Ágatha llena de color Arnuero

16 de agosto de 2015

 

Telademoda

Foto: Internet

 

Ágatha Ruiz de la Prada y su explosión incruenta de color estará hasta el 1 de septiembre en el Observatorio del Arte de Arnuero, municipio costero de Cantabria, que forma parte de la comarca de Trasmiera. Una exposición que recoge no solo sus vestidos y una serie de bocetos con los pasos de su proceso creativo, sino también objetos cotidianos como un paraguas o un espejo, a los que esta diseñadora nacida en Madrid en 1960, les ha subido los colores. La muestra se puede visitar de martes a domingo en horario de 10 a 14  y de 17 a 20 horas. Una buena opción para viajar, que dicen es lo que de verdad da la felicidad.

 

Telademoda

Foto: Efe

 

He seguido, como periodista, la trayectoria de Ágatha Ruiz de la Prada. He visto  en las pasarelas sus, a veces, disparatadas propuestas, pero también he visto cómo ha ido haciéndose un hueco en la industria de la moda. Es constante, tenaz, y tiene un sentido del marketing tan peculiar que ahí está el tío, dicen en Sevilla. Pues ahí está la tía. Con el nombre de Ágatha Ruiz de la Prada hay casi de todo o todo, vaya usted a saber. No sólo diseña ropa para señoras, sino que la hace de niños, de comunión, de novias, para la casa. Diseña  zapatos, paraguas, gafas, espejos, bolígrafos, lápices…

Telademoda

Foto: © Marcos Soria

 

 

No es la primera vez que se exhiben sus diseños. Ya está avezada en estas lides, pero sí es la primera vez que parte de su obra se recoge en una muestra en este Observatorio del Arte de Arnuero. El visitante se dará un baño de color, del color de Ágatha, que nunca fue de medias tintas, sino que fue por derecho a dar en la línea de flotación al negro. “Vestir de color es una liberación, quitarse complejos para ir como a cada uno le parezca. El color lleva a la felicidad. En unos años, los médicos recetarán vestir de colores para la depresión”.

 

Telademoda

Foto: Internet

 

 

Esta declaración de principios de Ágatha Ruiz de la Prada se la leí en el libro que Dolors Massot, licenciada en Filología Clásica y Periodismo, le escribió a la diseñadora y tituló con su nombre y apellido. Editado por Eunsa, es otra opción de no poder viajar hasta Arnuero o como complemento. Es un libro muy completo que explora incluso en la intimidad de la diseñadora. Fue Vainica Doble la que cantaba aquello de todo está en los libros, la sintonía de un programa cultural que presentaba Sánchez-Dragó en televisión a principios de los ochenta.

 

Telademoda

Foto: Efe

 

Pues, eso, a los libros. Este que les digo no les defraudará, porque Ágatha está vista desde todos los ángulos. Los visitantes que acudan a este Observatorio del Arte de Arnuero no sólo verán, por ejemplo, el vestido de novia plagado de margaritas, que tuvo en el momento de irrumpir en la pasarela, cómo no, detractores y defensores a ultranza. Ágatha quiso darle un halo romántico a una ceremonia en la que el romanticismo a veces se pasa por alto. Pero también encontrarán su vena “surrealista” al dar una vida distinta a objetos que ya tienen la suya propia.

 

Telademoda

Foto: Internet

 

 

En unas declaraciones que han llegado a todos los rincones (es lo que tienen las nuevas tecnologías), la comisaria de la exposición, Marisa Oropesa, lo dejó bien claro:  “Esa capacidad de ver más allá de lo formalmente establecido es lo que la convierte en una autentica innovadora. Porque si nos dijeran que un corazón, una nube, una estrella o una flor pueden vestirse nos costaría creerlo. Pero ella hace que sea posible, nos traslada a un mundo irreal, a un mundo más optimista”. Cosa de agradecer con la que está cayendo este mes de agosto.

No comments yet

Leave a Reply