Protocolo. La mantilla en Semana Santa

4 de abril de 2012

 

La mantilla, una tradición que se renueva cada Semana Santa. Foto: Nieves Sanz

 

Es una tradición que, en los últimos años, se ha reavivado, pero todavía hay muchas normas protocolarias que se ignoran a la hora de vestirse  de mantilla el Jueves y el Viernes Santo. Para evitar esas anomalías que echan por tierra un rito, María Fernanda Sainz de la Maza, experta en Protocolo y Relaciones Institucionales, profesora de esta disciplina en los cursos de formación ocupacional,  nos dará las pautas a seguir, en una entrada con la que se inaugura la sección Protocolo en telademoda.

 

La pintora y diseñadora Esther Amo

 

 

“El protocolo exige que el vestido que se lleve con la mantilla negra en Semana Santa tiene que ser de color negro, manga larga o francesa y largo por debajo de la rodilla, aunque durante los años 30-40 se utilizó el traje largo.  Las telas pueden ser: terciopelo, seda, muaré, crepé… no siendo de encaje. Es inadmisible la minifalda, así como los pantalones. Se deben evitar los escotes pronunciados, ya que vamos a asistir  a los Santos Oficios y a visitar los Sagrarios.  El zapato será de  salón, siempre con tacón, y las medias, finas de color negro y lisas. Por lo que respecta al bolso, será de tipo cartera o con asa, pero siempre de tamaño pequeño y color negro o carey.

 

 

El uso de la peina se remonta al siglo XIX. Foto: Nieves Sanz

 

Se puede llevar un rosario de plata o azabache y guantes, que serán siempre de color negro.  El pelo se deberá llevar indefectiblemente recogido en un moño para que sujete a la peina. En lo que respecta a los complementos, el principal es la peina; su uso se remonta al siglo XIX, con el fin de que al ponerla se elevase la mantilla.  Sus antecedentes se encuentran en los tocados femeninos íberos, concretamente en las diademas y tiaras cuyas formas y aplicaciones son iguales a la peineta.

 

 

Con la mantilla negra no se deben llevar flores. Foto: Nieves Sanz

 

Las peinetas pueden ser de diferentes tonalidades, desde las más claras a las más oscuras de formas redondas, cuadradas y rectangulares. En Sevilla las que más se usan son las peinas de teja.  Las de media teja se utilizan para ceremonias fúnebres de miembros de la Familia Real. Pueden ser lisas o con dibujos calados.  Las peinas de carey o concha han sido sustituidas hoy en día por materiales sintéticos como el celuloide.  Las que más se usan son las rectangulares con remate semicircular.  Las de carey se siguen fabricando pero sólo por encargo, ya que su precio, debido a su escasez, es muy elevado. 

 

 

La empresaria Victoria Sainz de la Maza

 

Otro de los accesorios es el broche, que sirve para sujetar la mantilla a la peina por detrás, en la parte de la nuca.  Ha de ser de plata o de oro blanco. Hoy  en día se utilizan de bisutería. Los pendientes, siempre largos, de plata, oro blanco con brillantes o circonitas, conocidos como los de Virgen.  También son admisibles las perlas y el azabache, pero nunca los corales. Estos son para utilizarlos con la mantilla blanca.  Abstenerse de llevar claveles o flores tanto en la cabeza como en el pecho.

 

 

La mantilla no puede ser embargada. Foto: Nieves Sanz

 

Se puede llevar también  una gargantilla a juego con los pendientes, una cadena con una cruz o un collar de perlas. El buen gusto no está reñido con el dinero, teniendo en cuenta estos consejos iremos perfectas en estos días de nuestra Semana Mayor. La mantilla es una tradición que identifica a la mujer española en el mundo y ha propiciado la creación de verdaderas obras de arte que se conservan en las familias por generaciones. Posee un gran valor simbólico hasta el punto de que por ley no puede ser embargada”.

