Lebor Gabala se da un garbeo por el trópico

6 de marzo de 2014

 

Telademoda

 

Hacía mucho tiempo que ni leía ni escuchaba la palabra garbeo, muy frecuente en mi infancia y juventud por tierras caballas (de Ceuta para los ajenos a esta manera tan “pescadora” de llamarnos). Ahora la veo en la nota de prensa sobre la nueva colección de Lebor Gabala y me hace gracia. No sólo me hace gracia la palabra, también las prendas. Son, eso, muy tropicales, que es lo que queremos cuando hace calor. Y hoy en Sevilla ya hace.

Telademoda

 

Empiezan en Hawai, en sus camisetas de guirnaldas de flores; hacen una parada en Florida, con sus suéteres con números, conjuntados con culottes, con camisas polo de inspiración cubana o jerséis y chaquetas con listas multicolores. Seguimos en Isla Mauricio, donde nos dejamos sorprender por un original camisero, una túnica con ribetes o por la comodidad y frescura de una chilaba bien cortada.

 

Telademoda

El colorido de esta colección de primavera-verano de Lebor Gabala es intenso. Hay verde musgo, azul, granate, naranja, verde lima y azulón, imitando a las plumas del loro. De ahí pasamos a los pasteles como el malva, el amarillo suave y el azul celeste, sin olvidarse del juego que siempre da en verano el blanco y dejando la puerta abierta a los caquis, piedras y crudos.

 

Telademoda

Pero, ¿quién es Lebor Gabala y a qué dedica el tiempo libre?  Se preguntará el lector curioso, en el buen sentido de la palabra curioso, que lo tiene, ¿eh? El tiempo libre no lo sabemos pero el profesional lo emplea en hacer colecciones distintas y originales. Detrás de la firma Lebor Gabala está Maite Muñoz, discípula, entre otros, de Pedro Morago y Mila y Tucho Balado.

Telademoda

Tras unos años en Ibiza, donde diseñó colecciones para la moda Ad Lib, decidió instalarse por su cuenta en Barcelona. Allí bautizó su firma con la traducción de un conjunto de manuscritos gaélicos, del siglo XI, que cuentan, con una mezcla de historia, mitología, leyenda y folclore la fundación de Irlanda a través de los tiempos. Y aquí tenemos su último fruto para el buen tiempo que nos espera. Un fruto muy jugoso.

No comments yet

Leave a Reply