MELERO FLORISTAS: ENERGÍA PARA EL 2021

por Clara Guzmán

Mamen Melero nos asegura que está científicamente comprobado. Las flores naturales proporcionan alegría, bienestar y felicidad. Y qué mejor que estrenar este esperanzado 2021 escribiendo sobre Melero Floristas (www.melerofloristas.com), una empresa familiar que lleva cincuenta años haciéndonos la vida más agradable. Las flores siempre han sido un detalle de buen gusto y armonía, pero este dramático e inquietante año que dejamos atrás nos han confirmado que su belleza es también una reconfortante compañía.

Ha sido un año también de aprendizaje. La pandemia ha sido una gran maestra de vida y como siempre sucede hay quien ha hecho novillos y quien ha aprobado el curso con sobresaliente cum laude. Entre tantos alumnos aplicados está la sevillana Mamen Melero. Con qué entusiasmo, con qué energía, me cuenta que no se cruzó de brazos y que mientras esta primavera, y debido al estado de alarma, se perdían todas las flores en sus tiendas cerradas, todo el dinero invertido, ella se ponía manos a la obra.

“Compré una caja de flores, subí un vídeo a Instagram (@melerofloristas) y conté que la gente iba a seguir cumpliendo años, aniversarios, naciendo niños, que nosotros nos encargábamos de enviarles un ramo, un centro, una planta, lo que nos pidieran a la dirección que nos dijeran. Hemos hecho quinientos clientes en el confinamiento. Trabajaba en la cocina de mi casa y fui contactando con las empresas de mensajería, con taxistas… He acabado con un hombro hecho polvo, pero ha merecido la pena”.

“Para mí ha habido un antes y un después en las redes sociales a raíz de la pandemia. He conocido a gente maravillosa, no sólo como clientes, sino a nivel personal: Nuria Cobo, @nuriacobozapatos; Fran Antúnez y su @mesaconestilo; la interiorista Teresa Salido, @tessalidointeriorista … Soy de las que creen que hay que rodearse de gente positiva y no perder el tiempo lamiéndose las heridas. En nuestra empresa trabajamos los cuatro hermanos y mi padre Antonio Melero que, con sus 85 años, sigue siendo un puntal del negocio”.

Dice Mamen que la gente está invirtiendo el dinero que no se ha gastado en la Semana Santa ni en la Feria en sus casas, en la decoración. Y ahí también entran las flores. “Esta Navidad ha sido apoteósica. Todo el mundo quería rodearse de belleza y yo siempre doy algunos consejos para el mantenimiento. Las flores necesitan hidratación continua. Hay que quitarles el papel, los lazos que las envuelven, generadores de bacterias, antes de meterlas en agua. No está demostrado que echándoles aspirina o lejía duren más. El agua siempre debe estar limpia”.

“Para su mantenimiento, debemos hacer un corte oblicuo al tallo, así tienen más diámetro para recibir agua e hidratarse. Una de las flores que más sufre es la rosa, sobre todo en Sevilla, por eso aconsejamos regalarlas con un jarrón con agua para que llegue espléndida a su destino”. Dice Mamen que las mejores rosas del mundo están en Ecuador. “Los verdes de Kenia son maravillosos y Holanda es el país de las flores, pero desde la pandemia estamos comprando, por conciencia, el 80% en España, en Galicia, Chipiona y Murcia, y el resto, fuera”.

A la hora de contarme todo el negocio que han perdido en esta pandemia, no hay amargura, sino esperanza, en la voz de Mamen Melero. Las bodas, los eventos, los encargos de organismos oficiales, instituciones, empresas… Ellos, que fueron los primeros en inaugurar floristería en El Corte Inglés hace veinte años, y que ahora los podemos encontrar en el de Nervión. Pero también en la Puerta Carmona, enclave clásico de la marca, y en breve en el local que iba a inaugurarse el fatídico mes de marzo, en Menéndez Pelayo, 61. Sin olvidarnos de su página web, de Facebook e Instagram.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

1 + 19 =