MAHE, A LA BÚSQUEDA DE LA BELLEZA

por Clara Guzmán

Los complementos son ahora los reyes de las tendencias. Llevan años subidos al pedestal y todo apunta a que su reinado no será efímero. Encontrar una firma de complementos que aproveche todos los recursos para crear belleza no es fácil. Una firma que sea realmente sostenible, tampoco. Yo he conocido a Mahe-Taller de complementos (www. mahecomplementos.wordpress.com) y puede presumir de esos galones. A su frente, María Alguacil Herrero, una cordobesa de Cabra, con una larga trayectoria en enlazar arte y estética.

Licenciada en Bellas Artes en la especialidad de pintura, María ha compaginado durante una década su trabajo como diseñadora de complementos e ilustradora, con el de directora creativa de una importante empresa del sector “handmade” y de la lana. Con su hermana Chebe y la implicación de su madre Sofía Herrero, creó la firma “Hermanas Cabra”, que colaboró desde sus inicios con “Agua de Sevilla”. Todavía se recuerdan sus originales y maravillosos bolsos de seda y terciopelo.

“Mahe es una forma de llamar madre en Cabra, es una especie de anclaje familiar, por eso bauticé así a mi firma. Me gusta inspirarme en la naturaleza, que es una fuente de vida y de sanación. Para mí la vida es una búsqueda espiritual. El acto en sí de crear es lo que te eleva, ya sea unos pendientes o un cuadro. La belleza se puede encontrar en cualquier cosa, incluso en lo que se considera feo. La artesanía, la creatividad, es terapéutica y sanadora. Te puede salvar incluso de alguna tristeza”.

María, Mariché para sus amigos, me cuenta que aprovecha todos los recursos para crear, que sus complementos son sostenibles. “Mi madre era ama de casa y nos hacía los vestidos. Muchas de aquellas telas las reutilizo, como tantos materiales de mercería. Soy una buscadora de debajo de las piedras y encuentro verdaderos tesoros. Mi objetivo es darle valor a lo aparentemente inútil. Rescatar un material y darle una nueva percepción; darle vida a lo inadvertido y convertirlo en un objeto duradero”.

En Mahe-taller de complementos puedes encontrar pendientes de tela, su última novedad. “Porque son livianos, muy propios para el verano”. Pero también hay aros decorados con distintas piedras y otros que forman flores de colores. Y broches con cordón de seda dando prestancia a un botón que antes pasaba de puntillas por la caja de la costura. O redoblando la vistosidad de una piedra. “Me gusta depurar las formas. Antes era más barroca, pero esa tendencia va paralela a mi vida. Ahora me centro más en lo esencial”.

La pandemia le dejó colgada, como a todo el sector, su colección para la Feria, pero su creatividad ha vencido todos esos obstáculos y hoy traemos a telademoda.com algunos de sus últimos diseños. Se pueden adquirir en su página web e incluso, como la mayoría de los diseñadores, a través de su cuenta de Instagram (@mahe_taller_decomple). Mariché también escribe e ilustra cuentos y está muy orgullosa de las ilustraciones que ha realizado para “Agua”, el libro de poemas de su hermana Inmaculada.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

doce + 12 =