MAM COMPLEMENTOS, LOS CINTURONES QUE MARCAN TU “LOOK”

por Clara Guzmán

A la firma Mam Complementos @mamcomplementos la he conocido a través de Instagram, la gran plaza pública de la moda. Detrás está la jerezana María Ansorena Marenco, que dio vida a su marca de cinturones con las iniciales de su nombre y de sus dos apellidos. Todo empezó poco a poco, como suele suceder. Primero se dirigió a su círculo de amigos hasta que el boca a boca se convirtió en la necesidad de crear una empresa. De eso hace unos seis años y ahora compatibiliza su trabajo en la empresa familiar con el diseño y venta de cinturones. ¿Quién dijo que en Andalucía no hay emprendedores?

La tortuga es el logo de Mam Complementos, porque la tortuga es muy significativa para María. No sólo se hizo un tatuaje en su juventud, sino que ahora es el emblema de sus cinturones, el que más pide la gente; el que más se vende. “Empecé haciendo cinturones con una piel básica, de cuero, y la hebilla de la tortuga. Tuve mucho éxito y a la tortuga se sumaron un camaleón y una mosca. Esos fueron los primeros motivos con los que adorné este complemento. Fue una época en la que volvieron a ponerse de moda, porque habían estado un tiempo bastante orillados”.

“Empecé a hacerlos porque no encontraba en el mercado ninguno que me gustara. En esos años era difícil que se diseñaran; poca gente se ocupaba de ellos. A excepción de las hebillas que las compro en Italia y Francia, todo lo demás está hecho en España. Las pieles son de Ubrique y las fundas de tela de algodón también las confeccionamos aquí. A medida que iba consolidándose el negocio, la clientela me pedía más diseños y tipos de pieles. Introduje color, serpiente, cocodrilo, hebillas intercambiables. Al principio, las hebillas eran de tornillos y pedí al fabricante que me pusiera clips para que, con el mismo cinturón, se pudieran alternar”.


Mam Complementos vende en su tienda “online” (www.mamcomplementos.com), en su “showroom” de Jerez y en distintas tiendas multimarcas de España, entre ellas Sonia Bolín, en Madrid; La Central, en Santander, El Almacén, de Sotogrande o MJunly en Barcelona. “En Portugal, que es un país que me encanta, tengo mucha clientela. Y ahora estoy interesada en buscar una “influencer” de allí, así como un punto de venta”. María Ansorena cree que el accesorio ha vuelto, sobre todo el cinturón. “Un cinturón te estiliza, cambia el “look”, te lo hace más informal o más elegante. En verano, te pones un cinturón con un vestido largo y te realza”.

“Estoy a favor del consumo responsable. Creo que hay que invertir en poco pero bueno. Un buen abrigo, un buen jersey de cachemira. Un cinturón, que es para toda la vida. Tengo la satisfacción de que muchos de mis clientes son fieles y eso es una garantía de que el producto es bueno. Mi cinturón preferido es el de la hebilla con la tortuga, de la colección Quelona. Ahora tenemos una nueva versión con el caparazón de nácar. Todas las hebillas están hechas a mano, son artesanales y esta en concreto en Filipinas. Yo, que soy una apasionada de los zapatos, creo que con un buen par y un cinturón puedes salir a la calle y triunfar”.

Dice que no siempre hace caso de las tendencias, que es clásica y fiel a lo que le ha gustado siempre. “En Mam Complementos tenemos los tonos básicos: el cuero, el marrón chocolate, el negro y el color depende de la temporada. En la colección de reptiles podemos encontrar lagarto verde, cocodrilos azules, negros, serpiente natural…Las tallas van desde la 80 (34-36) a la 95 (42-44). No obstante, existe la opción de personalizarnos más pequeños o más grandes. Tardan de 10 a 15 días, sin incrementar el precio. Hay gente que no encuentra su talla y a mí me da la opción de tener una clientela más amplia”.

Deja un comentario

2 × cinco =