Bolsos sostenibles

por Clara Guzmán

bolso_ecologico_1

Agatha Ruiz de la Prada lo dijo en un foro de Yo Dona: “La ecología desempeñará un papel predominante, la forma de comprar se transformará por completo, consumiremos menos y con más cabeza…”. Sostenía Agatha esta tesis mucho antes de que la economía anduviera  en trance de ser sostenida y antes de que me llegara la información de que la firma de bolsos Braccialini ha lanzado una línea ecológica con el sugerente nombre de Amazonlife.

No me extraña que mi colega Dolors Massot le escribiera  a Agatha una peculiar biografía editada por Eunsa (Ediciones Universidad de Navarra, S.A. Pamplona). La información es poder, suelen decir los que lo ansían. Los otros, el resto de los humanos, nos conformamos con seguir a pie juntillas lo que dijo Gracián: “Hay mucho que saber y es poco el vivir. Y no se vive si no se sabe”.

bolso_ecologico_2

Pues nosotros hemos sabido que la firma Braccialini se ha apuntado al presente; es decir, a la ecología. Ya saben, la sostenibilidad es una palabra de moda. Anda que si lo llega a saber Tabucchi registra “Sostiene Pereira” en la SGAE. Dicen los que saben que en tiempos de crisis una producción limpia supone para las empresas un valor añadido frente al consumidor cada vez más exigente. Bueno, pues si nos quedan fuerzas tras arrastrar la crisis y su cohorte de agoreros, optimistas desatados y pesimistas estreñidos estaremos en disposición de sostener un bolso ecológico en nuestras vidas. Braccialini nos ofrece la línea Amazonlife, en la que sólo se utilizan materiales reciclables y medioambientales. Es decir, usted puede ir por la vida con la conciencia ecológica tranquila.

bolso_ecologico_5

Ecoelegante

Según me cuentan en Gabinete GIC , Amazonlife se vale de la naturaleza para dar forma a una colección que mezcla glamour con el  estilo ecoelegante (apunten el palabro porque lo van a oír mucho), todo ello combinado con los colores y las riquezas de Brasil (que está que se sale con Lula y las Olimpiadas), pero en particular de la Amazonia.

Esta línea contribuye al sostenimiento (antes los sostenes se quemaban en prueba de rebeldía feminista) de las civilizaciones autóctonas de Brasil , de la protección del medio ambiente y de la biodiversidad de esta región, que cuenta con un tercio de los bosques tropicales del mundo, que producen muchas de las materias primas empleadas por Amazonlife, como el caucho.

Gracias a la compra de este material, Amazonlife garantiza el trabajo a más de doscientas familias recolectoras de caucho de Boca do Acre, además de prestar ayuda concreta en la protección de 900.000 hectáreas de bosque virgen, el último gran pulmón de nuestro planeta. ¿A que se siente mucho mejor después de leer estas altruistas noticias?.

Aún hay más para alegrarle el día. Lea, por favor. Amazonlife transmite mensajes universales a través de creaciones exclusivas, donde sólo se utilizan materiales reciclados o ecológicos. Los colores empleados son, no podía de ser de otra manera, los de la tierra: marrones, verdes y la mezcla del negro en contraste con el rojo, fuscia y morado. Además,  en las aplicaciones nunca se utiliza el níquel.

bolso_ecologico_4

El tahalí

Para que vean que esta firma está en todo, las imágenes digitales se procesan con láser para proteger el medio ambiente; es decir, sus consignas son: no a la tala de árboles y sí a la salvaguarda de la civilización de los indios y al  respeto a sus tradiciones. El resultado es una colección de esport de suaves formas geométricas inspiradaen los sacos de caza de los indios.

En el inicio del bolso femenino, allá por el siglo XVI, la inspiración vino del tahalí, una palabra de origen árabe que designaba un estuche de cuero, en el que los moros guardaban amuletos del Corán. Como en otras ocasiones y debido a que el hombre “inventó” la moda (fue el primero en salir a la calle a relacionarse), las mujeres adaptaron el tahalí a sus necesidades; o sea, para depositar sus perfumeros, tijeras y demás necesarias fruslerías que se suelen guardar en esos habitáculos hoy llamados bolsos. Por entonces, como desconocían los términos sostenibilidad, medio ambiente o ecología, solían decorarlos con bordados e incrustraciones de pedrerías. Si echamos la vista atrás enseguida sabremos para qué sirve la modernidad. Aunque si me apuran no sé si esta tesis es sostenible.

