Aurelia Medina: La madurez del diseño

8 de julio de 2014

 

Telademoda

Reportaje gráfico: Pablo Duarte

 

El primer recuerdo que Aurelia Medina tiene de su infancia en su pueblo, Benalúa de Guadix (Granada) es la llegada y la salida de las golondrinas, perfectamente formadas en línea recta sobre los cables de la luz. “Es una imagen singular, que repetida crea una secuencia”, dice esta mujer que se define como diseñadora, “porque creadora me parece excesivo”. Diseñadora andaluza, “pero sin quedarnos sólo en el aspecto folclórico. Andalucía cuenta hoy en día con las suficientes industrias punteras como para seguir anclados en lo tópico”. Dice también que su actitud inventiva la heredó de su padre, que desarrolló un sinfín de maquinarias en torno a la extracción de aceite de oliva y sus derivados.

 

 

Telademoda

Decoradora de formación, empezó en el mundo de la moda haciendo estampados en los años setenta; después pasó a formar parte de una revista profesional y luego fue la mano derecha del diseñador Pedro del Hierro durante doce años. Claro que casarse con su profesor de dibujo, el pintor José Duarte, del Equipo 57, ha debido ser decisivo para crear una familia que se codea a diario con la belleza. Está muy orgullosa de haber llegado al diseño profesional en su madurez. Y por la puerta grande. Bueno, eso lo añado yo. Su primera colección de bolsos la compró Karl Lagerfeld. “Llegas con otra visión. El ego está apaciguado y, sobre todas las cosas, sólo te interesa el trabajo bien hecho”. Escuchar esta declaración de principios en la era del narcisismo/tecnológico más exacerbado es un bálsamo emocional.

 

Telademoda

Pero, ¿qué es el diseño para Aurelia Medina? “El diseño es la función y me interesa como industria y como  acercamiento de la estética a todo el mundo, desde la decoración hasta los complementos. Me interesa simplificar el proceso productivo, no el resultado. Que la producción, el embalaje, el envío, sean lo más eficaces y con el menor coste posibles. Esto no le quita valor al diseño, al contrario, puede ser un valor añadido. Mi elitismo no está en quién lo compre sino en el diseño en sí. Es verdad que mi punto de partida está en la geometría, que me centra, aunque luego la deforme. Porque es una ciencia exacta y sobre ella se puede trabajar. Para añadir siempre hay tiempo. Es mejor partir de poco y luego ir revistiendo, si es necesario”.

 

Telademoda

Aurelia Medina diseña complementos de moda, bolsos, guantes, tocados, chales…; objetos de decoración: bandejas, bomboneras, fruteros, floreros, farolas (de mobiliario urbano), mesas, escritorios, consolas, cabeceros de cama…Los materiales que emplea son la madera, el cristal, la piel, el metacrilato y ahora está a la búsqueda de reciclar piezas que incomprensiblemente se desechan. “Se desperdician muchos objetos que se podrían reutilizar. Tengo en mente diseñar algo con los recipientes de tintas de ordenadores de empresa”. Y le chisporrotean los ojos. A saber qué le ronda por la cabeza. Le espanta el pensamiento único, incluso en la estética. “La uniformidad me horroriza. Actualmente hay muchas ofertas como para mezclar y no ser uniformes”.

 

Telademoda

“Salir de la uniformidad no tiene por qué ser caro. Lo que hay que fomentar es la imaginación y que la gente se haga sus propias cosas, cuestión que no está reñida con comprar diseño de calidad. Sí, esa firma sueca de todos conocida ha hecho una buena labor al expulsar de nuestras casas el estilo remordimiento español. Las ha animado y las ha hecho más funcionales y con amplitud de miras. Estoy convencida de que nuestro entorno influye en nuestro estado de ánimo. Un objeto que respete las proporciones genera serenidad, paz, armonía. Por eso los griegos hablaban de la divina proporción. Cuando se tienen los conceptos sobre el diseño bastante definidos se puede hacer cualquier objeto siempre que nos adaptemos a su función”.

Telademoda

“No es lo mismo diseñar un bolso para llevarlo en la mano, que una mesa para sentarse a comer”. Aurelia Medina, que también diseña regalos personalizados para empresas, vende en Madrid en “Trivieca” y en “El pájaro invisible“, en el barrio de las Letras. También en Madrid, en el Museo Thyssen, y en la tienda “Neutra”, de Jesús Regueira, en Sevilla. Y aunque suele ir por la vida del brazo de la novelería, todavía, o quizás por eso, no tiene página web. “Me gustaría que fuera insinuante; o sea, que no enseñara demasiado de mi trabajo y todavía no he encontrado la fórmula. Así que el que quiera ponerse en contacto conmigo lo tiene que hacer a través de mi correo electrónico: medina.aurelia@gmail.com”.

One Response to “Aurelia Medina: La madurez del diseño”

  1. concha 9 julio, 2014 at 21:48 #

    Genial Aurelia Medina y sus creaciones ¡¡¡

Leave a Reply