Esencia de flamencas

por Clara Guzmán

_mg_00241

Parece que los diseñadores de moda flamenca han seguido a pie juntillas la máxima que dejó para la posteridad San Ignacio de Loyola: “En tiempos de turbación no hacer mudanza”. En la XVI edición del Salón Internacional de Moda Flamenca, Simof, celebrada en Fibes, se ha visto de todo para la Feria que viene, pero la creatividad se ha centrado en las entretelas del traje. La mayoría ha procurado no salirse de las clásicas hechuras, porque en época de crisis todos vamos a lo seguro.

Lo seguro, en el caso de la moda flamenca, está cercano al purismo. Ese purismo de cuidar la esencia de un traje regional tan vivo que entra en el circuito endemoniado de la moda, pero que si se descontrola y se sale de la vía cae en el disfraz. Y disfraces ya ha habido muchos en los últimos tiempos, cuando nuestro estilo de vida parecía que invitaba a hacer locuras amparadas en la etiqueta de la cordura.

Han sido cuatro días de no parar de ver trajes de flamenca. En total 1.200 en la pasarela, más los que se podían contemplar en los noventa expositores diseminados por el Pabellón I de Fibes de Sevilla. Que se sepa nadie ha sufrido de hartazgo, empacho o alferecía. Al contrario, hay a quien le ha sabido a poco. Siempre he dicho que no se ha estudiado lo suficiente el fenómeno sociológico, antropológico y, evidentemente, económico, que gira en torno a la mujer y al traje de flamenca.

El anticipo de lo que veremos en el Real de los Remedios y luego en otras ferias andaluzas nos lo han ofrecido las modelos de Doble Erre, la Agencia de Raquel Revuelta, organizadora, junto con Fibes, del Salon, y cuyo equipo se encarga también de la difícil labor de “sentar” al famoseo y aledaños. Labor que tiene un peluseo, palabra sevillana  que viene a significar en román paladino  “que tiene “co..es”. Para tan arduo trabajo están Maribel, José Carlos y Junior. No es lo mismo sentar a la Campanario que al presidente de la Cámara de Comercio, Francisco Herrero, interesado desde siempre en la faceta empresarial de la moda. La Campanario se lleva los flashes – el día en que los teleobjetivos sólo enfoquen a la pasarela habremos ganado una guerra-, y Herrero el merecido reconocimiento del sector.

Trajes de noche

Se vieron trajes de tronío, más cercanos al traje de noche que al mañanero de todo trote (trotteur se llamaron los primeros trajes de calle desprovistos de miriñaques). Las mangas son las auténticas protagonistas: largas, acabadas en dos volantes y con mucho vuelo; al codo o incluso abullonadas. Es uno de los síntomas del realce del traje; de imprimirle elegancia para asociarlo a la gran fiesta de la Feria. Los tejidos, nobles: aparte de los algodones y los piqués, hubo profusión de sedas y organzas. Continúan los adornos con solera como los apliques de ganchillo y de tiras bordadas en los trajes, bolillos y piquillos, e incluso Molina Moda Flamenca recuperó los flecos en algunos de sus trajes. El talle, bajo, muy al estilo de los pioneros. Los largos, de todo tipo,  pinceladas del corto estilo Marisol y tobilleros, aunque predominaron los a ras del suelo. Los colores, alegres, como corresponde a una fiesta, con abundancia del amarillo, el naranja, los blancos rotos, el rojo, el negro y los tonos empolvados. Del cartel de los grandes que desfilaron se cayó Lina, la maestra, que este año cumple sus bodas de oro con la profesión.

