Dioressence, el taconazo de Dior

18 de enero de 2016

 

Telademoda

 

Dadme unos tacones y armaré la marimorena. Más o menos, depende del recorrido que tenga la interfecta en zapatos que te elevan a las alturas a costa de dejarte caer después en el sofá como un peso muerto y que nadie, absolutamente nadie, te dirija la palabra. En tacones de vértigo es cuando más te acuerdas del dicho que no tiene fecha de caducidad: Para lucir hermosura, hay que sufrir estrechura.

Telademoda

 

Claro que todo depende, de qué depende (un abrazo, Pau Donés). Depende, sobre todo, de la calidad del zapato. No es lo mismo ponerse unos tacones de, por ejemplo, esa firma que está usted pensando, que unos de Dior. Al menos eso es lo que se les exige a las marcas que te dejan marca en la tarjeta: que tengan calidad, además de vistosidad, caché por ser vos quien sois y altura de miras.

 

Telademoda

 

 

Altura desde luego tiene el nuevo “stiletto” de Dior, Dioressence. Su favorecedor “décolleté”; o sea su amplio escote, y su extremidad puntiaguda alargan la pierna (una de las razones fundamentales de subirte encima) y enfatizan el arco del pie. El tacón, realizado enteramente en cuero, acentúa su delicadeza y estiliza la silueta resaltando las curvas de las piernas. O sea, un zapato-milagro.

 

Telademoda

 

 

Los zapatos Dioressence están realizados a escasos kilómetros de Venecia (Italia) y gozan de una amplia variedad de materiales y colores. O sea, para perder el gusto al elegir, como nos gusta a la mayoría, sin cicatería. A lo grande. Entre ellos no podían faltar los dos tonos más asociados a la Casa Dior. El negro, considerado por Christian Dior como el más elegante de todos, y el rosa palo.

 

Telademoda

 

El rosa palo era para el diseñador que inventó el “New Look”, el color de la felicidad y de la feminidad, quizás porque es relajante, suave y nada estridente. Pero no sólo del rosa vive la mujer y a las tendencias me remito. Que va a ser el tono de la primavera-verano, sí, pero afortunadamente hay un amplio dispositivo para contentar a esa legión que aspira  a echarle color a su cuerpo de abajo a arriba.

Telademoda

 

Para las más osadas, esas que huyen del sota, caballo y rey, está disponible en ocre, verde militar, coñac, rojo trafalgar (no sé qué matiz de rojo es, porque está el rojo Valentino, pero supongo que en este caso será  guerrero), bronce, blanco, un color discutido para zapato, pero también demandado; gris antracita, y los tonos azules desde el azul tinta hasta el marino, pasando por el medianoche. Pues a por ellos.

Sin comentarios todavía

Deje un comentario

Proudly using Dynamic Headers by Nicasio WordPress Design