El cuentahílos. Flamenca

por Clara Guzmán


© Ligüeri

No sé decir si se aprende o se lleva en los genes. No sé decir si requiere de enseñanza o la enseñanza forma parte del rito femenino. Llega con la primavera pero se gesta a lo largo del año. En la espera, se van haciendo cábalas de la hechura, del color, del estampado, del mantón que recibirá a la madrugada. A veces se les hace eterno, pero en nada volverán a ponerse flamencas.

(Foto: Ligüeri www.instagram.com/ligueri/ )

2 comentarios

Inmaculada 25 febrero 2019 - 3:55

PRECIOSO!

Responder
Clara Guzmán 25 febrero 2019 - 20:58

Muchas gracias, Inmaculada. Eres muy amable. La foto es una maravilla.

Responder

Deja un comentario

seis + dieciocho =