Pilar Vera volvió a dar otra lección de profesionalidad. Me gustan sus trajes con resonancias ibicencas y sus vestidos de novia de aires flamencos. Su espectacular bata de cola la lució con mucho garbo Nieves Alvarez.  Las niñas Pol Núñez le rindieron homenaje a los grandes de la moda con una peculiar puesta en escena. Especialmente original el traje de flamenca inspirado en el clásico estampado en zigzag de Missoni. Entre sus invitadas, la duquesa de Alba. Aurora Gaviño, con su colección “El galeón de Manila” , levantó pasiones entre el público que llenaba el aforo. Mangas espectaculares en sus trajes inspirados en la cultura azteca, con gran dominio del color. Ángeles Verano tampoco defraudó con sus personales diseños de colores empolvados, en su clásica mezcla de tejidos. Trajes con una deliciosa caída, favorecedores y muy femeninos. Luchi Cabrera sorprendió con su particular recuerdo a la Semana Santa, en unos trajes de flamenca en negro, que recordaban el atuendo de mantilla. Luego, para ir por las calles del Real, apostó por el blanco, el rojo y el negro y mucho diseño de fiesta. Por esta modalidad también se inclinó  Molina Moda Flamenca, firma consciente de que la noche gana enteros y de que la Feria de Sevilla es un acontecimiento donde se deben lucir las mejores galas. Con unos magníficos complementos diseñados para la ocasión por Libélula Lila, Molina dio una lección de volantes no sólo por la recuperación de los flecos, sino por sus bien cortados modelos, como la bata de terciopelo roja con vivos en raso, que lució María José Suárez.

No hay que olvidarse de las obras de arte en forma de mantones de Manila y mantillas, que salen de las manos de Ángeles Espinar, la única bordadora de España en posesión de la Medalla al Mérito en las Bellas Artes. Por la pasarela también dejaron su impronta Margarita Freire, Curro Durán para Artesanía Ríos Quintana;  Carmen Rodríguez, Pepa Castro, Melisa Lozano, Trajes de Flamenca Mari Carmen Cruz,  Loli Vera, Cristo Báñez, las Hermanas Serrano, Sara de Benítez, Pitusa Gasul, Juana Martín, Nuevo Montecarlo, Carmen Jarén, Cañavate, Sevillanía, Creaciones MariCruz, Rosalía Zahino, Carmen Latorre, Sonia&Isabelle y Carmen Vega.

Entradas relacionadas

47 comentarios

Felix 17 septiembre 2012 - 14:22

Beatiful site! Where have you get that awesome design?

Responder
Angeles verano 17 marzo 2010 - 16:20

Hola Clara ,una vez mas demuestras tu profesionalidad,me encanta como lo haces siempre encuentras el comentario adecuado para todo,animo y adelante ,eres grande.

Responder
las niñas pol núñez 8 febrero 2010 - 19:22

!enhorabuena por el exito de tu blog¡ cuando tenemos tiempo bicheamos.
Sigues currandotelo igual que siempre.!nos encanta ver lo bien que te va todo.
un beso enorme

Responder
Antonia 7 febrero 2010 - 19:14

Me encantan los trajes de esta Feria. Son mucho más elegantes que en otras ediciones. Felicito a Fibes por acoger a Simof, que es el Salón del traje de flamenca por excelencia.

Responder
Paco 7 febrero 2010 - 19:12

La crónica de Clara Guzmán es impecable aunque yo disienta de algunas cosas. La felicito y me alegro de que las cosas le vayan bien. Yo sigo el blog desde hace unos meses y me gusta. Me parece un blog muy profesional.

Responder
Carolina 7 febrero 2010 - 12:27

Me ha encantado este reportaje, aunque no esté de acuerdo en algunos cosas. A mí los trajes que más me gustaron fueron los de Juana Mártín, luego los de Pilar Vera y mucho los de Curro Durán.

Responder
Gema Marquez 6 febrero 2010 - 21:33

Me ha gustado mucho la entrevista a Paco Molina,se nota que lleva mucho tiempo en esta profesion.Este año lo que mas me ha gustado del SIMOF es que los trajes son mas FLAMENCOS y no tan de fiesta.ENHORA BUENA atodos los diseñadores por este gran esfuerzo y a ti por estar siempre ahi.

Responder
Josefina 6 febrero 2010 - 12:20

Me ha encantado esta crónica. Me parece muy objetiva, dentro de que en las crónicas impera la subjetividad del periodista. Estuve en Simof y lo vi tal cual lo ha contado Clara Guzmán. Yo también recuerdo el personaje de Maripuri. Era divertido.

