OBJETIVO: SEGUIR ADELANTE

por Clara Guzmán

Inma Puchal, en su antiguo estudio. Ahora se ha instalado en Los Remedios. Foto: © Concha Carrasco/ @deinmestudio

No están todos los que son, pero sí son representativos de la profesión. Seis fotógrafos de moda de distintas generaciones hablan para telademoda de su oficio, en medio de una crisis sanitaria que ha dañado a una industria generadora de numerosos puestos de trabajo directos e indirectos. Trabajar y luchar son los dos verbos que hay que conjugar ahora, según Inma Puchal (@inmapuchal) una veterana del gremio. Con más de tres décadas en la profesión, empezó con doce años cuando su padre le regaló una “practika reflex”. Luego estudió la rama de Fotografía y Diseño de Bellas Artes y sacó matrícula de honor en Fotografía. Lo dice con comprensible orgullo, en medio de la mudanza de su estudio. A partir de ahora la encontraremos en la calle Virgen de la Victoria (www.deinmestudio.com) donde dispondrá también de un espacio “Exzéntrico” para pequeñas exposiciones, en el que además se impartirán cursos monográficos de distintas disciplinas.

Diseño de Lina para la revista @modaflamencasurrealista. Reportaje realizado en Isla Mayor. Foto: ©Inma Puchal

“Un fotógrafo de moda es un puntal de la industria. Está la moda con mayúsculas, los fabricantes y el diseñador autónomo o dueño de una pyme, que se avía con las fotos de su primo o de un amigo. Hay muchas firmas de prestigio para las que trabajo que han cerrado, sobre todo del sector de la moda flamenca, que les ha cogido de lleno con la producción realizada, encargada y vendida. Hay que buscar alternativas: empresas, hoteles, páginas web, en la parte creativa de moda. Y hacer vídeos de imagen, de pura imagen, que es lo que muchas firmas demandan ahora. Enfocaremos nuestra experiencia a otros sectores hasta que todo se nivele”. Dice que la moda le ha dado vida, que se trabaja mucho y acabas con la espalda hecha polvo del peso del equipo, pero que va a seguir al pie del objetivo en su empresa, con su “alter ego” Concha Carrasco, trabajadora, lista y en posesión del difícil don de la diplomacia.

Ernesto Castillo, en el “backstage” del Salón Internacional de Moda Flamenca (Simof). Foto: © @miguelmachucaphoto

“¿Que qué va a pasar a partir de ahora? Esa es la pregunta del millón. Pues todo el mundo a empezar de cero”. Así lo resume Ernesto Castillo (@ernestocastillofoto) catorce años en el oficio, profesor de fotografía en la Agencia Doble Erre, y con un recuerdo especial para sus maestros. “Empecé con Concha de la Rosa en su local de la calle Amparo y luego tuve la gran suerte de recalar en el estudio de Inma Puchal como asistente y retocador. Ella y Concha me han enseñado casi todo lo que sé. En el confinamiento he hablado con muchos clientes muy afectados por la crisis, y conozco a algunos que de diseñar flamenca, novias, invitadas, van a hacer camisetas estampadas. Es volver atrás, hacer las cosas al mínimo coste. Los fotógrafos tratamos el producto final, somos el último paso y nos vamos a ver arrastrados, al menos en Andalucía”.

Reportaje de la firma Juan Foronda para @qlamenco, en las bodegas Salado de Umbrete. Foto: © Ernesto Castillo

Ernesto Castillo www.ernestocastillofoto.com) cree que en Andalucía no se le da importancia a invertir en marketing. “El fotógrafo de moda lo que hace es darle imagen y visibilidad a una marca para vender. No nos podemos comparar con Despeñaperros para arriba, aunque Álvaro Moreno, de Osuna, es mi cliente y él sigue con su empresa. Tiene más de cuarenta tiendas y ahora va a abrir en Portugal. Son setecientos trabajadores y cuenta con una gran infraestructura. El problema está en los diseñadores que se dedican a la medida y a pequeñas colecciones, aunque el Coronavirus nos ha pillado en el momento cumbre de la moda flamenca, lo más fuerte para nosotros”. Dice que en esta cuarentena todos hemos aprendido mucho. “Yo, por ejemplo, a volver atrás. Soy de la generación perdida. Inicié mi proyecto en 2008 en plena crisis; he ido creciendo y en el despunte vuelvo a sufrir otra. Estoy curtido, empecé desde abajo y tengo experiencia”.

