Françoise Hardy y Paco Rabanne

9 de mayo de 2015

Telademoda

Fotos tomadas de internet

 

Las otras tardes, que es una manera muy poética de resolver los olvidos de las fechas, Carlos Telmo y yo hablábamos casi al unísono del declive de la edad y de Paco Rabanne. Lo del declive de la edad venía a cuento de la poca gracia que hace a ciertas décadas quedar con alguien en la playa, por la escasa tersura del cuerpo, claro. Y lo del diseñador patrio que luego se metió a augur con resultados, afortunadamente, poco certeros, venía a cuento porque Telmo dará una conferencia el 29 de mayo en la biblioteca de Ceuta, mi tierra, sobre la actriz Audrey Hepburn, invitado por la asociación Beber de cine.  

 

Telademoda

Y la actriz le fue infiel a su modista de cabecera Givenchy para probar suerte con Rabanne en la película “Dos en la carretera”, de Stanley DonenCon quien Rabanne probó suerte y ahí los pronósticos no erraron fue con Françoise Hardy  La cantante, compositora,  modelo, escritora e icono del pop francés fue la musa del llamado por Coco Chanel, que era experta en este tipo de bautizos, “diseñador metalúrgico”.  Rabanne se saltó a pídola (o piola, según la región donde me lean) la costura tradicional para utilizar tenazas y martillos con los que transformar en tejidos materiales como el rodio, el aluminio, los discos láser, los espejos y los papeles irisados.

Telademoda

 

Un innovador nato este Francisco Rabaneda Cuervo, nacido en Pasajes de San Pedro (Guipúzcoa) en 1934. Hijo de padre republicano y madre comunista, de oficio costurera, que había tenido el honor de trabajar en el taller que Cristóbal Balenciaga había abierto en San Sebastián, se exilió con su familia a Francia. No obstante y a pesar de los años de estancia en el país vecino, sigue teniendo también la nacionalidad española. Bueno, pues Rabanne cubrió a Françoise Hardy con un vestido de placas de oro y diamantes engastados. ¡La bomba!

 

Telademoda

Pero Françoise Hardy es también noticia estos días, a sus setenta y un años, bien llevados, a pesar de su extrema delgadez y su precaria salud. Las francesas son de esa pasta que las hacen tener “allure”, que podría traducirse por estilo, encanto, clase, o todo mezclado a partes iguales. La Hardy acaba de publicar “Opiniones no autorizadas”, de la editorial Équateurs, donde se queja de la “devastación insoportable” del envejecimiento. Lo que a pie de calle sería un crudo: ¡qué fea es la vejez!

Telademoda

Grabó su primer disco con 18 años, en 1962, “Tous les garçons et les filles” y en pocos meses había vendido dos millones de copias. Participó en Eurovisión, cuando el festival tenía caché y no iba la gente a hacer el ganso. Tres años después de su fulgurante éxito triunfa en el Reino Unido y la “ficha” Mary Quant para hacer famosa su minifalda, esa prenda reflejo de un tiempo económicamente boyante y que disputa su autoría con Courrèges.

 

Telademoda

Paco Rabanne también la eligió para darle peso específico a sus audaces propuestas. Qué mejor exponente de su moda que aquella muchacha tímida y retraída, pero muy “chic”, para “sacarle brillo” a sus diseños. Françoise Hardy, que se define como una persona melancólica, atrapada en relaciones amorosas difíciles desde la adolescencia, habla en su último libro de su extraordinaria vida y sus ideas, que van desde ser partidaria de la eutanasia y del aborto, a considerarse políticamente de derechas. Los iconos también tienen sus contradicciones. Suelen ser humanos.

7 Responses to “Françoise Hardy y Paco Rabanne”

  1. Marian 19 mayo, 2015 at 21:40 #

    Extraordinaria mujer que con el paso de los años ha aumentado su carisma y estilo.

  2. María Mira 12 mayo, 2015 at 21:17 #

    Muy buen reportaje Clara! Me gusta mucho en especial esta época de Rabanne y como bien dices Françoise Hardy, encarna el allure francés, es maravillosa. Y aunque los años pasen y la tersura desaparezca, nace otro tipo de belleza, yo la veo muy hermosa.
    Me gustan siempre tus artículos porque o bien rememoro o bien aprendo nuevas cosas de la historia de la moda.
    Le deseo éxito a Carlos Telmo en su conferencia. Las fotos son estupendas. No sabia que a través de Cocó fue descubierta.
    Un saludo
    María

  3. Berta 11 mayo, 2015 at 21:51 #

    No sabía que el vestuario de Audrey Hepburn en Dos en la carretera, fuera de Rabanne. Creo recordar que la actriz recrea dos momentos en la vida de la protagonista. Estupenda película sobre como el paso del tiempo arrasa con el amor de juventud. Y un magnífico vestuario.

  4. Juan 11 mayo, 2015 at 16:38 #

    ¿Dónde están las Catherine Deneuve, Françoise Hardy o incluso Brigitte Bardot actuales? Porque no me digan que Sophie Marceau, Vanessa Paradis o Marion Cotillard llegan siquiera a la altura del talón de las primeras. ¿Qué interés pueden tener así nuestros jóvenes en la cultura francesa? Ninguno. Así es como van los países a su decadencia. Una pena.

  5. Alicia Astigarraga 10 mayo, 2015 at 23:11 #

    Todo un incono de la época en la que las francesas eran unas “avanzadas” de la vida. Si con 71 años está como aparece en la fotografía última, yo me apunto. Está estupenda!

  6. Maria de Lasso 10 mayo, 2015 at 21:11 #

    Pues la señora no ha envejecido mal… Pero si, yo coincido con el comentario anterior de que se notan los años, que bonitos son los 20!!!

  7. Gloria 10 mayo, 2015 at 16:02 #

    Me encanta esta señora, tiene mucho estilo. Tengo treinta y cinco años pero mis padres la escuchaban y tenían todos sus discos. Yo ahora la escucho y recuerdo esa época de mi infancia. Y lleva razón, la vejez es un gran deterioro y si tienes alguna enfermedad es la muerte en vida.

Leave a Reply