ESTHER AMO: “UN COMPLEMENTO INFORMA”

por Clara Guzmán
La creativa Esther Amo. Foto: ©Ernesto Castillo

Esther Amo (www.estheramo.com) es cordobesa de los pies a la cabeza. Lo dice orgullosa, al igual que añade que es, por tanto, muy metida en sí misma, contemplativa; de puertas para dentro, de recibir en casa. “Estudié en Córdoba diseño de joyería y luego en Sevilla dibujo aplicado a las artes gráficas. Serigrafía, que era la especialidad de Andy Warhol, capaz de convertir cualquier ídolo contemporáneo en un icono religioso. Soy una apasionada de Warhol, pero no, no me considero joyera. Yo soy una creativa que tiene una serie de habilidades”.

Colección Amo+ Montenegro. Foto: ©Mario Chavarría Gírela

Sus habilidades empezaron tal vez por contagio de su ambiente familiar. Su madre cose, borda, canta, pinta…y su padre era el pianista del grupo “Los boys del Sur“. Luego esas habilidades vieron la luz durante el tiempo que pasó de niña en Mallorca y empezó a hacer pendientes y collares de conchas y piedrecitas de la playa. “El mar Mediterráneo siempre me ha influido mucho”. Después, lo alternó con las madroñeras que o bien vendía o se las quedaba para ella, porque “adoro los complementos”.

Colección Equinoccio. Foto: ©Alberto G. Puras

“Al principio me decidí a hacer cinturones con hebillas exageradas en formas y tamaños, de fundición en bronce, pero fue a partir de 2009 cuando empecé a trabajar con diseñadores. Me estrené con Fernando Claro y después estuve dos temporadas con Antonio García. Es un trabajo que me gusta mucho porque da buenos frutos para ambos. Siempre me dan dado mucha libertad y nunca me han puesto un pero a mi obra. Luego Daniel Rabaneda (RBND) me pidió que creara una colección que complementara a la suya”.

Colección Esther Amo +RBND. Foto: ©Esther Amo
Colección Esther Amo +RBND. Foto: ©Esther Amo

“Daniel Rabaneda, que es sobrino de Paco Rabanne, quería seguir una línea actualizada del metal que utilizaba el modista en sus creaciones y que le valió el sobrenombre de “El metalúrgico”. Recuerdo que en ese momento estaba en Almería y el mar Mediterráneo, de nuevo, fue mi fuente de inspiración. He colaborado también con Roberto Diz, Vicky Martín Berrocal, y con un diseñador de Puerto Rico. Cada año he hecho los complementos de una colección, como la última de Nicolás Montenegro, que ha presentado este año en la Plataforma Sansumg EGO MBFWM“.

Colección Equinoccio. Foto: ©Alberto G. Puras

“En esta ocasión- dice Esther Amo- las piezas, en bronce pulido, han sido más barrocas, más historiadas, más clásicas. Un complemento informa, es un toque de atención y una lectura de lo que la gente quiere decir al ponérselo. Y, por supuesto, remata la vestimenta que lleves puesta. Todo lo hago aquí, en España, como tiene que ser. Yo soy muy patriota y en estos tiempos que corren, más”. Le pregunto sobre su pieza favorita y es rápida en contestar que todas las de su colección Equinoccio. “Es la naturaleza tratada de una forma simbólica, naif y ancestral”.

Cinturón de la colección Amo+Montenegro. Foto: ©Mario Chavarría Gírela

Esther Amo fue durante muchos años profesora de la Escuela de Diseño Ceade de Sevilla. “Mis alumnos aún me siguen buscando para hacerme consultas. La docencia es otra pequeña obra de arte en mi vida. Yo trabajo bajo pedido y estoy convencida de que el “low cost”, que tanto daño ha hecho a los oficios, no va a desaparecer. Pero la artesanía quedará para una élite y eso supondrá que se agrande aún más la diferencia de clases. De todas formas, una pieza artesanal lleva intrínseco el valor de la creatividad, no el que le quiera dar el marketing”.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

20 − quince =