París recuerda a la emperatriz Josefina Bonaparte

29 de mayo de 2014

 

Telademoda

Fotos tomadas de internet

Hasta el 29 de junio se podrá visitar en el Museo de Luxemburgo de París la exposición sobre la emperatriz Josefina, primera esposa de Napoleón Bonaparte, con motivo de celebrarse el bicentenario de su muerte. Mujer interesante en muchos aspectos (ser consorte fue lo que le dio su trascendencia) marcó un estilo en Europa durante décadas por su apoyo a la industria francesa de la seda y del bordado, su pasión por la botánica y la decoración y por tener criterio, que es una cualidad poco común y no demasiado valorada. Pensar por cuenta propia no suele ser muy conveniente.

 

Telademoda

Marie Joshèphe Rose Tasher de la Pagerie, nacida en Martinica el 23 de junio de 1763, era hija de una familia de adinerados colonos franceses que hicieron su fortuna con la explotación de los esclavos africanos en las plantaciones de caña de azucar. Casada con el vizconde de Beauharnais, ejecutado durante la revolución francesa en 1794, tuvo dos hijos: Eugene y Hortense. Detenida durante más de tres meses en la parisina prisión de Carmes, escapó por los pelos de la guillotina. De lo que no escapó nunca fue de la ira de sus detractores, como todo aquel que descuella. Decían los colmillos retorcidos de la época, que su ausencia de sonrisas (observen las imágenes) era debido a la mala calidad de su dentadura.

Telademoda

 

Cuentan las crónicas que a la muy elegante y cortejada viuda le preguntó un día Napoleón Bonaparte: “Señora, ¿por donde hay que pasar para ir a sus aposentos? Por la vicaría”, fue la ingeniosa y contundente respuesta de Josefina, con la que se casaría en 1796 y que luego repudiaría al no haberle dado hijos. “El rol de Josefina era representar al Imperio y a la industria francesa. Compró y encargó vestidos, chales, zapatos convirtiéndose en un modelo y las mujeres, tanto en Francia como en el extranjero,  trataban de imitarla. Tenía muchas joyas suntuosas, fabricadas con todas las piedras preciosas: topacios, rubíes, zafiros, esmeraldas, perlas, etc. Josefina no hizo sino llenar el lugar que le correspondía como emperatriz”, ha manifestado Celine Meunier, una de las responsables de la exposición.

 Telademoda

 

La muestra ofrece una imagen muy moderna de Josefina, moderna en el sentido de mujer independiente y adelantada a su época, Amante de los viajes, del arte y de la música, Josefina tenía también su punto extravagante.  Los chales constituían una de las riquezas de su guardarropa. Eran tantos, que con ellos podían hacerse vestidos, mantas para la casa o hasta almohadones para sus perros. Los más bellos eran de cachemir y le fueron obsequiados por el sultán Selim III.  La curiosa exposición está organizada por la Reunión de los Museos Nacionales franceses, el Grand Palais, en colaboración con los castillos Malmaison, donde se retiró Josefina tras su divorcio de Bonaparte,  y Bois.

5 Responses to “París recuerda a la emperatriz Josefina Bonaparte”

  1. M. José Dorado 23 junio, 2014 at 23:30 #

    Me encanta tu blog!!! es uno de los pocos en los que se puede aprender de Moda, de Moda con mayúsculas, de historia de la moda y no sólo ver pseudomodelos posando y anunciando firmas. Gracias por estos ratitos!

  2. Clara Benzo 30 mayo, 2014 at 1:54 #

    Clara, tocaya, tu blog es para leerlo. Qué buena la frase que le dijo Josefina a ese dictadorzuelo de Napoleón. Yo le digo a la gente que no vea solo las fotos, que lo lea.

  3. Ana María 30 mayo, 2014 at 1:08 #

    Felicidades por tu premio. No te conocía pero viéndote esta noche he comprendido por qué tu blog es tan especial. Tienes mucha clase y tu vestido color champán, espectacular. Me ha encantado cómo has subido la escalera, como las artistas…

  4. Francisco 30 mayo, 2014 at 1:05 #

    Creo que la profesionalidad y la trayectoria hay que premiarlas, como ha escrito alguien en Twitter. Por eso te felicito. Tu blog es de diez y es cierto ibas elegantísima. Estás cada día más guapa, Clara Guzmán

  5. Angel Antonio 30 mayo, 2014 at 1:01 #

    Enhorabuena por el premio Blogosur en su cuarta edición. Nunca es tarde. Enhorabuena también porque ibas elegantísima. Lo mejor que subió al escenario y soy objetivo.

Leave a Reply