57 Comentarios a “Protocolo. La mantilla en Semana Santa”

  1. Mª Angeles Gomez Troya 21 abril, 2013 en 11:55 #

    En principio felicitarte por tu acertado articulo sobre la mantilla.
    Me gustaria consultarte, sobre una duda. Este Domingo de Resurreccion, vesti de mantilla con un traje color camel, sencillo hasta las rodillas y media manga.
    Y el escote adornado con flecos de seda del mismo tono del vestido.
    Pregunta: Es correcto el uso de flecos para una procesión de Gloria.
    Sín más te envio un saludo, esperando recibir tu respuesta

  2. FERNANDASainz de la MAza 13 abril, 2012 en 12:32 #

    Carmen: volviendo a la calidad de las mantillas estás pueden tener el encaje de blonda que es mas grueso y tiene un dibujo que al final hace unas ondas que se le conoce como punta de castañuelas. Las que son de encaje de Chantilly tienen un encaje muy fino y lleva dibujos de flores, el tul sobre en que va bordado es muy fino.
    Hoy en dia existen mantillas bordadas a máquina que están muy bien conseguidas sien do su precio más económico.
    saludos Mª Fernanda

  3. carmen castro valverde 12 abril, 2012 en 15:34 #

    NUNCA ME HE VESTIDO DE MANTILLA PERO ALGUN DIA LO HARE POR ESO ME GUSTARIA SABER COMO TIENE QUE SER LA MANTILLA A MI ME GUSTARIA QUE FUERA DE CALIDAD PERO ESTO COMO SE SABE, CUANTO PUEDE COSTAR ME GUSTARIA ME ASESORARAS SBRE ESTOS DETALLES,MUCHAS GRACIAS POR TODA LA INFOMACION QUE NOS HAS APORTADO ESPERO SIGAMOS TENIENDO Y APORTANDO UNOS CONOCIMIENTOS TAN VALIOSOS PARA LOS QUE NOS GUSTA TODO ESTO.

    • FERNANDASainz de la MAza 12 abril, 2012 en 18:16 #

      Con repecto al precio de las mantillas dependen de la calidad y antiguedad de las mismas y si están hecha a mano o a máquina . siSi están hechas a mano su precio es más elevado y si son antiguas y de Chantilly puede llegar a costae unos 3000 euros.
      Las dencaje de blonda suelen ser más econòmicas.
      A mí particuarmente me gustan más las de encaje de Chantilly pero tengo que reconocer que las hay de blonda maravillosas.
      Un saludo Mª FErnanda

  4. Only1woman 10 abril, 2012 en 10:14 #

    Ya el año pasado hablaba yo de este mismo tema, el profundo respeto que debe infundirnos el vestirnos de mantilla. Aunque en líneas generales abunda la corrección se ven largos y estrechos en los vestidos muy inadecuados así como maquillajes recargados que rompen el luto que simboliza este traje. Si te vistes, no hay que olvidar que hay que seguir esas reglas básicas, tampoco es tan difícil. Este año, la última de nuestras famosas en dar el cante ha sido la Lomana, cuyo traje de mantilla era excesivamente corto aunque fuera elegante.

  5. Alicia Cáceres 9 abril, 2012 en 0:53 #

    Me ha encantado el artículo. No debemos perder esta tradición. La innovación es necesaria, pero hay cosas que deben perdurar en el tiempo sin perder su esencia, sin dejar de ser lo que son, y la mantilla es una de ellas. Gracias, Clara, por este artículo.