Entradas relacionadas

18 comentarios

Randall 17 septiembre 2012 - 14:54

I love google for finding me sites like this

Responder
Chema 20 diciembre 2009 - 14:23

Este artículo es de premio. Qué manejo de la ironía, señora. Me he leído varios post, no muchos, la verdad, de los más recientes y este me ha llamado la atención. Soy nuevo en esta plaza, pero desde ahora asiduo.
Saludos desde Barcelona.

Responder
Elena Pinto 15 diciembre 2009 - 21:49

Me gustan mucho los bolsos grandes, donde por poco te metes tú, pero me ha encantado como está escrito este post. Es muy entretenido. Felicito a la bloguera. Leo este blog desde octubre. Me mandó el link una amiga de Sevilla. Yo vivo en Cádiz.

Responder
Levantisco 11 diciembre 2009 - 22:05

Vamos a ver, he leído los comentarios de alguna gente en este blog y son una pasada. Al que no le guste que no mire, se ha dicho siempre, y el que quiera ligar que se lo trabaje en el terreno donde se lo tiene que trabajar, no en un blog que es tan guapo. Soy levantisco, pero además es que soy de Levante. Ah, los bolsos son muy guapos también.

Responder
Jesusa 11 diciembre 2009 - 21:22

Enhorabuena por este blog, es distinto a todos.

Responder
Margot 11 diciembre 2009 - 21:13

me gusta este blog muchísimo y este post en concreto. No conozco a la bloguera, desgraciadamente porque no me importaría, debe ser una mujer muy interesante.

Responder
Jaime Lozano 11 diciembre 2009 - 20:38

Soy un apasionado de la moda y cuando tengo tiempo me meto a navegar por intenet. Hace unos meses encontré este blog y me pareció distinto, entre otras cosas porque la persona que escribo lo hace con gracia, documentada y sabiendo lo que dice. Escribo desde Gerona y mando un saludo a la bloguera y a sus visitantes.

Responder
Manolo 11 diciembre 2009 - 20:33

Me ha llamado la atención este artículo tan irónico y tan bien escrito. No sé nada de moda, ni tampoco me interesa, pero me han hablado de esta periodista y me ha picado la curiosidad. No me ha decepcionado, al contrario, considero que es un lujo tener gente que escribe tan bien dedicada a un mundo tenido por frívolo.

Responder
Angela Linares 11 diciembre 2009 - 20:15

Hola, escribo para contaros que me gusta leer este blog y que me lopaso muy bien leyendo los comentarios. Algunos se pasan. Me encantó el post de la maquilladora y el de la libélula. Pero es que me gustan mucho los bolsos. Son mi debilidad.

Responder
Fina 11 diciembre 2009 - 20:13

Me gustan estos bolsos, son diferentes y tienen clase. Os escribo desde Granada y también para deciros que me gusta este blog.

Responder
Nieves 11 diciembre 2009 - 19:09

Que bolsos tan chulos, haber si mi chico me regala uno. Me voy a poner mimosina.

Responder
Josechu 11 diciembre 2009 - 19:08

me lo paso del tres con este blog. Este post de los bolsos no tiene desperdicio, tiene una ironía de la leche. Yo a esta tía no la conozco pero escribe de puta madre. Me jode mucho algunos comentarios de gente estrecha de miras. A ver donde hay un blog de moda, donde se escriba tan bien, o donde se escriba. Todos son de fotos. Os escribo desde Madrid.

Responder
Consuelo 11 diciembre 2009 - 19:03

Estoy sorprendida de leer un artículo sobre bolsos en el que se tocan tantos otros aspectos de la vida.Felicito a la autora. Soy nueva en este blog.

Responder
Sonia 11 diciembre 2009 - 18:50

Me encantan estos bolsos y este blog

Responder
maite 11 diciembre 2009 - 18:42

Buen articulo, muy bien escrito y con mucha ironía

Responder
Queca 10 diciembre 2009 - 21:23

Curioso artículo y bonitos bolsos

Responder
Rosa 10 diciembre 2009 - 20:55

a mí también me gustaría sostener estos bolsos.

Responder
MARTA VERA 9 diciembre 2009 - 23:52

Me gustan las fruslerias y la palabra en sí misma. Clara además de gran escritora por supuesto ecologista (ahora ya que se lleva tanto reciclar, a ver si reciclamos en casa… yo desde luego a menos que tenga una cocina mas grande me es imposible, si meto algo mas me salgo yo… mientras tanto a comprar un bolso ecologista) Besos

Responder

Deja un comentario

catorce − tres =