Reflexiones. Treinta años de la extinta Cibeles

6 de febrero de 2015

 

 

Telademoda

Un diseño del año 2013 del andaluz Leandro Cano, que desfilará el domingo. Foto: Viaestilo

Confieso que he vivido los mejores años de la extinta Cibeles. Eso es lo que tiene la mayoría de edad, que manejas más argumentos para poder reflexionar acerca de, por ejemplo, las tres décadas que cumple ahora el mayor foro de moda que tuvo España allá cuando gobernaron por primera vez los socialistas. La idea era redonda: promocionar la moda de España en una pasarela que fue adquiriendo fuste con los años y que ha acabado en brazos de sus patrocinadores. Tan aprisionada por ellos que ha perdido hasta su nombre. No quiero hacer una evocación a la nostalgia, no. Tampoco caer en la quimera. Cibeles fue una buena idea pero mal gestionada y como tal acabó siendo una pasarela más que compite en el calendario patrio con otras. Los llamados pesos pesados se han ido cayendo del cartel, por una causa u otra. O se fueron y volvieron. Y hay savia nueva, claro que la hay, pero a veces se queda ahí, en la pasarela, sin continuidad. Porque los principales problemas de la moda nacional continúan siendo los mismos.  ¿Que la institución ferial sólo puede abonar el 30% de su coste? Claro, la economía anda a trancas y barrancas, ¿no? Además lo que interesa ahora es difundir qué famoso ha empujado a otro para pillar sitio en el “front row”, o qué señora de torero entra en escena en plan diva hablando por el teléfono móvil.  Dicen que eso es lo que vende. Por no haber no hay ni analistas de moda ni de tendencias. Eso ya no se lleva. No obstante, a la extinta Cibeles le deseo una larga vida. Mucha más que la de aquella guerra. Sí, la de los treinta años.

3 Responses to “Reflexiones. Treinta años de la extinta Cibeles”

  1. Setefilla R. Madrigal 9 febrero, 2015 at 13:33 #

    Lejos de la frivolidad, de las excentricidades y del postureo de turno queda la moda de verdad, el análisis y la crítica periodista y, si bien es cierto que vive sus horas bajas, aún queda gente como tú Clara, que aún puede tener un criterio.

    ¡Un saludo!

  2. Antonio Manel 7 febrero, 2015 at 21:34 #

    Y sigue teniendo la misma directora.

  3. Elena Hache 7 febrero, 2015 at 13:04 #

    Eres más chula que un ocho. Así se escribe.

Leave a Reply