Responder
Piluca 6 febrero 2010 - 11:33

Buen artículo. Felicito a Clara Guzmán. Buena profesional y mejor persona. Yo también echo de menos, como lectora de ABC, sus entrevistas y sus Maripuris.

Responder
Carmelo 5 febrero 2010 - 20:37

Tengo una curiosidad enorme por conocer a Clara Guzmán. Debe ser una mujer fuera de serie no sólo por lo que escribe, sino por los comentarios. El post de los trajes de flamenca me parece fantástico.

Responder
nieves 5 febrero 2010 - 20:15

Me ha gustado mucho este artículo, porque refleja, sintetizado, lo que sucedió en Simof. Creo como Clara que no se ha tratado en profundidad todo lo que gira en torno a la mujer sevillana y el traje de flamenca. Los ritos de la feminidad son aprendidos desde la tierna infancia por niñas que luego, de mayores, se los transmitirán a otras y así sucesivamente.Da gloria ver a las chiquillas aprendiendo a ser mayores, rodeadas de sus madres, sus abuelas o sus tías.Alguien debería hacer un documental. Sería muy interesante.

Responder
Francisco Javier 5 febrero 2010 - 20:10

Me gusta este blog porque tiene la personalidad que irradia su bloguera. Clara ha hecho una crónica brillante, como todas las crónicas que hacía de moda para ABC y que marcaban la pauta.
Clara, eres una mujer adorable a la que espero que la vida empiece a tratar mejor a partir de ahora. Suerte!

Responder
Margarita 5 febrero 2010 - 12:11

Clara, felicidades por tu artículo. Como siempre, dando en el clavo.
Felicidades a todos los diseñadores por el enorme esfuerzo que supone el organizar un desfile.
Hay de todo, pero eso es lo interesante; el público ha de decidir luego qué es lo que quiere.
Clara, de nuevo enhorabuena.

Responder
María J.Buero 4 febrero 2010 - 21:12

Magnífica crónica. Estoy de acuerdo en lo que opina la gente de Clara Guzmán. A mí me parece que tiene una gran personalidad y es una gran profesional. Ha sabido coger la esencia del Salón y no se ha perdido detalle.Ah! me alegro si está feliz. Ese debería ser el estado normal del ser humano.

Responder
Rocío 4 febrero 2010 - 21:06

Fantástica crónica. Estuve allí y no se ha podido resumir mejor. Me encanta Clara Guzmán no sólo como periodista, sino como persona. Es una mujer muy especial, dulce y buena gente.

Responder
Marta Vera 4 febrero 2010 - 17:40

Bueno, bueno… Vaya crónica. Trajes con alma. Victoria te hace Los adornos y yo te maquillo. Besos

Responder
Erika 4 febrero 2010 - 16:50

Me parece una pasada este artículo. Me encantan los trajes de flamenca, pero no tenía ni idea de que existiera un salón donde se presentan las tendencias. Vivo en Pamplona, pero tengo raíces andaluzas, concretamente de Jaén y me ha fascinado leerlo. Felicito a esta señorita.

Responder
Josete 4 febrero 2010 - 16:33

Preciosos los trajes de MOlina, de Aurora Gaviño y de Ángeles Verano. Muy bueno el Simof de este año.

Responder
María José 4 febrero 2010 - 16:17

Me encanta vestirme de flamenca, pero este año mi economía no me lo permite, así que me conforme viendo estos reportajes tan entretenidos. Felicito a Clara Guzmán por este blog.

Responder
Mónica 4 febrero 2010 - 14:10

Estoy de acuerdo con lo que dice la bloguera.Me encantan los trajes de este año, muy sexys y muy favorecedores. Yo estoy piando por hacerme uno con esas mangas que te tapan todo lo que no se debe ver.
Saludos desde Sevilla Este

Responder
Gloria 4 febrero 2010 - 14:07

Qué blog más divertido. Es la primera vez que entro y me parece magnífico. La crónica se ajusta a lo que vimos en el Simof y además tiene las pinceladas graciosas de Clara. Qué divertidos también los comentarios, que deben poner como un tomate a esta mujer.

