LEBOR GABALA: CÓMO CUIDAR LAS PRENDAS DE PUNTO

por Clara Guzmán

Me gustan las prendas de punto de Lebor Gabala. Tienen empaque, estilo y calidad, esa palabra cuasi mágica que a partir de ahora va a ser muy demandada, o eso espero, por el consumidor. Poco y bueno frente a mucho y malo. He ahí la cuestión y que cada cuál decida. Hoy Lebor Gabala (www.leborgabala.com) cuenta en telademoda.com cinco prácticos consejos para que esa prenda dure y perdure en el armario, pero en la primera línea de fuego, que es lo que de verdad interesa.

Como firma española especializada en prendas de punto, Lebor Gabala tiene autoridad moral para desplegar su sabiduría en los métodos para preservar y conservar los diseños de lana. A saber: Lo primero es lavarla a mano con agua fría, con la prenda del revés. A continuación, secarla en posición horizontal sobre una toalla. ¿Que tarda en secarse? Sí, un poco, pero no se deformará y así seguirá radiante durante más tiempo.

Otro de los consejos de Lebor Gabala y que, sin quererlo, es causa de muchos estropicios, es no usar, en la medida de lo posible, la lana con prendas acrílicas encima: abrigos y forros sintéticos, que al rozar el punto lo deterioran. El tercer consejo es procurar tener el máximo cuidado con las etiquetas interiores de cualquier pieza que se ponga encima de la prenda de punto, ya que con el roce o fricción pueden estropearla y luego preguntarnos: “Pero, ¿qué ha pasado?”

El cuarto consejo es no llevar la prenda, en la medida de lo posible, dos días seguidos. Es conveniente dejarla reposar, que macere, como los buenos guisos. Y la quinta y última nos va a sorprender. Hay que procurar guardar las prendas dobladas en un lugar fresco y seco, y sobre todo, no colgarlas en perchas que ahí es donde se deforman. Lebor Gabala tiene en todas sus colecciones prendas en diferentes lanas y en variados grosores: jerséis, rebecas, abrigos, chaquetas.

Para quienes lo desconozcan, Lebor Gabala es la adaptación fonética de Leabhar Ghabhála Erenn, título de un libro celta que significa “el libro de las conquistas”. Pero también designa a una firma de moda femenina, hecha en España, sin salir de casa, con el activo que eso supone en la actualidad. Radicada en Barcelona, tiene al frente a Maite Muñoz, una experimentada diseñadora, con una interesante trayectoria en el mundo de la moda.

Lebor Gabala, que desde sus inicios basa sus colecciones en el punto, está conquistando no sólo al público nacional, sino también al internacional. ¿El secreto? Las cuidadas creaciones de Maite Muñoz, muy en la tónica de lo que de verdad quiere la mujer actual. Ropa muy ponible- por fin este adjetivo ya figura en la RAE- para el día a día. Ya sea para teletrabajar desde casa, donde no estará exenta de reuniones vía telemática, o en un lugar físico.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

8 + quince =