“La recuperación puede ser de locos”, dice Alberto G. Puras, fotografiado por © @alexanderflemming

“Estamos ante un cambio de era. El Coronavirus ha acelerado las transformaciones que ya se preveían y ha vapuleado a la moda. La recuperación puede ser de locos”. Así define este período Alberto G. Puras (albertogpuras.com). Hace dos décadas que se estableció como fotógrafo profesional y trabaja para numerosas agencias de moda y publicidad desde España para todo el mundo. “Vamos hacia una comunicación “online”. El que no haya generado un sistema de venta telemática está muerto. El Coronavirus ha dicho: esto está obsoleto y esto no. La conciencia de la gente se ha disparado y de una manera u otra se crearán líneas sostenibles. La ropa se encarecerá, desde Dior a Zara, pero se demandarán prendas que protejan, que sean respirables. ¿Y cuál es el papel del fotógrafo de moda? Pues sumar sinergias, aportar un plus al cliente. En mi caso, ya he empezado a hacer consultoría fotográfica”.

Portada de la revista “BesttMag” y premio  Nacional de Fotografía LUX Bronce Moda 2019. Foto: © Alberto G. Puras

Alberto G. Puras (@albertogpuras) es propietario de “CienXCienStudio” (www.cienxcien.com). Ubicado en la calle Luis Montoto, cuenta con servicios de producción fotográfica, alquiler de estudios y de equipo, y con él al frente como fotógrafo. “He realizado una inversión para dotarlo de todas las medidas higiénico-sanitarias. Hoy en concreto me han instalado un armario que, a través de luz ultravioleta C, desinfecta casi al cien por cien la ropa que utilicemos en prácticamente un minuto. Las sesiones fotográficas serán más lentas, evidentemente, y conectaremos con el cliente vía “streaming”, desde donde dará su opinión sobre el desarrollo del trabajo. Sí, el cliente tiene miedo, pero también es cierto que el sector se empieza a mover. En estos momentos estoy haciendo presupuestos y acabo de entregar una campaña internacional que he realizado en la fase 1″.

María Toledo Walls, en una prueba de luces para un reportaje. Foto: © @danelmedia

“En mi caso estoy preparándome por lo que pueda pasar: grabando videos para impartir cursos de fotografía y retoque “online” con Domestika. He comprado algún que otro foco de más por si tengo que volver a hacer fotos en casa y no puedo ir al estudio”. María Toledo Walls (www.mariatoledowalls.com) tiene la espontaneidad de una “millennial”, como se define, aunque ya dispone de un currículo interesante. “Estudié fotografía en el Néstor Almendros, hice un master de Adobe y varios cientos de cursos sobre edición fotográfica. Terminé mis estudios a la vez que trabajaba como retocadora en una empresa en la que estuve casi diez años. Luego me hice autónoma y decidí ser Juan Palomo. Me gusta lo que hago porque cada día es diferente. No hay monotonía. Hay riesgo, sudor y sonrisas”. Me cuenta que hizo las practicas con Alberto G.Puras en “CienXCienStudio”. “Es mi referente español. Su fotografía es intensa; es color y luz. Igual que él. Es un reconocido fotógrafo con varios premios Lux”.

Imagen de la campaña Oxygéne Homme para Joss Blake, publicada en “Vogue Italia Online”. Foto: © María Toledo Walls

María Toledo Walls (@photoforwalls) dice que ha pasado la cuarentena haciendo fotografías con un estudio portátil de 1 metro por 1 metro de productos para diferentes marcas. “Desde fotografiar distintos tipos de té para Alquimista Coffee Lab, hasta hacer fotos de maletas y bolsos de piel para la marca sevillana Rosme. También he impartido clases de fotografía y edición por “Skype”. Y he retocado muchas fotos que tenía atrasadas de los maquilladores y peluqueros trabajando en mis “shootings”, o algún que otro “beauty” que hice mientras el cliente no miraba. Me gusta dar fotografías a estos profesionales. Sin ellos nuestra labor sería doble o triple”. Dice que todo ha cambiado. “Aunque podamos salir, las nuevas medidas de seguridad van a ser la normalidad. Y además, esto no tiene pinta de acabar pronto. Aún no sabemos si habrá un repunte en invierno. Y no podemos quedarnos de nuevo más de medio país sin trabajar”. 

