, sino en todos aquellos trabajadores que participan en su fabricación.

Pla debe su nombre a una comarca del centro de la isla de Mallorca, donde la vida transcurre de forma apacible y donde existe un arraigado sentido de comunidad. Este sentimiento de comunidad también reside en el espíritu de esta firma cosmopolita, con una concepción de la moda universal que valora el trabajo artesano, que es el que marca la diferencia y hace que todos sus productos se conviertan en especiales y únicos. El lujo es hoy la artesanía de lo hecho a mano con los cinco sentidos.

La máxima de Pla es el respeto tanto a la naturaleza, de la que obtiene las materias primas, como a las personas que son las encargadas de hacer realidad los diseños de Irene Peukes. Pla hace zapatos de yute unisex a través de una cooperativa de mujeres en Bangladesh, según las directrices del comercio justo. Cada zapatos se hace con una trenza de yute que artesanos mallorquines rematan y montan con la suela. Cada par tiene un nombre sugerente y poético: Bonanova, Tramuntan o Lluc, en alusión a distintos lugares de Mallorca.

La colección textil está integrada por prendas de algodón tejido por una cooperativa de mujeres de Guatemala. El patronaje es fundamental, ya que la idea es aprovechar al máximo el tejido, que es donde radica el valor de la prenda, que se teje según técnicas ancestrales de la zona. Además de estas prendas, cuenta con una colección de sandalias con cintas bordadas y suela de madera que acaban artesanos mallorquines. Pla sólo utiliza tejidos y materiales naturales y sostenibles que ayudan a comunidades autóctonas a labrarse una forma de vida. Esta firma ama la artesanía y su lema es: “Más manos, menos máquinas”, porque cree que hay una manera de vivir y consumir diferente. Hecha con cabeza y con los pies en la tierra.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

5 × tres =