  6. FERNANDASainz de la MAza 8 abril, 2012 en 17:36 #

    La edad correcta para ponerse mantilla es desde los dieciocho años , no teniendo límite de edad, las señoras mayores están muy elegantes con esta indumentaria

  7. LOLA 8 abril, 2012 en 13:47 #

    Quisiera saber la edad correcta para bestir de mantilla. y la opinion de qe niñas se bestin de mantillas en una cofradia tras el palio, un viernes santo, muchas gracias unsaludo

    • FERNANDASainz de la MAza 8 abril, 2012 en 17:33 #

      Manolo: !enhorabuena por tus trajes! Lo importante al vestirse de mantilla es respetar la tradicción,
      pienso que con un traje lo más sencillo posible con un largo razonable y una mantilla correctamente puesta se acierta no hacen falta joyas la principal joy ya se lleva puesta en la cabeza.
      Un saludo.

  8. Reyes 8 abril, 2012 en 0:24 #

    Ya era hora de que alguien pusiera las cosas claras y diera toda la información necesaria sobre el protocolo de la mantilla. Gracias a Dios es algo que últimamente se está empezando a recuperar, de hecho, este año he visto más mantillas que nunca, sobre todo chicas jóvenes (algo que estoy empezando a ver, porque yo me vestí por primera vez a los 18 y todo el mundo me miraba con cara de asombro porque solo se vestían de mantilla señoras mayores).
    El problema es que las niñas que empiezan a vestirse adaptan la mantilla a la ropa que se lleva ahora, es decir, se ponen vestidos cortos, extremadamente ajustados, muy escotados e incluso sin mangas…creo que este post deberíamos compartirlo con todas las mujeres que quieran conservar esta tradición para que no se pierda y siga permaneciendo como es debido.
    Muchas gracias.

  9. Solstyless 7 abril, 2012 en 14:00 #

    Clara que post más bonito a mi particularmente me encanta la mantilla, ver si en año que viene me puedo vestir =)

  10. Clara Guzmán 7 abril, 2012 en 13:57 #

    Estimado compañero que te identificas como periodista de Madrid: Muchas gracias por tus palabras. Me limito a ejercer mi profesión y existo gracias a todas esas personas que confían en mi trabajo, que son las que, con su fidelidad, permiten que mi blog siga vivo. Eres muy amable y con tus palabras me animas a seguir. Como cada día me animan a seguir todos esos lectores que, con sus comentarios, enriquecen telademoda.
    Saludos desde Sevilla.

  11. Periodista 7 abril, 2012 en 13:02 #

    Soy un periodista de Madrid y quiero felicitar a mi colega sevillana por este blog que es mucho más que un blog de moda. No sé si tus lectores sabrán apreciar que eres una persona polifacética, culta y distinguida. Con sólo ver tu telademoda se sabe. Sé que has seguido adelante sin rencores ni rencillas y que te has sabido adaptar a los tiempos. Eso te hace ser grande en estos momentos difíciles pero no imposibles.

  12. MIROPADEMARCA 7 abril, 2012 en 1:10 #

    Muchísimas gracias por la información. En Valencia las mantillas solamente se suelen usar cuando vas vestida de valenciana, a la ofrenda de flores a la Virgen y en la misa de San José, a mi me encanta ir al casal, a la concentración y esperar a que alguna señora de las de toda la vida me la coloque.
    También se suele usar para las bodas, las madrinas. Recuerdo que mi madre estuvo varios años ahorrando para una mantilla hecha a mano para la boda de mi hermano, y cuando terminó de pagarla, mi hermano nos anunció que se casaba por lo civil y con una francesa. La mantilla es la que desde entonces uso yo para la ofrenda. Mi madre no quiso ni estrenarla.

  13. Jorge 6 abril, 2012 en 14:36 #

    Es la primera vez que escribo en este blog. No soy de blogs pero este que no me lo toque nadie. Me encanta y no conozco a la bloguera. Ayer fui con mi novia guapísima vestida de mantilla y yo de traje. Mi novia iba con un traje negro con cuello a la caja, una cruz de su abuela y unos pendientes de mi madre. La peina y la mantilla son también de su abuela y como ha escrito alguien iba con mucha humildad, porque es creyente y sabe a lo que va, como yo. Estamos de luto y no hay flores que valgan, pero es que la sevillana que sabe se viste a la perfección y luego lo hace igualmente de flamenca. No hay mujeres como las sevillanas en elegancia y tronío, como dice mi abuelo. Y somos macarenos.

