LA MODA FLAMENCA DESPUÉS DEL CORONAVIRUS

por Clara Guzmán

Un diseño de Fabiola 1987. Foto: © José Luis Navarro

La moda flamenca, al igual que otros sectores, se ha visto perjudicada por la irrupción de este virus que nos ha parado en seco. Pero, ¿qué va a pasar después, cuando salgamos a enfrentarnos con la vida? Seis consagradas diseñadoras reflexionan en telademoda sobre las consecuencias económicas y sociales que el Covid-19 tendrá en esta moda estacional, a la que ha pillado en su momento de esplendor. “Esta maldita enfermedad que nos mantiene confinados en nuestras casas y que se ha cobrado ya la vida de muchas personas, va a cambiar muchas cosas y a complicar un poco el mundo de los “retailers” (minoristas) de moda. Un punto de venta físico al que acudir a probarte ropa no creo que sea fácilmente asumible pronto por gente que va a quedar un poco tocada por el miedo al contagio”, dice Fabiola García-Liñán, (www.fabiola1987.com) diseñadora de su firma Fabiola 1987.

La Feria 2020 de Fabiola 1987 Foto: ©José Luis Navarro

Dice que tendrán que espabilar y buscar una forma atractiva de vender. “Ojalá pudiéramos incorporar alta tecnología del tipo de probadores virtuales, pero están lejos de ser del todo útiles. Nuestra forma de vender es la de probar a cada clienta muchos trajes con distintos mantones y complementos. Un momento mágico, un proceso de venta de no menos de una hora. Imagino que habrá que hacerlo previa cita. Actualmente me estoy preparando un MBA (Máster en administración de negocios) de empresa “online”. Quiero conocer diferentes modelos de negocio. Nuestra forma de estructurar la moda flamenca tiene que evolucionar para que sea rentable y escalable. Menos exhibicionismo y más sentido práctico. Pasarelas que sirvan para poner en contacto a firmas con clientes propietarios de tiendas. Y olvidar de una vez por todas dejar trajes en depósito”.

La propuesta de Callejuela. Foto: ©Fernando Salcedo

“Desgraciadamente, se han caído las ventas de trajes de flamenca y accesorios hasta unas cotas extremadamente bajas. En mi opinión, el repunte va a ser lento”, opina Margarita González, (www.margarita-gonzalez.com) creadora y diseñadora de la firma de trajes de flamenca Callejuela. De todas formas, considera que las pasarelas continuarán. “Se celebrarán desfiles, aunque supongo que bajará el número de profesionales que se suban a una pasarela, ya que tendrán que sopesar muy bien el coste que eso supone, con las previsiones realistas de venta que tengan… Pienso que habrá poco margen para experimentar”.

Lunares y flores en este traje de Callejuela. Foto: © Fernando Salcedo

“Creo que las ventas se centrarán más en la compra de accesorios, como mantoncillos, y aderezos, ya que unos buenos complementos pueden sacar del anonimato al más anodino traje de flamenca”. Respecto del cambio de mentalidad del consumidor, Margarita González (Instagram de Margarita González Flamenca) asegura que “tras una etapa de sufrimientos de todo tipo como la que nos asola, va a cambiar, desde luego, pero no por eso la gente va a perder las ganas de divertirse… Todos estamos deseosos de recuperar nuestra bendita rutina… y nuestras benditas tradiciones y fiestas.”

Ángeles Verano y su propuesta para la Feria 2020. Foto: © @martasgvillalon

“Si los que saben de este tema no están seguros de lo que va a pasar a dos semanas vista, qué podemos decir los profanos”, afirma Ángeles Verano, que confiesa haber estado unos días triste y desanimada ante el descalabro monetario que, como al resto de colegas, le ha supuesto la aparición del Covid-19. “Pero vamos a intentar recuperar la salud, nuestras vidas y la economía que mueve el mundo. Que todo vaya volviendo paulatinamente a su ser y, aunque no tengo una varita mágica- ¡ojalá!-, quiero mandar un mensaje de fuerza para que entre todos recuperemos nuestras vidas”. No obstante, Ángeles Verano (@angeles.verano) asegura que va a haber emocionalmente un antes y un después de esta pandemia

.

Bolillos para este diseño de Ángeles Verano. Foto: © @martasgvillalon

“La naturaleza ha hablado y como es sabia nos ha dicho: Parar y reflexionar sobre qué estamos haciendo y qué vamos a hacer. No podíamos seguir tan egocéntricos y confío en que el ser humano no actúe como siempre y no nos olvidemos de este periodo histórico. Reconozco que soy una privilegiada y no me quejo. Pienso en las personas ingresadas en los hospitales, alejadas de sus familias, que se mueren sin que nadie les dé la mano. Mi mensaje para todos los que han confiado en mi firma es que cuenten con nosotros, que seguiremos al frente si la Feria se recupera en septiembre, porque es entre todos como vamos a reactivar la economía de España”.

