Gadafi, el Petronio libio

por Clara Guzmán

Entre bombardeo y bombardeo, “porque yo lo valgo”, el coronel libio Muamar el Gadafi sueña con exhibir prendas de su amplio vestuario en el Instituto del Vestido del Museo Metropolitano de Nueva York. No es una broma, lo ha publicado “The New York Times” y los hombres de confianza del líder africano están trabajando para que se celebre en el 2013.

Al parecer, Gadafi, del que dicen se parece como una gota de agua al periodista Jesús Quintero, El Loco de la Colina, es un Petronio libio. Petronio, escritor y político romano, era, según su coetáneo Tácito, un árbitro de la elegancia. Organizador de muchos de los espectáculos en la corte de Nerón, al estilo de nuestro Carlos Telmo actual, era un apasionado de la moda y el lujo. Petronio, que a lo peor era un hortera, para gustos están los colores, ha pasado a la historia como sinónimo de tipo distinguido.

Gadafi, que elige con esmero el atuendo que lucirá en cada acto oficial, es la versión sangrante de Imelda Marcos y sus tropecientos zapatos. Esos que, al salir por piernas de Filipinas, se quedaron en el armario porque no hubo tiempo de aplicar el grito de “coge los tacones y corre”.  Al parecer,  uno de los edecanes del militar libio, un tal Zainab Bint Abu Talib,  cercano al Ministerio de Cultura, ha confesado en una carta estar “muy preocupado” por la seguridad de más de tres mil objetos de “imponente magnificencia” pertenecientes al vestidor del líder. A saber: uniformes militares, ropa deportiva, túnicas, trajes de todo tipo, color y condición suprema, que hacen de su “señorito” un Petronio africano.

Según el diario, el gobierno de Trípoli está moviendo todos los hilos para que el mundo conozca el fondo (vasto fondo) de armario de uno de los “hombres mejor vestidos de los últimos 50 años”,  en palabras del referido colaborador del Ministerio de Cultura, escritas en la carta de marras.  Añade  en la misiva que el líder africano es una  fuente de inspiración para las celebridades. Nunca la moda fue tan frívola.

Entradas relacionadas

17 comentarios

Dennis 17 septiembre 2012 - 14:04

Thats what I’ve been looking for

Responder
Sergio 1 mayo 2011 - 21:30

Muy bueno el artículo, como de costumbre.
Se puede ser más hortera y fastuoso que este hombre????
La foto del bastón lo dice todo…
Esa forma de vestir ya refleja bastante poca consideración hacia los demás dada la situación actual. He aquí un claro reflejo de su forma de ser…

Responder
Rosario Fernández Verjel 1 mayo 2011 - 12:51

Los rebeldes que luchan contra Gadafi lo hacen porque prefieren morir luchando por su país que ser asesinados lentamente, día a día, por un dictador. Libios de diferente condición, de opinones políticas y religiosas opuestas no han duda en sumarse a los vientos de libertad que soplan por todo el mundo árabe y unirse para librar a su país de Gadafi y su familia. La vieja Europa ya se ve, a penas sabe ni contesta. Si la revolución no triunfa, ¿somos conscientes de la sangrienta venganza que se puede producir?, ¿qué haremos entonces? pedirle a Gadafi el nombre de su estilista de cabecera?.

Responder
Juan Perez Garramiola 30 abril 2011 - 14:31

Veo que usa poco el gel de baño y del Champu ni hablamos .

Responder
Alejandro Reche 29 abril 2011 - 20:43

¿Se puede solicitar algo de lo que este señor muestre? Se me han antojado algunas cosillas pa llevarlas pa andar por casa. Muy bueno Clara

Responder
Regla 29 abril 2011 - 20:23

Este tio será un hortera pero está muriendo mucha gente por su politica. Mientras tanto anda preocupado por exhibir sus llamativas ropas en Nueva York. ¿Estamos locos ?

Responder
MARTA VERA 29 abril 2011 - 14:14

Yo me pido el superbastón que más parece la lanza de un pertigista. A este personaje no hay por donde cogerlo, ostentoso hasta decir basta.
Me ha encantado el artículo. Besos Clara

Responder
pedro gonzalez 29 abril 2011 - 10:55

Hola Clara. Qué alegría saber de ti. ¿Cómo estás? .Seguramente bien. Ya ves intentando introducirme en el “blogerío”. No sé…no sé. Ahora estoy en el proceso de dudar de cada palabra que escribo referente a su ortografía. A la vejez cometiendo faltas. Qué vamos a hacerle. Lo de Gadafi no tiene nombre. Es genial tu comparación. Su indumentaria me recuerda es estilo de algún que otro diseñador. Ya hablaremos en privado tu y yo. Un besote Clara.

Responder
Sevillano 29 abril 2011 - 10:47

El tio sera un hortera pero ademas es un sanguinario. Lo de los ropajes es propio de estos señores. ¿Como era aquel el Idi Amin Dadá? Ese tambien era un hortera que acumulo riquezas por un tubo

Responder
Macu 28 abril 2011 - 22:08

Me hace gracia el texto. Lo de Imelda Marcos. Esa otra que tal baila. Me llama la atención el vestuario del pollo, pero también el tinte. Creo que es farmatín, el que vende mi hermana en su farmacia. Es bueno pero para un tío canta mucho. Anda que el de Berlusconi, ese se pinta la cabeza, porque esta calvorota.

Responder
Dorita 28 abril 2011 - 21:06

Este hombre es un cínico, pero hay tantos en la clase política. Me ha gustado el artículo. No me habia enterado de esta noticia.

Responder
NEREA 28 abril 2011 - 18:22

Todos los dictadores son iguales les pierde el poder y poder tambien es el lujo, aunque sean horteras como este.

Responder
Ernesto 28 abril 2011 - 18:14

Pues si que se parece al Loco de la Colina. El tio no puede sr mas hortera, pero los trajes deben costar mucho dinero.

Responder
juan carlos 28 abril 2011 - 1:09

Desde luego que no se puede negar que en el mundo de la moda hay sitio para cualquiera.

Responder
Pilar 28 abril 2011 - 0:46

Pues yo me quedo con el colgante de oro mazizo a la altura de donde dijimos en esta última foto.

Responder
Pina 28 abril 2011 - 0:38

Me quedo con la túnica rosa rosae.

Responder
Santiago 28 abril 2011 - 0:31

Pues sí, se le ve horterilla al muchacho. Estos dictadores son todos iguales.

Responder

Deja un comentario

tres × 5 =