Reflexiones. La esclavitud del cuerpo

12 de junio de 2013

telademoda

Muchos de mis lectores me han pedido que me pronuncie sobre todas esas noticias que nos sorprenden a diario acerca de la esclavitud del cuerpo. Me explico. No hace mucho, nos sobrecogía lo que contaba Kirstie Clements  en su libro «The Vogue factor», donde escribía que las modelos comían pañuelos de papel para sentirse llenas en sus largas etapas de duro ayuno. Ahora, leo en ABC digital que una de las hijas de Eddie Murphy, Bria, de 23 años, ha confesado que para llegar a la cima en la profesión de modelo hay que superar una serie de pruebas no sólo perjudiciales para la salud, sino también para el bienestar sicológico de las muchachas, algunas casi niñas. «Muchas chicas son adictas a las drogas y anoréxicas, hay una larga lista de cosas, porque hay mucha presión para estar perfecta». Presión que las lleva a ingerir bolas de algodón empapadas en zumo de naranja para sentirse satisfechas y no engordar un gramo.

telademoda

Abolida la esclavitud  del ser humano como tal – es cierto que hay muchos matices- estas mujeres son esclavas de su cuerpo en pleno siglo XXI. ¿Quién dicta qué talla deben tener esas muchachas que llegan a convertirse en referentes; en el espejo en el que se miran muchas adolescentes? ¿Quién dicta los cánones de belleza en la actualidad? ¿Son realmente bellas estas jóvenes escuálidas, con aspecto enfermizo que desfilan ante nosotros, a veces con un gesto de abatimiento, quizás provocado por una dieta dañina? ¿Son atractivas estas chicas que parecen víctimas de esas hambrunas que aún padecen países con menos fortuna? ¡Qué gran paradoja! Es cierto que estar delgado es en esta época sinónimo de hermosura; al menos es el rasero en el que nos medimos; nos miden. Pero estar delgado no tiene que ser necesariamente sinónimo de estar sano. No pido arrobas para las modelo; no. No me tergiversen. Sólo pido sentido común.

telademoda

Si una persona tiene una alimentación adecuada y hace ejercicio  a diario su aspecto será saludable. Si es una modelo tendrá que cuidar su físico con mucha más dedicación y esmero, porque su vida laboral se lo exige. He conocido a las grandes, a las modelos de los noventa; mujeres portentosas. Delgadas, pero no esqueléticas. Rotundas y deseables. Pero todo ha degenerado a medida que los directores artísticos rizaban el rizo. Menos edad, menos grasa, más palidez y más huesos. La esclavitud del cuerpo tiene sus fustigadores, que azotan la autoestima de las aspirantes a modelo, mientras las convencen de que formarán parte de un oficio cosmopolita; serán estrellas envidiadas y envidiables. No los maquillemos: son negreros que obligan a vivir contra natura a seres humanos que están creciendo física e intelectualmente, amparándose en que la moda así lo demanda. Sinceramente, esto es un delito de lesa humanidad,  ¿Sería mucho pedir que alguna ley impidiera esta atrocidad?

10 Responses to “Reflexiones. La esclavitud del cuerpo”

  1. Rafi carrasco zamudio 22 junio, 2013 at 11:44 #

    No me extraña que haya sido el más visto porque la cuestión de la delgadez extrema de las modelos es un problema tan importante en nuestros días como la obesidad mórbida de las chicas jóvenes.Termino con una frase muy manida pero verdadera: En el término medio está la virtud.

  2. L.O.P. 14 junio, 2013 at 17:19 #

    Veo esta cabecera y me imagino a la bloguera nadando en los mares del Sur…Guapa bloguera que la he visto en el Facebook con Carlos Telmo en una radio.

  3. Mariano 14 junio, 2013 at 17:07 #

    Un ole por esta cabecera de verano

  4. Concha 14 junio, 2013 at 11:45 #

    Parece mentira que exhiban a las niñas tan esqueléticas. Dan pena y lo peor es que son un espejo social para la juventud.

  5. Inmaculada Sancho 13 junio, 2013 at 17:19 #

    Estoy de acuerdo contigo Clara y con el sentido común, estar delgada no es igual a estar esquelética. Estoy segura que en una pasarela con tales modelos, lo que llama la atención no es la belleza de las prendas ni de la mujer, sólo llama la atención la falta de redondeces y la profundidad de los huesos. Fantasmagórico.

  6. Augusto 13 junio, 2013 at 13:22 #

    Que barbaridad, tendrían que prohibirlo!!! Una ley ya!!!

  7. Chonín Ruesga 13 junio, 2013 at 11:38 #

    Muchísimas gracias, Clara, por hablar de este tema. La anorexia es una epidemia silenciosa. Se habla de ella en relación a las modelos, pero lo terrible es que está alrededor de nuestras vidas, en la calle y en cualquier casa sin glamour ni fotografías. Podeis hacer la prueba. Sacar el tema en cualquier reunión y alguna persona de las presentes conocerá algún caso cercano y silencioso.
    Es terrible que las chicas que quieren ser modelos coman pañuelos de papel, pero lo que es una auténtica tragedia es que los chicos y chicas las tomen como MODELO físico a seguir.
    Es muy grave. Es una enfermedad que afecta al desarrollo físico, mental y afectivo de las personas que la padecen. Más allá de la parte visible de extrema delgadez y sus tremendas consecuencias físicas, genera trastornos mentales, distorsión de la percepción del mundo, depresión, comportamientos obsesivos. Es una auténtica esclavitud-enfermedad mental que se hace visible a través del cuerpo. Cúanto más delgada esté más aceptada seré socialmente? (parece contradictorio buscar nuestro lugar en el mundo queriendo desaparecer físicamente).
    Comer pañuelos es la punta del iceberg de un trastorno psicológico, profundo, serio, arraigado, complejo y muy difícil de curar. No es una anécdota, es una enfermedad. No les afecta sólo a las modelos profesionales es una epidemia generalizada.
    Cuando una niña que PADECE la enfermedad y usa una talla 34, de las que se compran en cualquier tienda, te pregunta ¿quién usa la 32? qué le podemos responder?

  8. Patricia Rodriguez 12 junio, 2013 at 23:56 #

    Bueno, yo viendola diria que tiene menos talla que mi hija de 11 años, que esta delgada y es alta. Tiene el mismo fisico que nos enseñan en los paises con hambruna, lo que pasa que va maquillada, sonríe y es blanca. Da verguenza porque hay gente así por no tener qué llevarse a la boca y esta chica esta así porque se lo exigirá no se qué tipo de persona para que pueda trabajar. Probablemente, alguien a quien no le gusten las mujeres por el motivo que sea. Este comentario es el que he dejado al pie de la foto que he visto publicada en facebook, pero las siguientes imágenes me parecen aun peores.

  9. Rafi carrasco zamudio 12 junio, 2013 at 22:09 #

    Y en definitiva seguimos igual es el cuerpo de la mujer el que se sigue usando,para decirle lo que tiene que hacer con él.Y nosotras -Tontas de nosotras- seguimos obedeciendo. ¿Hasta cuándo?

  10. Gloria Bendita 12 junio, 2013 at 21:40 #

    Es terrible!! no entiendo porque exigen y exhiben tal atrocidad…con lo bonita que es la moda…

Leave a Reply