Lina 1960 y su propuesta para la Feria 2020. Foto: © @tomasmuruagafoto

Tampoco saben Rocío y Mila Montero, de Lina 1960 (@lina1960oficial) si al final el Ayuntamiento de Sevilla optará por celebrar la Feria en el mes de septiembre.”Si es así, será totalmente diferente. No vendrán turistas y será una celebración apagada”. Las dos hermanas, al igual que tantos otros compañeros, están muy volcadas en estos momentos en la confección de batas para los sanitarios, diez diarias, de un tejido impermeable y lavable. Su taller ha dado ahora un vuelco y está centrado en ayudar a frenar esta pandemia. “Hay días optimistas y otros que no. Todas las crisis son para reinventarse, aprender muchas cosas y sacar lo mejor de uno”.

Blanco y negro, un elegante dúo, de Lina 1960. Foto: © @tomasmuruagafoto

“Estamos convencidas de que la moda flamenca se va a poner en valor. Va a cambiar la manera de consumir y la gente va a buscar piezas autóctonas, que tengan una historia, como nuestro traje regional. Pero también la moda sostenible va a empezar a ser tendencia. Todo será poco a poco. No de hoy para mañana, pero sí vamos a ir concienciándonos de que hay que respetar la naturaleza, que ahora está a sus anchas. No sé cómo serán las pasarelas el año que viene, porque evidentemente son un escaparate, pero habrá que hacerlas más asequibles al público y a los diseñadores”.

Amarillo vitalidad de Pilar Vera. Foto: © @graphicnatural

A Pilar Vera (@pilarveramodaflamenca) la pillo en plena vorágine de hacer batas, gorros y mascarillas, que reparte allá donde sean necesarias un grupo organizado por un panadero de Umbrete. “La pasarela- dice- es el mejor escaparate. El mejor exponente de nuestro trabajo y creatividad. Se ve todo, se fotografía y queda un documento excepcional de lo que hemos hecho. Aunque todas las pasarelas son importantes, la primera, por los medios con los que se trabaja y por su proyección internacional, es SIMOF, donde participo desde su creación hace 26 años. Creo, además, que la moda flamenca se hizo moda gracias a esta idea de Doble Erre, a cuyo frente está Raquel Revuelta @raquelrevueltaoficial“. Dice que, como a todos los españoles, les va a afectar mucho. “Somos pequeñas empresas y autónomos la mayoría. Habrá que remontar e ingeniárselas para salir adelante”.

Pilar Vera apuesta por flores y lunares. Foto: © @graphicnatural

“Las redes sociales, la venta “online”, nos ayudarán a darnos visibilidad. Tendremos que trabajar muy duro y no rendirnos. Nuestro negocio es de tres meses y nos ha caído en el momento más crítico. ¿La moda sostenible? Es difícil tal y como está montada la industria textil, pero se intenta trabajar con tejidos naturales y hoy en día en que las nuevas tecnologías permiten diseñar nuestros propios tejidos fabricando pocos metros, poco a poco conseguiremos dañar menos el planeta. Creo que nosotros no veremos los frutos. He visto cómo se tiñen los ríos en la India de los colores de moda de Occidente, de la misma manera que veo cada verano cómo playas vírgenes se llenan de plásticos.  Aún no estamos concienciados del daño que hacemos no sólo con la moda, sino con nuestro vivir diario”.

Las mujeres de la familia Cobreros, vestidas de Flamenca Pol Núñez. Foto: © @falique_moreno_fotografo

“Estamos viviendo una guerra. Por tanto, como ha sucedido a lo largo de la historia, habrá un antes y un después”, dice Delia Núñez diseñadora de Flamenca Pol Núñez (www.flamencapolnunez.es). “Me preguntas qué pasará después de la pandemia y sólo me nace una respuesta: reinventarnos, pero no sólo la moda flamenca, sino el ser humano. En este tiempo de reflexión espero que seamos conscientes del abismo adónde hemos llevado a nuestro planeta con esta sociedad de consumo y contaminación. Ahora necesitamos más que nunca positividad inteligente. Nosotras nunca habíamos cosido ni mascarillas ni batas para hospitales y ahora lo estamos haciendo”.

