Unas botas hechas para caminar

por Clara Guzmán

 

No sé si estas botas están hechas para caminar, como cantara Nancy Sinatra, pero tienen toda la pinta. Son de Onitsuka Tiger  y es el resultado de mezclar la tendencia deportiva de las zapatillas de baloncesto y la alpina de las botas de montaña. Porque caminar se ha convertido en el ejercicio más saludable y económico. Ya se sabe, con la crisis, todo se andará.

 

Dicen que en la mezcla está la riqueza, aseguran los expertos que de ahí viene la alianza de civilizaciones, aunque sólo dejara riqueza espiritual. Pero en el caso del calzado lo  importante es que nos lleve y nos traiga pisando tierra firme, sin temor a perder el equilibrio con esos temblorosos balanceos que se han puesto de moda con la excusa de que hacen más liviano el camino, cuando la gente lo que de verdad quiere es que le coma el tigre. Ese tigre que sonríe o se dispone a zamparse a su presa, a saber, desde los laterales de cada modelo, y que es el indicativo de que usted calza unos Onitsuka Tiger.

 

 

Porque «hay que ver cómo le ponen pedestal al alma unos zapatos bien elegidos», escribía Francisco Umbral, convencido en su estudiado dandismo de que los vestidos de los pies son los infalibles chivatos de  la extracción social de su portador. Lo dejó dicho para la posteridad del séptimo arte Hannibal Lecter. «Tu bolso es caro pero tus zapatos son baratos y eso me indica que eres una paleta». Clarice, la agente del FBI de la inquietante película «El silencio de los corderos», era la destinataria de su ácida invectiva.  Pues si nos ponemos así vayamos todos jubilosos y a paso ligero a que nos coma el tigre.

 

Entradas relacionadas

7 comentarios

Jeffry 17 septiembre 2012 - 15:11

You really know a lot 🙂

Responder
paco alorda 4 septiembre 2011 - 9:23

Ah! y referente a la condición social de nuestros pies…:
Hoy cualquier cateto con dinero se lo gasta en zapatos.
La clase y distinción social sigue teniendo un reporter; las buenas maneras.

Responder
paco alorda 4 septiembre 2011 - 9:17

Tienen muy buena pinta

Responder
Herminia 2 septiembre 2011 - 22:44

Me gustan las botas mucho, pero el texto es divertido y ocurrente a más no poder.

Responder
angela y adela taller de diseño 2 septiembre 2011 - 13:31

estoy de acuerdo con Alejandro Reches,la convinacion perfecta en el articulo,y el personaje de Hopkins magistral. es una de mis pelis favoritas.

Responder
Alejandro Reche Selas 2 septiembre 2011 - 0:29

Me encanta la combinación en tus artículos, como éste, de información útil y citas cinéfilas. Además, “El silencio de los corderos fue la primera película que vi en versión original y la voz de Hopkins me impresionó mucho. Buen artículo Clara, para “andar por el buen camino” jeje. Besos.

Responder
Paco P. 2 septiembre 2011 - 0:29

Unas botas muy majicas, si señor.

Responder

Responder a Herminia Cancelar Respuesta

3 + diecisiete =