El cuentahílos. Salir de Picnic

por Clara Guzmán

 

telademoda

© Tomy Ruiz Ortiz

No sé quién es esta chica, pero en cuanto la vi me llevó de su mano a Kim Novak cuando inicia ese baile erótico cinematográfico en tiempos en los que el erotismo era sacar un poco los pies del tiesto. Y Kim Novak, en Picnic, la película para mayores con reparo, lo único que quería era salir de una soledad impuesta en una sociedad cuadriculada. Y eso, claro, era sacar los pies del tiesto. No sé de las soledades de esta chica, de la de la foto en el eterno blanco y negro que hace saltar siempre las teclas de la memoria. No sé si en sus soledades habrá un William Holden aventurero que desbaratará su concepto de la vida. Pero a mí me parece que quiere cambiar, que quiere liberarse de las peores ligaduras, de las invisibles. Por eso inicia tal vez un paso de baile; se pone en marcha, y, en su aparente recogimiento, ha tomado la decisión de darle vida a su vida. Todas sabemos que para eso no es necesario ir de Picnic, pero a veces se nos olvida.

        (Foto: Tomy Ruiz Ortiz  http://facebook.com/jtomasruiz )

4 comentarios

Ana Marya 11 noviembre 2013 - 22:51

Muchísimas gracias Clara!!
Me identifico con lo que has escrito y gracias a ti y a Tomy ahora tengo una sonrisa en la cara 🙂

Responder
LOLA 9 noviembre 2013 - 21:39

La chica parece que viene del pasado: me gusta la frase darle vida a su vida

Responder
Susi 9 noviembre 2013 - 21:14

Siempre digo que est amujer tiene mucha imaginación. Peor hoy leyendo esto y mirando la foto también me he acordado de esa película que no era de mi época pero que me gusta mucho, Porque es verdad que lo que le pasaba a la protgonista era que estaba harta de esa vida tan gris que llevaba, la muchacha de la foto es muy mona.

Responder
Tomy Ruiz Ortiz Ortiz 10 noviembre 2013 - 1:34

Muchísimas gracias por darme la oportunidad Clara.
Fenomenal tu comentario , que por cierto…HAS DADO DE LLENO!!!

Responder

Deja un comentario

17 − 3 =