  14. Diego 6 abril, 2012 en 14:08 #

    Buenos días a los muchos lectores de este blog que va a acabar con mi matrimonio. Me paso más tiempo aquí que con mi pareja. He leído el articulo y los comentarios, algunos me han emocionadpo. Inmaculada ha dicho algo muy nuestro. Para el sevillano es más emotivo la Semana Santa que la Navidad. La mano de tu padre que te lleva a tu primera salida procesional; el amor con que tu madre te plancha la túnica, tu primera novia a tu lado de nazareno y no sigo porque ya me noto las lagrimas.

  15. Soledad 5 abril, 2012 en 21:58 #

    Aquí se han dado en dos claves. Una es lo de la humildad. Es v erdad hay muchas mujeres que se ponen demasiado altivas con la mantilla. La otra clave es la del acompañante. Esta mañana he visto a una chica impecable, preciosa, y su chico con unos vaqueros, un chubasquero y botas camperas.

  16. Marta Vera 5 abril, 2012 en 21:51 #

    Solo me he vestido una vez de mantilla cuando era mas joven y me va mas el traje de flamenca, la verdad.
    Nadie dice nada de los hombres que acompañan a las mujeres de mantilla que deben tener cuidado con la altura de sus tacones ya que la peina aporta una elevación considerable. Mas de una estampa tengo en mi memoria que pone de manifiesto la “altura” del acompañante…
    Lo de los claveles lo he visto en mas de una ocasión y pienso que puede ser que la costumbre de llevar flores al fallecido que después de alguna trasnochada melopea hayan acabado en la cabeza…
    Pero lo que no sabia es la inembargabilidad de la mantilla, sin duda habrá que invertir en acciones de este tipo.
    Felicidades por el articulo, Clara. Un beso

  17. Manolo Giraldo 5 abril, 2012 en 21:35 #

    Creo que es importante decir que la mantilla se debe lucir con humildad, sin pretensiones y siendo contenida en los movimientos por la calle. Gracias a las dos por esta entrada que creo que es muy bueno para conocer y querer las tradiciones.

  18. Maria 5 abril, 2012 en 20:23 #

    El artículo me ha parecido muy correcto, pero es la hoja que deberían repartirse a la hora de vestirse la mayoría de las chicas, que creen que todo vale, minifaldas, mangas de tirantas… y el luto nunca es compatible con flores en el exorno ni corales, y si lo exhiben no es opción correcta. Solamente con mantilla negra y en otras ceremonias podrían ponerse dichos exhornos.
    Enhorabuena por tu blog y artículo.

  19. Isabel 5 abril, 2012 en 17:24 #

    Hola a todos los muchos lectores de este blog tan interesante. Hoy he ayudado a vestirse de mantilla a mi sobrina y me ha servido muchísimo haber leído este articulo, sobre todo en los accesorios. Ha quedado guapísima y yo muy agradecida de contar con esta guía.

  20. olga 5 abril, 2012 en 16:35 #

    un artículo riguroso tanto periodística como protocolariamente hablando.Eso es llevar una mantilla como debe ser.Lo de innovar está muy bien para otras facetas de la moda,pero la mantilla es algo muy serio,con un altísimo sentido religioso en dónde la estética no puede ir por encima de los cánones de la tradición.Viendo tu artículo y la foto que he colgado en twitter de mi suegra,creo que podemos darle el aprobado con creces.Magnífica entrada.Y agradecidas aquellas sevillanas que,antes de vestirse,hayan pasado por tu blog.Un abrazo,Olga.