Responder
Libélula Lila 4 febrero 2010 - 13:51

Es curioso, me fijé exactamente en dos cosas que mencionas, en el tremendo pitote que tiene que ser organizar un evento así, y lo bien que lo hace Doble Erre, y en que la mayor parte de los trajes que veía eran para la noche. A mí siempre me han gustado los trajes de flamenca o clásicos de lunar rojo y fondo blanco o bien negros y ajustados para la noche. Así que estuve todo el tiempo deslumbrada viendo trajes que no podía ni imaginar.

Por eso me quedo con el traje blanco roto con lacitos negros de Molina, muy Audrey Hepburn, me encantó.

Por cierto, ¿de qué color vas este año a la feria? estaría encantada de hacerte algo especial.

Responder
Gabriel 4 febrero 2010 - 13:46

Este blog tiene mucho tránsito. No me extraña con Clara Guzmán marcando la pauta. Qué buena crónca.Cómo echo de menos las de Cibeles. Eras la mejor, quizás por eso ya no estás.
Me alegro que estés feliz. No te veo hace un montón, pero por las indiscreciones de los comentaristas observo que te va muy bien.

Responder
Vero 4 febrero 2010 - 13:42

Bueno, bueno, mi jefa. Qué barbaridad pedazo de blog que tienes y qué ristra de admiradores. La que vale, vale. Estoy fascinada con tus post, son chulos y muy entretenidos y tan bien escritos.
Las becarias de ABC seguimos admirando a nuestra “chiquitita jefa”.

Responder
Hortensia Gil 4 febrero 2010 - 13:39

La cronica de Simof estupenda; tenemos que reconocer, como empezo Simof y como va funcionando, a pesar de la crisis….en cuanto al famoseo, a veces parece que se le da mas importancia a “eso” que al propio trabajo de cada firma y me consta que es bastante……….
Y a ti Clara, como siempre magnifica, los que pertenecemos a este mundo encontramos bastante informacion en tu blog y a pesar de no verte, tenemos noticias de como te encuentras, por los comentarios y dicen que estupenda, me alegro mucho…….
Besitos

Responder
Alvaro 4 febrero 2010 - 13:36

Me pegué yendo a Simof tres días con mi novia y la verdad no me hubiera importado estar seis más. Es una pasada. A mi no me dio alferecia alguna ni hartazgo. Vi algunos desfiles y eran auténticos espectáculos con música en directo y baile, Algunas periodistas hasta llevaban el compás. Lo sé porque era la zona de prensa y eso siempre me ha llamado la atención. Llegan y las tratan como a reinas, que si un chupito de Agua de Sevilla, que si le hacen el rendevu. Ya me imagino quien era usted.

Responder
María Jesús 4 febrero 2010 - 13:32

Como suelo hacer, he echado hoy una ojeada a tu blog y me ha encantado tu reportaje sobre los trajes de flamenca, la verdad es que me ha venido estupendamente, pues quiero hacerme uno este año y no sabía lo que se llevaba. Me ha gustado eso de que las mangas se lleven anchas, gracias a ti iré a la moda.. Un abrazo.

Responder
Germán 4 febrero 2010 - 13:30

Me ha gustado la crónica, con su mijita de ironía, muy propio de Clara. Creo que el sector de los trajes de flamenca debería tener más apoyo del Ayuntamiento, como decía el otro día en ABC, entrevistado por esta periodista, el presidente de Aecon, Paco Molina. La marca es lo que debe distinguirnos de los demás.
Enhorabuena por tan espléndido trabajo.

Responder
Mariló 4 febrero 2010 - 13:18

Qué gracia me hace este blog. La bloguera muy profesional y rigurosa exponiendo sus tesis y el personal dándole a la lengua de si está bien, mal, se ríe o da jipíos. Yo disfruto mucho de sus escritos, porque cuando vivía en Sevilla compraba el ABC y me encantaban sus reportajes, sus entrevistas y su fascinante Maripuri.Hoy tengo que decirla que siga adelante, que gente como ella es la que necesitamos.
Ah, me gusta el traje rojo de Molina Moda Flamenca para ir por la noche a la Feria y que se joda mi cuñada.

