Reflexiones: De trajes y hombres

25 de julio de 2015

 

Telademoda

Foto tomada de Internet

Acaba de ser noticia la compra de un traje por parte del alcalde de Cádiz, José María González, más conocido por el sobrenombre de Kichi, diminutivo de “kichitito”, apelativo con el que lo llamaba su madre, que hay que ver cómo somos las madres, sobre todo en el Sur. Y ha sido noticia porque el regidor de esta ciudad andaluza, líder de la formación Por Cádiz Sí Se Puede, marca blanca de Podemos, había descuidado equiparse para “vestir el cargo” para el que fue elegido, gracias al apoyo del PSOE, sin saber que la ropa es el mobiliario de la mente hecho visible, que dijo James Laver. Después de haber exhibido en actos oficiales camisas ayunas de plancha y por ende de “Toke”, el señor González ha entrado en vereda, para unos, y ha entregado la cuchara para otros.

 

Telademoda

Foto: lavozdigital.es

Y no es que el señor González sea mi tipo, pero hay que ver lo que ha ganado en prestancia y en dignidad con su traje. Un traje con el que respeta a sus convecinos y se hace respetar. Porque la ropa habla un lenguaje bastante elocuente, sobre todo si ejercemos la representación de otros, y somos la cabeza visible, en este caso de una ciudad milenaria, en cualquier foro nacional o internacional. Si será importante la indumentaria, que Isabel la Católica, tan denostada por unos y tan ensalzada por otros, apuntaba el modelo que vestía cada vez que recibía a un embajador extranjero para no repetirlo en la siguiente ocasión y no dar la impresión de que España necesitaba “un rescate”.

 

Telademoda

Foto: Efe

Evidentemente, la vestimenta tiene ideología, pero hay aspectos en los que el sentido común debe prevalecer sobre las siglas y los credos políticos y no por acatarlo abdicar de ellos. Al contrario, sería un gesto igual de inmaduro como el de recibir a un alto mandatario en vaqueros y mangas de camisa con los faldones por fuera. O sea, como si estuviéramos en casa y saliéramos a saludar a un colega, cuando se presupone que una persona que aspira a ocupar el sillón municipal de su ciudad es poseedora de unos mínimos conocimientos de cortesía.

Telademoda

Foto: Efe

Lo que se conoce popularmente por tener mundo. Ignorar todas esas cuestiones, frívolas para unos, conservadoras y rancias para otros, es desconocer los principios básicos de educación, respeto y decoro (palabra ésta última en desuso en la actualidad, más que nada por carecer de contenido) que conforman la normal convivencia entre los seres humanos. Pero como rectificar es de sabios y esforzarse por hacerlo bien de inteligentes, no seré yo quien le corte un traje al señor González, “Kichi” para los amigos.

One Response to “Reflexiones: De trajes y hombres”

  1. me pica la etiqueta 26 julio, 2015 at 16:39 #

    Ja!! me ha encantado el artículo Clara!! no puedo estar mas de acuerdo!! 🙂

Leave a Reply