El cuentahílos. El último tren

por Clara Guzmán
Telademoda

© Javier Navarro Antolín

 

El tren ha quedado para el imaginario popular como el asidero de la esperanza. El tren se va y no vuelve o vuelve de otra manera, más baqueteado por la vida, que es como suelen estar siempre los semihéroes; esos que no son ni vencedores ni vencidos.  Al tren hay quien lo pilla en marcha y quien lo deja pasar porque en el último minuto elige la vía muerta. El tren de ahora va a la velocidad del rayo, como la vida misma. Por eso, cuando vemos los engranajes del traqueteo de antes nos tomamos un rato para saborear la nostalgia.

( Foto: Javier Navarro Antolín http://javiernavarroantolin.blogspot.com.es/)

7 comentarios

Merche 7 octubre 2014 - 13:47

Hola, me gusta esta foto pero me he metido en la web y tiene muchas más y muy chulas. Me encanta la fotografía y esta sección me parece muy bonita. Gracias.

Responder
Victoria. Libélula Lila 7 octubre 2014 - 8:36

Como siempre, no sé qué me gusta más si el texto o la foto. Enhorabuena a ambos autores.

Responder
Terete 6 octubre 2014 - 20:37

Hola, soy seguidora de este blog desde hace dos años y una de las cosas qu e más me gusta es el cuentahílos. Lo bien que está unido el texto a la foto. Los trenes me fascinan porque son una partida y a veces un regreso. El texto ha dado en la diana, como siempre y la foto espectacular.

Responder
Juan 6 octubre 2014 - 17:00

Muy buena foto la de Javier Navarro. La imagen de una catenaria que hace pocas décadas era un símbolo de progreso, hoy la vemos como algo inútil y desvencijado. Y estoy de acuerdo con Josele, los comentarios de la bloguera están a la altura de la foto.

Responder
Magdalena Brasa 6 octubre 2014 - 10:10

que bonito!!!

Responder
Fali 5 octubre 2014 - 22:48

Me gusta esto “El tren se va y no vuelve o vuelve de otra manera,” y es un fotón.

Responder
Josele 5 octubre 2014 - 21:56

La foto espectacular, pero y el texto? el texto en su sitio, como siempre. Que bien escribes.

Responder

Deja un comentario

17 − 5 =