Hilfiger viaja al Caribe

16 de septiembre de 2015

 

Telademoda

 

Lo que son las cosas. Estamos metidos en una ciclogénesis, que es una forma fina, muy fina, de denominar a las borrascas de toda la vida, y en telademoda.com nos vamos al Caribe. Nos vamos al Caribe con la Hilfiger Colllection 2016, que, como verán, es una explosión de colorido, que no hace daño a nadie. Mas al contrario, es capaz de favorecer el ánimo de las personas. Lo dicen los psicólogos, que el color espanta las depresiones, y quién soy yo para enmendarle la plana a psicólogo alguno.

 

Telademoda

Según dice la nota de prensa (las notas de prensa son a veces arcanos indescifrables y otras, fuentes cristalinas; o sea, no hay que perderlas de vista), pues siguiendo con la nota, la inspiración de esta colorida colección parte de las aguas turquesas de Jamaica y de los  apacibles paseos por las playas de finísima arena de la isla de Mustique. Sí, esa isla que durante décadas ha sido el destino favorito de estrellas de rock, miembros de la realeza, y ahora de Isabel Preysler y el Premio Nobel, porque sí, Mario Vargas Llosa es Premio Nobel.

Telademoda

Bueno, pues Mustique es también el destino de la próxima generación de “The Hilfigers”, ya saben esa familia americana que escenifica todas las colecciones de Tommy Hilfiger, siempre en amor y compaña, como debe ser. La primavera 2016 apostarán por dejar atrás las reglas preestablecidas, tumbarse a la pata la llana y relajarse al sol, que al fin y al cabo es el deseo de muchas generaciones pasadas, presentes y futuras.

 

Telademoda

Pero para tumbarse y que la vida pase sin sobresaltos hay que vestirse. Vestirse un tanto “pihippy”, leído “pijipi”; es decir, hippy costeado, que no es lo mismo que hippy cochambroso. No. Los vestidos, que me encantan, están plagados de exuberantes estampados de flora y fauna, inspirados por el reconocido artista textil Josef Frank, así como las prendas en “patchwork” en tonos tropicales y rayas vibrantes. Aquí no valen las medias tintas.

 

Telademoda

Las cazadoras vaqueras y los pantalones chinos aparecen en tonos lavados, pero con cintas de cuentas y pespuntes ornamentales en las costuras, todo muy artesanal. El tradicional jersey de cricket también se readapta en punto de croché; los polos se han realizado en tejido de malla (muy años setenta) y las camisas Oxford se han personalizado con costuras bordadas. Estos detalles hechos a mano caracterizan cada una de las prendas, incluidas las bolsas de playa, las deportivas abiertas, las alpargatas y los gorros de croché.

Telademoda

 

En esta colección, basada en la nostalgia del estilo vacacional de los setenta, también vemos el tejido “jacquard”, mezclado con hilo metalizado, así como los caftanes, que evocan la confortable época del año en la que nada nos preocupa ni ocupa. Según Tommy Hilfiger, la colección de la primavera 2016 tiene ese toque moderno, sofisticado y fresco, marca de la casa. “Un “look” ecléctico, desgastado por el sol, artesanal, lujoso, pero sobre todo relajado y apacible”. Ya saben, el Caribe.

One Response to “Hilfiger viaja al Caribe”

  1. Carolina Puivecino 17 septiembre, 2015 at 16:39 #

    Me encanta la colección.

Leave a Reply