  21. Rocío 5 abril, 2012 en 13:55 #

    Buenos días. He salido a la calle y he visto a muchas señoras y jovencitas de mantilla. La mayoría, elegantísimas, correctas, como dice la experta en protocolo. A algunas las pierde el recargamiento y la falda demasiado corta, como sucede por regla general cuando se va vestida a diario o de fiesta. Felicidades por este blog tan interesante.

  22. Reyes 5 abril, 2012 en 13:47 #

    Hola Clara: Se nota que estas muy bien informada del protocolo del uso de la mantilla, todo lo que dices es muy acertado, deberían leerlo las que por desgracia no han tenido a su madres o abuela que a la vez se han vestido y han enseñado a la siguiente generación de como se lleva la mantilla, y que no se puede poner, y tu lo has explicado muy bien, Un abrazo Reyes

  23. Juan 5 abril, 2012 en 12:27 #

    Mis felicitaciones a la bloguera por esta nueva sección. Me parece muy acertado que se abra un apartado para las normas de protocolo o, dicho de otra manera, para las normas de educación o si se quiere de sentido común, que, como ya se dice por ahí, es el menos común de los sentidos.
    Sin entender mucho del pequeño debate que aquí se ha suscitado, lo confieso, me parece lógico que con la mantilla, una muestra de luto no lo olvidemos, no vaya ningún adorno floral.
    Y por último, sobre las “costumbres de toda la vida”, no olvidemos que nuestra memoria es muy traicionera y que por ” de toda la vida” puede abarcar un período de no más de diez años, que eso sí, fue muy importante en nuestra vida particular. ¿Qué es eso comparado con el uso de la peineta que se extiende por más de cien años? Por no hablar de la propia Semana Santa española, o sevillana en concreto, con una tradición de siglos.

  24. felipe vivas 5 abril, 2012 en 9:57 #

    Hace 28 años que llegué a Sevilla y una de las cosas que más ilusión me hacen (entre las muchas que me ofrece esta maravillosa cudad) es ver cada Jueves Santo la primer mujer vestida de mantilla, unos años la veo a las 10:00 otras a las 11:00 y no podeis imaginar la magia que me invade es como si presagiaran mi suerte, en mi interior estoy deseando ver la primera cuanto antes como si de ello dependiera el año entero, eso es magia. Creo que es la pieza mas bonita que tiene la cultura española en cuanto a tocados se refiere por que es diferente, elegante, y muy seria. Siempre pensé en Hacer una pero creo que las cosa bien hechas hay que dejarlas como están por eso son una gran fuente de inspiración y un estandarte para los sombrereros españoles. Gracias Clara, como siempre, por tu elocuencia y gracias también a la Sra. María Fernanda Saínz de la Maza por su lección de protocolo con la que estoy muy de acuerdo. Os deseo a todos que paseis una buena Semana Santa.

  25. Pietro Dolcemàscolo 4 abril, 2012 en 22:20 #

    Felicitaciones.
    Excelente la nota, sobre el protocolo, en el uso de la mantilla.
    Me hizo recordar, lo que decian mi madre y mi hermana.
    Pietro Dolcemàscolo

  26. Garbí 4 abril, 2012 en 17:00 #

    Muy acertada esta nueva sección dedicada al protocolo. Yo no soy de la tierra y por tanto no entiendo de mantillas, pero entiendo que deben lucirse siguiendo unas normas para no caer en la chabacanería.
    Nadie mejor que esta culta y elegante bloguera para enseñarnos cómo ponernos
    una mantilla, un pareo o cualquier otra prenda.

  27. Marta 4 abril, 2012 en 15:54 #

    Me vestí de mantilla con 18 años para complacer a mi abuela y también a mi madre. Recuerdo mi pavor en un primer momento: llevaba un broche de brillantes sujetando la mantilla al pelo; unas lágrimas de brillantes en las orejas; el rosario de nácar y plata de mi abuela, una pulsera rígida con tres brillantes de muchos kilates y una mantilla de chantilly que tenia mas de cincuenta años. ¿Lo pasé bien? Creo que sí, pero la verdad lo que recuerdo es que me iba tocando todo el tiempo las orejas, la muñeca y el moño…, pero eso sí, mi abuela feliz y yo monísima en las fotos.