Responder
Laura 4 febrero 2010 - 13:15

Estoy trabajando y en vez de fumar miro mis blores favoritos. Este me encanta porque un día vi a la bloguera y no me podía imaginar que fuera asi. Creia que era una mujer muy sofisticada y altiba.Pero era una chica sencilla con unos vaqueros y una chaqueta, muy chula eso si.Hoy me leido esta cronica y me ha gustado. Lo del peluseo lo dice mucho mi abuela. Cuando pela las granadas nos dice, niñas comeros esto que tiene un peluseo prepararlo.

Responder
Rosario 4 febrero 2010 - 13:12

Presioso el traje rojo. La muchacha es la mar de mona y tiene un cuerpaso. Anda hija, que contenta estara tu madre

Responder
Carmeli 4 febrero 2010 - 13:11

Buena crónica.Yo estuve tres días y estoy de acuerdo con esta muchacha, que siempre he leído en ABC. Me gusta como escribe de moda, pero no me olvido de sus entrevistas y de su Maripuri. Yo me partía con sus ocurrencias. No la conozco, pero vaya expectación que despierta. Creo que es muy seria, al menos eso me han dicho siempre. Que no se casa con nadie. Enhoab uena. Los trajes son todos muy chulos.

Responder
Josefina 4 febrero 2010 - 13:02

Yo estuve en Simof el día de la Campanario. Ahi que ver el interes por una señora que solo es la mujer de un torero. Estoy de acuerdo con la bloguera. Alli ay que ir a ver los desfiles no a las petardas que salen en los couches. Lo importane es que vayan empresarios a apoyar al sector, como el de la Camara de Comercio. Yo soy modista y me gusta que los que estan arriba se preocupen de nosotros.

Responder
Aurora 4 febrero 2010 - 12:59

No he podido ir a Simof. Lo he visto en la tele, pero siempre espero a que Clara Guzmán de su opinión. Me fio de esta periodista consagrada, seria en sus escritos y muy fiable. Me alegro de que le vayan bien las cosas, pero algunos hombres son un poco ordinarios, con lo educada que es esta señora.

Responder
Ilsa 4 febrero 2010 - 12:57

Me gustan los trajes de flamenca a pesar de no haberme vestido nunca. Estoy de acuedo con la bloguera en epoca de crisis hay que ir a tiro hecho nada de diosparates. He visto años trajes que parecian caribeños y eso no esta nada bien porque te cargas una historia.

Responder
menchu pabl-romero 4 febrero 2010 - 12:47

Qué buena crónica!! yo que este año no he podido ir por alli, la he disfrutado através de tus escritos. Estoy deacuerdo contigo en que hay que poner un poco de cordura en la moda flamenca, no todo vale,me alegro que este año por las circunstancias que sean , se ha apostado por el traje de flamenca clásico, siempre renovando pero sin perder el norte.
Un abrazo.

Responder
Angélica 4 febrero 2010 - 12:36

Soy sudamericana y llevo en España diez años. Nunca he ido a Sevilla en la Feria pero no me pierdo los reportajes sobre los trajes de flamenca. Me encantan, son preciosos. Me he leído esta crónica y me ha parecido interesante. Los trajes son todos preciosos, no le veo fallos a ninguno y los mantones son de locura.
Me encanta este blog, me leo hasta los comentarios, a veces muy significativos.
Saludos desde Gerona.

Responder
Carlos Telmo 4 febrero 2010 - 12:36

Clara, qué barbaridad de trajes de flamenca (número) hija, no sé como tienes cabeza para tanto…de lo que vi, no me arrepentí.
Pilar Vera me gustó muchísimo, colección de toda la vida, trabajada y sobre todo normal, con una sobrenaturalidad, Nieves Álvarez, espectacular bata de cola, peina, pendientes y esas rosas naturales, tan bien puestas por Pedro González, me encantó.
Con Aurora Gaviño pasé un rato estupendo, me divirtieron mucho las cabezas de las modelos, trajes graciosos y muy coloristas, India cantó muy bien, pero el sonido estaba muy alto…
Cristo Bañez hizo una apuesta arriesgada, trajes cortos, muy cortos y divertidas las faldas de vichy, el sonido continuó muy alto…
Desde luego enhorabuena a todo el equipo de Doble Erre y como no a los noveles…
Hasta siempre Clara.