Flamenca Pol Núñez firma este diseño. Foto: © @graphicnatural

“Si se toman medidas para ayudar a los autónomos, a los pequeños comercios, reducir cuotas, flexibilizar los contratos…, nos levantaremos, como siempre ha pasado. Me considero una artesana y pienso que mi oficio continuará. Mis vestidos son muy sostenibles. Se heredan de madres a hijas, de hermana a hermana. Como toda la vida. Como me educaron. Yo era la cuarta hija y heredé mucho. En Flamenca Pol Núñez lo aconsejamos y hemos arreglado y transformado muchos vestidos. Lo bello no tiene una moda tan marcada de año en año. Siempre hemos apostado por la moda lenta (“slow fashion”) y por crear nuestro propio estilo”. Delia Núñez cree que las pasarelas se reducirán. “Incluso algunas desaparecerán y disminuirá mucho el número de firmas participantes, pero aún tenemos fuerza, oportunidad e ilusión para construir un mundo mejor. Más solidario y tranquilo donde nos reeduquemos todos. ¡Aprovechémoslo!”.

Entradas relacionadas

8 comentarios

María José Carmona 4 mayo 2020 - 14:23

Que maravilla de vestidos. Para mi gusto, los clásicos los mejores. Pero es mi gusto, claro. Lunares y volantes, lo más. Pero, la verdad, todos espectaculares.

Responder
Javier 13 abril 2020 - 18:08

Buenas tardes Clara, tras leer detenidamente tu artículo con las declaraciones de tus clientas, pequeña representación del sector, y desde el confinamiento, me sumo a las palabras de Delia y Fabiola .
El sector de la moda flamenca del que vivimos muchísimas empresas , lamentablemente se encuentra tocado, pero no hundido, ya que esta pandemia mundial , ha echo mucho daño a la economía. Ahora es el momento de reflexionar y por supuesto de crear, de ver cómo se estaban haciendo las cosas y como serán a partir de que el mundo supere ese maldito virus que tantas vidas se está llevando por delante . Habrá que reinventarse , pero será fundamental que todos vayamos a una .
Desde mi empresa Go Eventos, organizadores de la Pasarela We Love Flamenco, ya estamos trabajando en ello, pero no solo con miras al año que viene, si no con ver posibilidades para el presente año, son muchas empresas que directa o indirectamente viven de esta magnífica industria . No me atrevo a adelantar nada para la próxima edición por qué ni es el momento ni es el lugar , pero si detallar que seguiremos luchando por qué los medios de comunicación nacionales e internacionales, como Vogue, Harper Bazaar, Elle, etc…., sigan mostrando interés y nos den esa repercusión tan valiosa para nuestra moda flamenca , y salir de localismos . Por supuesto seguirá siendo cercano y exclusivo, más ahora que todo estará super controlado en cuanto a número de personas en eventos y demás.
Ojalá muy pronto podamos ver nuestra moda por las calles, en romerías , en ferias ,en eventos…, señal de que todo ha terminado . Mucho ánimo y fuerza para tod@s.

Responder
Clara Guzmán 4 mayo 2020 - 19:19

Buenas tardes, María José. ¡Qué alegría leerte en mi blog telademoda! En Andalucía tenemos grandes creadores y en moda flamenca, ni te cuento. Nuestro traje regional es tan sensual que de sus hechuras beben, han bebido y beberán los grandes de la aguja y el dedal. Qué sed tan bien saciada, ¿verdad? Y estoy de acuerdo contigo. Todos los trajes del reportaje son espectaculares. Muchas gracias. Saludos confinados.

Responder
Rosario 12 abril 2020 - 21:14

Un reportaje muy bonito y unos vestidos preciosos, todos sin excepción. Muy loable la labor de las diseñadoras que están colaborando para equipar a los profesionales de la sanidad. El post-virus será duro y la recuperación muy lenta. Necesitaremos reiventarnos y ajustarnos a la nueva realidad que se presume para cuando esto haya acabado. Y como muestra lo que ha dicho el insigne Ministro de Cultura , “ahora lo primero es la vida y luego el cine!! .

Responder
Clara Guzmán 13 abril 2020 - 20:07

Buenas tardes, Javier. Muchas gracias por tu reflexión. Efectivamente, es una pequeña representación del sector, pero señera. La experiencia de estas firmas de moda flamenca es un grado. El mismo que tienes tú para opinar como lo has hecho: desde tu conocimiento como experto en organizar pasarelas. Fuerza y esperanza. Todos a una.

Responder
Clara Guzmán 12 abril 2020 - 12:17

Muchas gracias a ti por confiar en mi trabajo, incluso confinada. Fuerza y esperanza. Todos a una.

Responder
Clara Guzmán 12 abril 2020 - 21:29

Muchas gracias, Rosario por tus palabras. Sí, habrá que adaptarse a los nuevos tiempos, como dicen las seis diseñadoras consultadas. Hay que agradecerles a todas su labor, al hacer de forma altruista mascarillas, gorros y batas. Saludos desde Sevilla.

Responder
Margarita González Fernández 12 abril 2020 - 11:30

Un reportaje precioso, al igual que todos los vestidos.
Un honor salir en él. Muchas gracias y mucho ánimo a todos para superar esta gran crisis sanitaria.

Responder

Deja un comentario

20 − diez =