  28. Fini 4 abril, 2012 en 15:32 #

    Me parece elegantísimo ir vestida de mantilla, las fotos son preciosas, las niñas de la primera foto son monísimas y van muy correctas. Estoy enganchada a ese blog y ahora con protocolo, yo ni tele ni nada.

  29. cande 4 abril, 2012 en 15:16 #

    me encanta esta entrada os confieso es una asignatura que tengo pendiente algun año vestirme de mantilla pero me gustaria hacerlo bien he visto desde 35 € hasta 600€ no se seri el vestido de terciopelo negro seguro pero la mantilla nose ?…..

  30. Rosa Cuervas 4 abril, 2012 en 14:55 #

    Me gusta muchísimo esta nueva sección de Tela de Moda.
    En el dia a dia en mi atelier cuando atiendo a una clienta para madrina , madre de novia o invitada surgen preguntas de protocolo.
    Sin duda recomendaré a partir de ahora aun mas este magnífico blog y lo visitaré in situ junto a mis clientas mientras este diseñándoles sus looks.
    Gracias Clara.

  31. Ana V. 4 abril, 2012 en 14:44 #

    Efectivamente, estoy con la respuesta de Fernanda Sainz de la Maza, si nos ponemos un traje de encaje con la mantilla, la mantilla pierde notoriedad y además se vería muy recargado. Enhorabuena por el artículo.

  32. Josita 4 abril, 2012 en 13:47 #

    ¿Flores cuando se va de luto? No entiendo nada de nada. Yo siempre me he vestido de mantilla y nunca me he puesto un clavel, qué atrocidad. A mí me enseñó mi madre y es como dice esta experta en protocolo. Muy buena idea de añadir esta sección, el blog no puede ser más completo.

  33. Inmaculada 4 abril, 2012 en 13:40 #

    Gracias a Dios por este recordatorio. Cada año se ven estilos que nada tienen que ver con la elegancia de vestir una mantilla. Con ello no me refiero solo a los claveles o corales sino a esas peinas pequeñísimas y puestas hacia atràs, que se complementan con manoletinas y un maquillaje casi enfermizo. En los últimos años cada vez se aprecia mas esta tendencia quizà manifestación de una tribu urbana de esta ciudad.
    Como nací en abril mi abuela me regaló una mantilla y su peina. Llevaba esperando ese momento desde que era pequeña. Era muy rigurosa con el protocolo e incluso me enseñó a colocarme la peina sola. Desde hace ya muchos años me visto sola, pidiendo ayuda para ponerme broche. Es un día muy especial para mi. El nudito en la garganta al sentarme delante del espejo no hay quien me lo quite. Ayer comentaba con una amiga que para muchos de nosotros estos días son los más señalados para acordarnos de los que ya no están. Mucho más que en navidad.

  34. sevillana 4 abril, 2012 en 12:48 #

    Independientemente de ser Jueves o Viernes Santo, el sentido de vestir de mantilla es el luto riguroso por la muerte de Cristo. El luto riguroso no admite color alguno en complementos ni en joyería, como los corales o cualquier otra piedra diferente al neutro de los brillantes o al negro del azabache, ni tampoco ningún tipo de manifestación festiva como lucir un clavel rojo o cualquier otra flor como adorno.
    A pocos velatorios se nos ocurriría ir con flores rojas en el pelo o en el escote.
    El motivo de no recomendar encaje en el vestido, a mi entender, es que es muy posible que choque con el encaje de la mantilla quedando este último deslucido,cuando es la mantilla es la verdadera protagonista del atuendo.
    Durante toda la vida cada cual ha vestido de mantilla como ha querido, pero hay ciertas normas protocolarias que deben ser de cumplimiento en consonancia con el sentido y el significado de tan seria vestimenta. Mi más sincera enhorabuena por el artículo.

