DESIGUAL X MARÍA ESCOTÉ: LA QUE SE AVECINA

por Clara Guzmán

Es la tercera colaboración de María Escoté (www.mariaescote.com) con Desigual (www.desigual.com) y ya está en las tiendas seleccionadas y en desigual.com la nueva colección de otoño-invierno. Había mucho interés por parte de los amantes de estas alianzas que se han fomentado después de la pandemia, por conocer en qué se ha basado la diseñadora a la hora de crearla. La inspiración le ha venido a María Escoté de tres ámbitos. A saber: la estética del arte digital, la tendencia “glitchcore“, que se caracteriza por su modo particular de editar imágenes y sonidos, y una reinterpretación de los clásicos tejidos tartanes, los de toda la vida.

El resultado de este insólito cóctel es un estampado único, patrones novedosos y siluetas de vanguardia. Pero, como siempre en todas las colecciones, están las estrellas que brillan con luz propia. Por un lado, un chaquetón “oversize”, de talla grande, en color negro, con un acabado satinado y con el interior estampado. Se trata de una prenda sostenible, como mandan los cánones actuales, muy funcional y cuyo acolchado está realizado con materiales reciclados.

Debajo, un minivestido ceñido de punto, con manga larga y estampado, con uno de los motivos más relevantes de la colección: sobre fondo negro, un tartán naranja con toques flúor que se distorsiona hasta que parece derretirse. El resultado son formas sinuosas para destacar la silueta de su portadora. La combinación de ambas prendas genera un “look” urbano y sofisticado, representativo de la estética de María Escoté para Desigual. Estos diseños pretenden darle un giro a nuestros armarios esta temporada. Un poco de variedad y colorido, donde la naturaleza también tiene presencia.

Los estampados conectan diferentes elementos, como el micelio; es decir, la estructura ramificada que forma la parte vegetativa de los hongos, tan de temporada. Los tonos flúor aportan luz y el tratamiento gráfico de los motivos conjuga lo orgánico con lo digital, reinterpretando los estampados naturales desde una perspectiva entre tecnológica y nostálgica. O sea, la tendencia “glitchcore”, con figuras humanas y también píxeles visibles.

Las siluetas son cien por cien urbanas: sudadera, un jersey XXL, un”puffer” o chaqueta confeccionada con tejido resplandeciente (todos sostenibles) y un vestido ceñido con cuello “perkins” y falda con vuelo. “Concibo las prendas como pequeñas obras artísticas, con grafismos muy trabajados y elaborados, con concepto detrás”, dice Escoté sobre esta colección. “Me gusta expresar un mensaje -añade- y la naturaleza está siempre presente en él, porque es una referencia de nuestro entorno que se refleja en el mundo digital”.

Desigual, como mis seguidores saben, es una compañía de moda internacional nacida en Barcelona en 1984. En la actualidad, cuenta con más de 2.700 empleados y está presente en 100 países a través de 10 canales de venta, 415 tiendas monomarca y seis categorías de producto: Mujer, hombre, niño, accesorios, zapatos y sport. María Escoté es una de las diseñadoras españolas con mayor reconocimiento internacional. Artistas como Beyoncé, Zendaya, Miley Cyrus o Katy Perry lucen sus prendas. Escoté lanzó su propia marca en 2006 y hoy sus diseños están en todo el mundo.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

3 × tres =