WEMPE: JOYAS ENCADENADAS

por Clara Guzmán

“Encadenados” es un películón del gran maestro del cine negro, Alfred Hitchcock, con dos estrellas de la gran pantalla: Cary Grant e Ingrid Bergman. Tiene todos los ingredientes de las cintas clásicas, clásicas de 1948, que fue cuando se estrenó. Espías, nazis, romance de valentía y un beso que quedó para la historia del cine. Ahí es nada. Hoy traemos a telademoda.com unas joyas encadenadas que también quedarán para la historia de la joyería. Son de la firma Wempe (www.wempe.com). Casi nada.

Las piezas están compuestas por eslabones que, si son de grosor fino, producen un efecto minimalista, muy acorde para aquellas clientas alejadas del barroquismo. Si, por el contrario, se es amante de la abundancia y la exageración en las joyas, se puede decantar por diseños de mayor volumen o superponer varios. Lo que pretende Wempe con estas apuestas es que nadie se quede sin la pieza soñada. Unas piezas que llevan el calificativo de intemporales. O sea, clásicas. Como “Encadenados”.

Los diseños de eslabones quedan muy elegantes y estilosos, sobre todo en esta estación otoñal, donde todavía se va a cuerpo, expresión en desuso, pero entendida por todos. Para entonar un sobrio jersey de punto o destacar el escote de una camisa. En la elección del modelo entra en juego el estilo de cada persona. Hay quien prefiere una discreta pincelada y otros que se inclinan por una joya contundente, que se lleve el protagonismo de todo el “look”. Son tiempos de poner a trabajar la creatividad de cada uno.

Es verdad que no todas las firmas te facilitan adaptar sus diseños a tu personalidad. Por eso es de agradecer cuando te permiten fantasear con las piezas y adecuarlas a cualquier hora del día, a nuestro estado de ánimo y sobre todo a nuestro estilo. Esta empresa familiar, con sede en Hamburgo y fundada en 1878, está dirigida por Kim-Eva Wempe, nacida en 1962, y cuenta con 34 sucursales en ciudades de todo el mundo, incluida Nueva York, Madrid y Londres. La compañía ha estado estrechamente ligada durante generaciones a prestigiosas manufacturas relojeras de Suiza y Alemania.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

tres × 3 =