    • Gerard 6 abril, 2012 en 1:46 #

      Me aclara mucho su respuesta muchas gracias.

  35. Gloria Bendita 4 abril, 2012 en 11:02 #

    Siempre me ha parecido muy muy elegante una mujer vestida de mantilla, así como Sevilla!!

  36. Rosabel 4 abril, 2012 en 10:31 #

    Yo , según la tradición muy antigua de mi madre, tías, abuelas y bisabuelas, según ellas y yo que siempre he vestido desde los 18 años, se que se lleva en el pelo claveles rojos el jueves santo y sin flores el viernes santo, tradición que se ha perdido y esto antes era como yo digo, puesto que mis amigas y yo lo hemos hecho, asi como llevar pendientes de coral, porque ademas los míos son herencia de familia para vestir de mantilla. También se puede llevar traje de encaje, que yo he tenido varios. Lo demás que dices es correcto. Esto siempre ha sido la tradición en Sevilla, hasta hace 15 años, que yo deje de vestirme de mantilla. Estas tradiciones que he expuesto son las de aquí, pero parece que se han adoptado las costumbres de otros sitios. Yo tengo fotos y retratos muy antiguos que demuestran lo que digo de los claveles en la cabeza el jueves santo

  37. Mª José 4 abril, 2012 en 9:41 #

    Me ha gustado mucho leer este artículo. Me gustan mucho las mantillas y las peinetas y me gustan las tradiciones. Me ha sorprendido gratamente el hecho de que por ley no pueda embargarse una mantilla (que en algunos casos deben de ser joyas). Que bonito.

  38. concha 4 abril, 2012 en 9:39 #

    Buenos días clara, leer estos textos es volver a mi infancia en Granada, cuando hacíamos la visitas a las iglesias creo que el viernes santo tenía un nombre pero no lo recuerdo. Creo que a los andaluces nos llena de nostalgia y sentimos que se debe de mantener. ¿pero crees que a los demás no los ve como un disfraz? ¿como un tema mas folclorico que otra cosa?

    Bueno, a mi me gusta porque escribes muy bien y me gusta leerte.

  39. Ana Casquete 4 abril, 2012 en 8:30 #

    Clara está bien definir las normas sobre su uso,porque desps en la calle se ve cada cosa, y tu piensas,por Dios señora.

  40. Gerard 4 abril, 2012 en 3:39 #

    “Las telas pueden ser: terciopelo, seda, muaré, crepé… no siendo de encaje”
    ¿Cual es el motivo de que no pueda ser encaje?¿Asi lo dicta el protocolo?
    Muchisimas gracias, espero respuesta.

    • FERNANDASainz de la MAza 4 abril, 2012 en 14:36 #

      Gerad: El protocolo no dice que las telas no puedan ser de encajes, pero como la mantilla si tiene
      unos encajes maravillosos para que estos resalten más se recomienda que el traje no los lleve para evitar un efecto demasiado recargado.

      • Gerard 6 abril, 2012 en 0:15 #

        Gracias por la respuesta.

    • Rosa Cuervas 4 abril, 2012 en 14:48 #

      Al llevar ya la mantilla que es de encaje no queda bien poner en el vestido otro encaje.
      Los dibujos que lleva bordados la mantilla no serian iguales y al caer el encaje de esta encima del encaje del vestido se perderia la visión del dibujo.
      Un saludo.

      • Gerard 6 abril, 2012 en 0:16 #

        Muchas gracias por responder.

