Carven Le Parfum, una apuesta segura para el Día de la Madre

9 de abril de 2016

 

Telademoda

 

Una vez me compré un perfume Carven en Uclés, la tienda elegante de Sevilla por antonomasia. Ahora la tienda ya no está, se la llevó por delante la modernidad, y el perfume, evidentemente, se acabó. Pero siempre quise volver a su estela diferente, distinta, distinguida, esos adjetivos ya casi imposibles en un mundo globalizado, donde la gente viste, calza, huele, siente y camina igual en Madrid que en Dublín.

Telademoda

En junio del año pasado contaba aquí, en telademoda.com que Carmen de Tommaso, fundadora de la firma francesa Carven, había muerto a la longeva edad de 105 años. Coetánea de Coco Chanel y de Elsa Schiaparelli, su marca continúa la estela con Alexis Martial y Adrien Caillaudaud, dúo creativo al frente del «womeswear» de Carven, así como sus esencias, con el reciente estreno de Carven Le Parfum.

Telademoda

 

Espontánea, fuerte y frágil, aunque indiscutiblemente elegante, esa es la mujer que define a la perfección Carven Le Parfum, una fragancia en la que hierve toda la energía de la moda Carven y que destaca por su carácter chispeante, pero sumamente «chic». Francis Kurkdjan firma este Eau de Parfum que combina a la perfección la ligereza de un «bouquet» floral, con la eminente feminidad de la madera y las especias.

 

Telademoda

“Tenía ganas de jugar con los valores de Carven en femenino: una elegancia intemporal que al mismo tiempo parece muy fácil”, cuenta su creador, Francis Kurkdjian. “Me apetecía crear una fragancia que se pareciera a un gran ramo de flores recién cortadas, con temperamento y estela”. Para Kurkdjian, “la mujer Carven posee una elegancia intuitiva: parisina, chispeante, atrevida e impertinente. No deja a nadie indiferente».

Telademoda

 

Una fragancia para la mujer de ahora, moderna, valiente, femenina y amante de los florales; o sea, de los perfumes franceses. En las notas de salida, el jacinto blanco se fusiona con la flor del mandarino; en el corazón, un «bouquet» floral donde se mezclan los guisantes de olor, el jazmín y el ylang ylang. En el fondo, el sándalo blanco, el osmanthus y el pachulí de Indonesia. ¡Anda, ya tienes el regalo para el Día de la Madre!

Sin comentarios todavía

Deje un comentario

Proudly using Dynamic Headers by Nicasio WordPress Design