Los imprescindibles de Bleu de Chanel

14 de febrero de 2015

 

Telademoda

“Hay hombres que se perfuman (o se echan colonia) un día y son aseadillos. Hay otros que lo hacen un año y son limpios. Hay quienes se perfuman muchos años y son escamondados. Pero hay los que se perfuman toda la vida; esos son los imprescindibles”. Perdonen mi atrevimiento al inspirarme, que no plagiar, a Bertolt Brecht, pero me venía al frasco. Al frasco de Bleu de Chanel, por supuesto. Al frasco y a ese actor llamado Gaspar Ulliel, que hace su publicidad y que parece limpio como los chorros del oro. Claro que, a veces, las apariencias engañan.

 

Telademoda

Engañan porque hay señores, y aprovecho la ocasión que me brinda mi blog, que se “duchan” con colonia a diario cuando salen a echarse unos kilómetros de “running”; o sea, corren, como se decía antaño, y así se quedan para la eternidad del día. Es decir, conservan esa mezcla de aromas que en enero tiene un pase, pero que en agosto y en Sevilla los hace merecedores de ser una isla en el autobús, en el metro o en la oficina. El caso es que Gaspard Ulliel ha rodado un anuncio para promocionar la masculina fragancia, a las órdenes del reconocido cineasta James Gray. En 2010, Bleu de Chanel contó la historia de un hombre que había decidido liberarse de todas las limitaciones.
Telademoda
Un lustro después es el mismo héroe: un famoso actor, acosado por sus admiradores, mientras se debate entre la celebridad y un deseo de calma y sosiego. “Esa locura inherente al mundo del cine”, como ha explicado Gray (no confundir con Grey y sus sombras, de ajetreada actualidad). La película se rodó en la noche de Los Ángeles, con la famosa canción de Bob Dylan «All Along the Watchtower», interpretada por Jimi Hendrix, como música de fondo. Una canción con tan buenas notas como Bleu de Chanel, que es amaderada, como corresponde a las fragancias de los hombres imprescindibles.

One Response to “Los imprescindibles de Bleu de Chanel”

  1. María Luisa 15 febrero, 2015 at 14:05 #

    Ja,ja,ja, . Este blog me gusta porque solo a Clara Guzmán se le ocurre mezclar al escritor alemán Brecht con un perfume de Chanel. Ole tú.

Leave a Reply