  41. Noe_Sev 4 abril, 2012 en 1:17 #

    Sabes que no pertenezco a esta tierra y el vestirse con mantilla es ajeno a mi, por lo cual todo lo que nos cuentas es nuevo para mí.
    Desde luego es un honor contar con las lecciones de una experta en Protocolo como es María Fernanda Sainz de la Maza a la que no tengo el gusto de conocer, pero leyendo sus recomendaciones tan directas y sencillas de comprender, sería un placer y sobre todo un honor porder hacerlo.
    Nunca me he puesto una mantilla negra y dudo que lo haga porque no está en mis tradiciones y nos soy creyente, así que para mí en concreto sería disfrazarme, no voy a mentir porque sabes que no es mi estilo.
    Pero desde luego para quien lo haga yo le pediría por favor que leyera con atención todo este artículo y que no desvirtuase algo tan arraigado a la semana santa sevillana como es el vestirse de mantilla en condiciones. Nada de cargarse esta tradición tan bella con la idea de innovar!

    Millones de gracias por esta nueva sección que nos ofreces sobre el Protocolo en tu blog. De verdad considero que ya era hora de que los buenos modales y costumbres se vayan recuperando y más de mano de ti que eres la persona más apropiada para ello.

    Gracias como siempre por instruirme de forma gratuita, aprendo más contigo que asistiendo a clases porque tu forma de llegar a los que te leemos es cercana y cariñosa pero a la vez muy rigurosa como la gran periodista que eres!!

    Un beso grande mi niña!!

  42. MA José Sánchez Espinar 4 abril, 2012 en 1:06 #

    Me encanta tu sección sobre las mantillas,esta tradición no se debería perder nunca .Cuando mis clientas me compran alguna ,siempre les digo que llevan una joya para toda la vida ,que podrá heredarse.

  43. Antonio 4 abril, 2012 en 0:57 #

    Bellísima, Esther Amo, bellísima.

  44. EMILIA 4 abril, 2012 en 0:53 #

    Bellísimas fotos y un texto muy interesante, felicito a esta señora por hacer un trabajo tan bueno.

  45. Pilar Pages 4 abril, 2012 en 0:38 #

    Me ha gustado mucho, antes me vestia de mantilla. Muchos años lo hice.
    A mi madre tambien le gustaba mucho y queria que su nieta se vistiera, cosa que no
    llego a ver nunca, y ya no sera posible. Te comprendo Rocio…

    Enhorabuena Clara, besos.

  46. Gema 4 abril, 2012 en 0:36 #

    Enhorabuena, una razón más para seguir este blog tan leído.

  47. pilar BM 4 abril, 2012 en 0:27 #

    Me encanta lo que he leído. Una sección realmente útil.
    bss
    ,-)

  48. Beita 4 abril, 2012 en 0:23 #

    A mi me encanta vestirme de mantilla, es una forma maravillosa de formar parte de la Semana Santa, una señal de respeto y luto y una tradición de lo más elegante y femenina!! Que no se pierda nunca!!

    Rocio, cariño, piensa que ella te mira desde una ventanita del cielo y que le encantaría verte de mantilla (que además tu tienes que ser una mantilla preciosa!!).

    Besos Clara!

  49. Rocío Reche Selas 4 abril, 2012 en 0:15 #

    La ilusión de mi abuela es que yo me vistiera de mantilla y el año pasado que me iba a vestir, se puso malita, y días después se fue.
    Creo que no me vestiré nunca, porque ella ya no esta, pero me encanta ver por Sevilla el Jueves Santo a las mujeres vestidas de mantilla visitando las iglesias.
    Me encanta esta nueva sección Clara.
    Muchos besos y enhorabuena!

Enlaces y notificaciones

  1. Chantilly de negro luto | Un Buen Fondo de Armario - 14 noviembre, 2014

    [...] un post dedicado a las mantillas centrado en cómo lucirlas (aquí) y Clara Guzmán en su blog (Telademoda) ha publicado con todo lujo de detalles el protocolo para lucirlas. Hoy os quiero traer las [...]

Deje un comentario