“CRUZO LOS DEDOS”, LA PRIMERA COLECCIÓN DE ROPA DE CALLE DE DELIA NÚÑEZ

por Clara Guzmán
Foto: © @chemasoler_fotografob

Es verdad que a Delia Núñez (www.delianunez.com), como muy bien dice ella, el trabajo no le asusta. ¡Qué le va a asustar si siempre está inventado algo nuevo! En noviembre nos anunció, aquí en telademoda, el estreno de su línea de hogar, un volver a empezar en medio de esta pandemia que, como era de esperar, no ha podido con ella. Ahora, regresa para contarnos que acaba de lanzar su colección “Cruzo los dedos” de ropa de calle. Una ropa pandémica, como la ha bautizado esta diseñadora sevillana que lleva más de veinticinco años al pie de la aguja y el dedal.

Foto: © @chemasoler_fotografob

En su cuartel general de la calle Valparaíso, en el corazón del barrio de El Porvenir, conviven ahora, en perfecta armonía, sus trajes de flamenca, a los que nunca abandonará y que retomará cuando todo vuelva a la normalidad; su línea de hogar y su recién inaugurada colección. Todo es de color, como la canción de Lole y Manuel. Porque, según Delia, el color para ella es vital. “No sé vivir en blanco y negro. Es algo innato”. Lo que no dice es que también es innato ese don que tiene para saber hacer combinaciones vibrantes.

Foto: © @chemasoler_fotografob

“Cruzo los dedos” es una colección que le ha sabido coger el compás a los estragos del virus. “Es ropa cómoda, útil, práctica, con algunas diseños, muy pocos, para vestir. Tiene la línea de Flamenca Pol Núñez: es colorista, cómoda, está confeccionada con buenos tejidos y tiene diseño. Voy a hacer dos colecciones cápsula (pequeñas) al año. Una en verano y otra en invierno y el que quiera tener un abrigo, un chaleco, una chaqueta cómoda sabe que en Delia Núñez lo va a encontrar”.

Foto: © @chemasoler_fotografob

“Esta línea que acabo de lanzar será un apoyo a mi moda flamenca. Mi intención no es centrarme en ello, sino tenerlo como un complemento más en mi trayectoria. Quien no quiera comprarse un traje de flamenca tiene otra opción”. Delia, que lleva ser empresaria en la sangre, y que está orgullosa de venir de familia de empresarios, dice que el mérito de que su producción se venda lo tienen los clientes. “Con la línea de hogar tuve una respuesta extraordinaria. Mi colección “Cruzo los dedos” cuenta también con un club de fans, pero hay que trabajársela mucho para llegar al mayor público posible”.

Foto: © @chemasoler_fotografob

A Delia Núñez la Cámara de Comercio de Sevilla le entregó el pasado mes de marzo el premio “Mujer empresaria 2021”, en un acto que califica de entrañable. “Recuerdo que me llamó la secretaria del presidente de la Cámara, Francisco Herrero, y creí que era para que formara parte de un jurado que eligiera a la mejor empresaria. Menuda sorpresa me llevé cuando me dijo que había recaído en mí. Fui con mis hijos y con mi jefa de taller y en las palabras que pronuncié le dediqué el reconocimiento a mi familia”.

Foto: © @chemasoler_fotografob

“Todas las mujeres que trabajamos también fuera de casa, sabemos que le quitamos tiempo a nuestros hijos, pero a la larga le estamos dando una lección con nuestro ejemplo”. Pero Delia Núñez, a pesar de su ritmo de vida como empresaria y diseñadora, no se olvida de su lado solidario. “El viernes, 21 y el sábado, 22, de este mes, estaré en el Mercadillo de Nuevo Futuro, en los Jardines del Prado de San Sebastián, con todos los protocolos sanitarios. Ahora más que nunca hay que ayudar a estos niños. Su única fuente de ingresos es el Rastrillo y no se ha celebrado por la pandemia. Así que cuentan conmigo”.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

4 × cinco =