El cuentahílos. Remedios naturales

por Clara Guzmán
Telademoda

© José Lucas

En Cañaveral de León (Huelva) tenía un amigo médico. Uno de los fines de semana que fuimos a verlo tuvo un aviso. Le acompañamos por aquellas frondas de un verde luminoso hasta llegar a una casa, cuyos habitantes parecían sacados de “Los santos inocentes”. La ficción se suele parecer una barbaridad a la realidad. Porque aquella familia tenía mucho que ver con la Régula y el Azarías de Miguel Delibes, retratados para el cine por Mario Camus. Así que siempre que me hablan de Cañaveral de León me acuerdo de aquella mísera cueva. Me acuerdo de la niña enferma y de las perdices sangrantes que colgaban del techo. Me acuerdo de la resignada penuria y del servilismo heredado de aquella madre que guardaba como oro en paño una toalla impoluta para el médico. La chiquilla sólo tenía la enfermedad de la pobreza. Ese fue el diagnóstico. La década de los ochenta del siglo pasado echaba a andar y en este pueblo, como en tantos otros, había relojes de manecillas cojas. Ahora, cuando han pasado los años y contemplo esta  puesta de sol desde La Laguna de Cañaveral de León pienso que la naturaleza, a veces, muchas veces, es la mejor medicina para algunos males ¡Qué remedio!

(Foto: José Lucas www.joselucas.com)

24 comentarios

Sylvester 17 septiembre 2012 - 15:29

Heya i am for the first time here. I came across this board and I find It truly useful & it helped me out a lot. I hope to offer one thing back and help others such as you helped me.

Responder
Nieves 27 junio 2011 - 11:55

Una foto muy sugerente y relajante. Un buen fotógrafo sin lugar a dudas.

Responder
GREGO 24 junio 2011 - 13:33

Felicito al fotografo ,su foto transmite armonia y paz. Me encanta su luz ,y me sugiere que es una persona con mucha sensibilidad.

Responder
Gonzalo G. 23 junio 2011 - 1:40

Quisiera señalar que la foto y el texto son bastantes buenos, pero no se relacionan lo narrado con la imagen. La autora nos brinda una de las escenas costumbristas más repetidas de esa España que, por suerte, es antigua; mientras que se trata de uno de los atardeceres (al menos eso creo) mejor retratados con la laguna y unas casas que bien podrían formar parte de un buen cortijo. Es verdad que la region onubense ha mejorado con el tiempo, como también sucede con otra comarca deprimida clásica, Las Hurdes de Extremadura; pero en España existen asimetrías importantes.

Responder
Juan 21 junio 2011 - 23:13

Nos traslada la foto y el excelente comentario de Clara Guzmán a uno de esos “sures” a los que tanto tardó en llegar el desarrollo que eliminara la “enfermedad de la pobreza”. En este caso la zona fronteriza entre Huelva y Badajoz, donde tienen su asiento varias localidades con el apellido “de León”, quizás por ser el lugar de procedencia de sus primeros habitantes. No hace muchas semanas, recorrí la zona en una de esas actividades semideportivas que han cambiado de nombre con los tiempos. Lo que antes era excursionismo y ahora senderismo. Aunque la comarca sigue mostrando signos de atraso, me pareció muy distinta ya a la imagen descrita por la bloguera y que vivió hace treinta años (seguramente casi en la infancia)
Como ya dicen otros comentarios, en España han disminuido considerablemente esas asimetrías sociales, culturales y económicas que han perdurado tanto tiempo. Asimetrías a las que el fotógrafo parece también combatir, jugando con la superficie especular de la laguna.

Responder
Marian 21 junio 2011 - 18:25

La foto preciosa y el texto duro y entrañable. No conocia este blog y lo poquito que he visto me gusta.
Un saludo.

Responder
Ángeles 21 junio 2011 - 18:13

Fantástica frase: “La chiquilla sólo tenía la enfermedad de la pobreza”
La foto estupenda. Recomiendo echar un vistazo a la página web del fotógrafo. ¡Hay muchas más muy buenas!

Responder
Freskita 21 junio 2011 - 16:32

Muchas felicidades al fotógrafo por esta puesta de sol doblemente bella y a Clara por su comentario tan cierto de como es la vida, si te toca cara o cruz. Besos.

Responder
Maria 21 junio 2011 - 0:18

Al ver esta foto,dos cosas se me vienen la cabeza.Lo primero,me quedo sin palabras por la belleza de la foto,la podria contemplar muchisimo tiempo sin inmutarme.Y a renglón seguido pienso,increible como Clara Guzmán consigue con su texto trasnsportarte a ese lugar que nunca has conocido.Felicidades.

Responder
Jose Luis Navarro 20 junio 2011 - 13:18


Composición muy equilibrada.Consigue impregnarnos de serenidad y equilibrio.Bonita foto que cumple su cometido ampliamente.Gran texto que nos hace introducirnos en el paisaje.

Responder
Pina 18 junio 2011 - 22:17

Sí, es un texto triste pero real como la vida misma. Me encanta este blog porque es diferente a todo lo que bicheo en internet. Es muy literario. Felicidades.

Responder
claro de Juan 18 junio 2011 - 8:10

Felicidades Clara. un beso

Responder
Candy 17 junio 2011 - 22:31

LLevo hora y media bicheando en este blog y no me canso.Felicidades porque yo suelo cansarme enseguida.

Responder
Chelo 17 junio 2011 - 10:43

Querida Clara, ¿cómo puedes decir tanto en tan pocas lineas?, eres genial. Un beso, Chelo.

Responder
Darío 17 junio 2011 - 10:33

¿Triste el texto? Real como la vida misma. Yo soy de pueblo y sé de lo que habla la bloguera. Buen blog,muy bueno. Nada que ver con los petardeos de niñas bien metidas a cronistas de moda. Me muero por conocer a la bloguera.

Responder
patricio 17 junio 2011 - 0:08

La foto es relajante, sí, pero el texto es triste a mas no poder.

Responder
Victoria 16 junio 2011 - 22:26

qué bonita esta sección, Clara. No sería mala idea editar un libro con todos estos cuentos, creo que quedaría precioso.

Responder
Emma 16 junio 2011 - 18:32

Buenas tardes. Me he emocionado leyendo el texto de esta espléndida foto, sedante, como dice alguien. Mi padre era médico de un pueblo de Teruel, en una época de muchas penurias y más de una caso como el que cuenta la bloguera se encontró. España, afortunadamente, ha mejorado mucho, aunque ahora atravesemos una crisis profunda.

Responder
MARIA JESUS 16 junio 2011 - 11:59

Preciosa foto. Sedante. El texto, muy incisivo.

Responder
Marce 16 junio 2011 - 9:51

Realmente contemplar esta foto relaja mucho. Felicidades al autor.

Responder
MARTA VERA 16 junio 2011 - 9:15

Toda una poesía, guau!!!

Responder
Juan Carlos 16 junio 2011 - 9:04

Un texto muy acertado.

Responder
Brenda 16 junio 2011 - 0:08

Esta foto no sería nada sin este bonito texto.

Responder
susana pagés 17 junio 2011 - 17:08

genial!!! es muy fácil quedarse enganchada a tú blog!…felicidades

Responder

Deja un comentario

diez − diez =