Responder
Lorenzo 4 febrero 2010 - 12:33

No soy sevillano pero me encanta la feria y ver a las mujeres vestidas de flamenca. Qué traje más sensual, Me gustan los rojos,porque el rojo es pasión y una mujer de rojo está que te pierdes. El traje rojo de Molina es de locura y los de Pol Núñez. Nosé si le gustarán a mi chica. Este año quiero llevarla a la feria y que le den por cu…a la crisis.

Responder
Lolo 4 febrero 2010 - 12:31

Hase mucho que no entraba en este blor porque un tio me dijo cuatro cosas y me ayante. Ahora me he enterado que sale el Simof y yo estuve y estoy de acuerdo con esta señora, porque es una señora. La vi sentada en la primera fila como si fuera la reina del sava, que dice mi madre, Luego la tía saludaba a todo el mundo y hasta se reía. Cuando salimos me aserque pa verla mejor y me miro fijamente y me dio corte desirle que me metia en su blor. Tiene un agarron la verdad.

Responder
Gustavo 4 febrero 2010 - 12:18

Qué trajes más bonitos.Me gustan los rojos, son los clásicos, ¿no?
Clara, ¿tú te vistes de flamenca? De rojo tendría que estar muy guapa, pero sin gafas, claro ¿Te pones lentillas?
Te dejo que soy funcionario y a veces los funcionarios hasta funcionamos.

Responder
María 4 febrero 2010 - 11:59

Precisamente esta mañana he entrado en tu blog para ver “las joyas con fecha de caducidad” y, por supuesto, acabo de volver a entrar para “cotillear” la feria del flamenqueo.

El jueves pasado estuve por la tarde en la feria Simof y, si te he de ser sincera, no me gustó nada, bien es cierto que no entré en los desfiles, pero los stands (muy pocos en comparación con el año pasado) salvo dos o tres de complementos que me gustaron por su originalidad, el resto, no puede ver nada espectacular ni novedoso, por el contrario, algunos me parecieron hasta “horribles”, pero claro, ya se sabe que el libro de los gustos está en blanco y, lo que a mi me pudo parecer feo, a otros/as les ha podido encantar.

Te doy la razón, la crisis se nota y ¡de que manera! En fin, ya veremos lo que dice la “pasarela” de la vida que es el Real de la Feria, pero me parece que este año vamos a ver “más de lo mismo” ¡vamos! que la que más y la que menos repite modelito del año pasado y si no ¡al tiempo!

Responder
Leonor 4 febrero 2010 - 11:58

Me ha encantado este reportaje. Los trajes, división de opiniones como en los toros. Los de Pol Núñez me encantan y los de Luchi Cabrera y Molina, pero los de Juana Martín nada en absoluto.

Responder
Javier 4 febrero 2010 - 11:43

Mil doscientos trajes de flamenca en la pasarela???? Qué barbaridad. Ah, me ha encantado lo del peluseo. Me gusta cuando Clarita saca su artillería pesada.

Responder
María Rosa 4 febrero 2010 - 11:41

Me gustan estos trajes, son bonitos y me recuerdan las noches de Feria, que hay que ir muy arregladita a la caseta, sobre todo porque las cuñadas largan y dicen que tienes todo el año para prepararte y luego vas con el del pasado. ¿Por qué serán las cuñadas tan malvadas?

Responder
Malolo 4 febrero 2010 - 11:35

Niña, qué pechá de trabajar. Me ha gustado mucho lo de Molina y lo de Ángeles Verano.La Gaviño, como siempre, original.
Te vi muy contenta en los desfiles canturreando. Me alegro que tengas tan relajada tu carita de niña traviesa.

Responder
Lula 4 febrero 2010 - 11:24

Magnífica crónica. Clara, estás hecha un hacha y tela de guapa. Que los hados te sean favorables

Responder

Responder a Antonia Cancelar Respuesta

16 − 13 =