Los guardatiempos de Baume & Mercier

6 de agosto de 2016

 

 

Telademoda

 

Ahora porque se ha puesto de moda regalar los móviles de última generación, pero antes, los hitos académicos se solían premiar con un reloj. Incluso el novio recibía este regalo de la familia política antes de emprender la senda del matrimonio. Todavía hay quien conserva esas tradiciones, porque lo clásico es lo que nos suele preservar de los cantos de sirena. Y el tiempo sigue siendo el mejor escultor de la vida.

 

Telademoda

La firma de relojes suiza Baume &Mercier está por la labor de que perdure esa distinguida costumbre de que un buen reloj marque los tiempos del antes y el después en la vida de los jóvenes. Por eso ha creado la colección Classima, resultado del combinado de los modelos más emblemáticos de la firma y la adaptación  a los tiempos actuales. El regalo perfecto para Gabriel, el protagonista de la campaña publicitaria.

 

Telademoda

 

Gabriel es un joven de dieciocho años al que su padre le entrega un reloj de esta colección el mismo día en que empieza a estudiar en la Escuela de Arte y Diseño. El tiempo ha cumplido su misión y ya es un estudiante responsable decidido a hacer realidad sus sueños. Un clásico argumento para reconocer el paso a la vida adulta y a la independencia. Un momento que, evidentemente, marcará su vida.

 

Telademoda

 

El muchacho en cuestión no pierde un segundo en ponérselo en la muñeca y en decir al unísono: “Gracias, papá, este magnífico guardatiempo me recordará siempre este día”. La verdad es que el modelo Classima es para no olvidar. Incluye relojes de acero, oro rojo de 18 quilates o bicolor, con correas de aligátor, de acero o bicolor, que hacen las delicias de los coleccionistas de guardatiempos exclusivos.

 

Telademoda

 

Hay modelos de calibre mecánico automático (visible a través del fondo de zafiro) o con movimiento de cuarzo de manufactura suiza. La colección original se presentaba en diámetros de 39 y 42 mm, a los que el año pasado se sumó una versión de 40 mm para esos jóvenes que prefieren llevar un reloj elegante pero discreto. Estas piezas están disponibles con distintas esferas, algunas de ellas con la mítica decoración guilloché.

 

Telademoda

 

Pero la línea Classima también cuenta con versiones para mujer, porque ellas también marcan hitos académicos, faltaría más. Las cajas de 31 y 36,5 mm de diámetro de acero pulido se visten, según el modelo, con un bisel engastado de diamantes o en oro rojo de 18 quilates en la versión bicolor. Sus esferas son blancas o de nácar, adornadas con números romanos y decoración guilloché soleil. Un guardatiempo que reta a los años.

Sin comentarios todavía

Deje un comentario

Proudly using Dynamic Headers by Nicasio WordPress Design