Marta, en un reportaje en Roma, encargado por el productor mexicano Antonio Berumen. Foto: ©andreeatibumakeup

Con Marta Sánchez García-Villalón (@martasgvillalon) llega el optimismo. Es como un soplo de aire fresco escuchar su reflexión sobre qué nos deparará a todos, y en concreto a los fotógrafos de moda, estas circunstancias tan complejas. “La perspectiva que le veo ahora mismo al fotógrafo de moda, después de sufrir un parón en seco durante más de dos meses, cancelándose todo tipo de trabajos: editoriales, pasarelas, eventos sociales es…positiva”. Pero Marta lo razona. Es una profesional con más de veinte años ejerciendo el oficio. Ha trabajado con reconocidos diseñadores y publicado en numerosas revistas como Telva o Elle. “La positividad va ligada a que ahora mismo es cuando más nos tenemos que unir todos. Es el momento justo para hacer una piña los fotógrafos de moda”.

“Los pecados capitales”, campaña de Tolentino Haute Hats. Foto: © Marta Sánchez García-Villalón

Además de unirse todos los profesionales del sector, Marta considera esencial invertir más en publicidad. Es el momento idóneo. “Y es precisamente ahí donde los fotógrafos de moda tenemos un papel muy importante. Mientras mejor sea la campaña publicitaria, más venderán las empresas. Porque todo esto es una cadena y nosotros somos un eslabón imprescindible”. De todas formas, considera que en esta crisis sanitaria que nos ha mantenido confinados dos meses en nuestras casas, va a haber un antes y un después en el mundo de la moda. “Nuestra profesión en particular juega un papel vital, ya que las ventas “online” han crecido el doble y los clientes para comprar se guían por la imagen del producto”.

“Soy partidario de valorar y apoyar el producto nacional”, dice Jesús Aldebarán. Foto: © @ignacio_bascon

“Veo lo que otros miran y no ven”. Ese es el estandarte de Jesús Aldebarán (@aldebaranestudio) en el oficio desde 1992. Cuatro años después, este fotógrafo formado en el Néstor Almendros, inaugura su primer estudio y en plena crisis de 2008 estrena en el Polígono Industrial Los Girasoles de Camas “Aldebarán Estudio Sun Ligth” (www.aldebaransunlight.es). Un espacio para dar servicio a los fotógrafos foráneos en materia de moda y publicidad. “Vienen alemanes, americanos, ingleses, buscando luz y localizaciones y todo lo necesitan a mano. Aquí ofrecemos equipo humano, espacio, equipo de iluminación, un camerino móvil: un pequeño camión con baño incluido y cocina. Sólo el plató tiene trescientos metros cuadrados con ciclorama completo y techo móvil. El estudio es versátil, se pueden hacer, por ejemplo, grabaciones de ponencias retransmitidas en “streaming”, porque lo telemático es la alternativa”.

Eva González y Cristo Báñez, en la portada de enero de la revista @surrealistamodaflamenca. Foto: © Jesús Aldebarán

En estos días, Jesús Aldebarán ha estado acondicionando el estudio, según la normativa higiénico-sanitaria. Un espacio que ha alquilado, entre otros, a Mario Testino, grandes de la fotografía de los que, reconoce, recibe una impagable “master class”. “Ya estamos listos para dar servicio al cliente. Las zonas están muy delimitadas: camerinos, platós, salas de reuniones. Los propietarios de platós nos hemos agrupado para hacer las compras en común, con el fin de que los clientes tengan la seguridad de que vamos a ser profesionales también en estas circunstancias. Ahora mismo, las revistas están viéndolas venir, paradas. La venta “online” se ha disparado y todas las firmas necesitarán hacer “look book” (catálogos) para mostrar sus colecciones. Yo soy partidario de valorar y apoyar el producto nacional. Es una industria de la que dependen muchísimas personas. También hay que reconocer el trabajo de fotógrafos españoles, como Mario Sierra. No hay que irse más lejos.”

Entradas relacionadas

5 comentarios

Cesar del Castillo 10 junio 2020 - 22:19

Marta Sanchez Garcia-Villalon, una magnífica fotógrafa de moda, muy innovadora!

Responder
Clara Guzmán 11 junio 2020 - 12:30

Muchas gracias, César del Castillo por leer telademoda. Efectivamente, Marta Sánchez García-Villalón es una gran profesional con un estilo muy singular.

Responder
pepito de los palotes 3 junio 2020 - 18:09

OBJETIVO: SOBREVIVIR ANTE LA MISERIA QUE SE AVECINA

Responder
Clara Guzmán 28 mayo 2020 - 22:36

Muchas gracias, Fran. Hago siempre lo que está en mi mano. Un beso.

Responder
Fran Cisneros 28 mayo 2020 - 22:10

Un ejemplo más de cómo apoyar a otros profesionales. Grande Clara !!!

Responder

Deja un comentario

7 + diez =