Javier Larraínzar cambia la moda por un chiringuito

6 de junio de 2013

telademoda

Se lo he leído a la compañera Beatriz Cortázar (al César lo que es del César) en el digital de ABC y la verdad es que lo he sentido. Javier Larraínzar, uno de los diseñadores punteros de los noventa en España, ha montado un chiringuito en la playa de Las Chapas de Marbella y vive más feliz que el mundo. Bueno, el mundo vive un tanto agobiado, por eso la necesidad de renovar las frases hechas, como la de que en todos los trabajos se fuma, ¿verdad, Carlos Telmo?

telademoda

Desde hace un tiempo las cosas no pintaban bien para Javier Larraínzar, como para la mayoría de los diseñadores patrios, así que decidió cortar por lo sano y darle un cambio radical a su vida. Javier Larraínzar aprendió el oficio de su padre, Luis López, un alfayate de campanillas. Estaba destinado a ser la tercera generación de sastres de su familia, pero se dio cuenta que la sastrería iba a limitar su creatividad y se fue a estudiar a la escuela de diseño La Marangoni de Milán. Después se instaló en Nueva York de la mano de un elegante cliente de su padre, Oscar de la Renta.

telademoda

“Aquí hubiera necesitado diez años para aprender lo que allí, a su lado, aprendí en dos”. Cuando Javier Larraínzar me hizo esas declaraciones para el diario ABC, en el año 1994, todavía estaba muy lejos su ruptura con un oficio con el que cosechó muchos éxitos. Recuerdo que cuando bajó del AVE, en la estación de Santa Justa, me topé con un chico muy educado, exento de toda esa parafernalia con la que en aquellos años dorados se rodeaba la mayoría de los de su gremio. De padre español y madre alemana, me dijo que solía huir de todo lo que sonara a falso.

telademoda

Por entonces ya era crítico con la gestión que desde la Administración se hacía de la moda. “Yo llegué a Cibeles hace ahora dos años – 1992-, cuando ya empezaban las vacas flacas y no subo a desfilar de bóbilis bóbilis. Mi presencia en la Pasarela me la financio de mi bolsillo. Pero si en la época boyante de este certamen se hubiera investigado a los destinatarios de aquellos millones que tan alegremente se daban, otro gallo nos cantaría ahora”.

telademoda

Javier Larraínzar no se mordió la lengua y continuó:  “Todo hubiera consistido en asegurarse de que aquellos diseñadores beneficiados por las pretéritas subvenciones vendían realmente, generaban puestos de trabajo, contaban con la infraestructura necesaria para exportar o simplemente daban buena imagen en el exterior” . “La moda, aunque financiada por la Administración, debería haber estado gestionada por expertos en el sector. La idea fue buena, si tenemos en cuenta que el PSOE ha sido el único partido en el poder que se ha preocupado por nuestro colectivo, pero la gestión, nefasta”.

telademoda

En aquella fecha, Larraínzar aseguraba que “la moda no muere. Lo que ocurre es que si antes los dictados los lanzaban los grandes, ahora es la calle la que marca la pauta. Para ser sincero, ¿sabes quién marca la moda? Pues Zara, que recicla a los grandes y vende ropa de usar y tirar”. La entrevista se hizo en junio de 1994 y no ha perdido actualidad. Lo único que ha cambiado es que Larraínzar, en vez de estar al frente de su taller en Madrid lo está en un chiringuito de una playa de Marbella, al que ha bautizado con el nombre de Sylt, como la isla alemana en la que veraneaba de niño.

9 Responses to “Javier Larraínzar cambia la moda por un chiringuito”

  1. Laurita 10 junio, 2013 at 12:59 #

    jajajajajajajajajajaja

    un chiringuito…

    jajajajajajajaja
    jjajajajajajaja
    jajajjajajajaja

    ayyyy…..

  2. Juan Garramiola 9 junio, 2013 at 13:43 #

    Socorroooooooooooooooo he puesto extranjero con “G”, me estoy convirtiendo en un saca faltaaaaaaaaaaaas, no se puede escribir cegado por la indignacioooon.

  3. Juan Garramiola 9 junio, 2013 at 12:04 #

    Me pregunto yo, ¿Asi vamos a terminar todos?, me contesto yo solo, pues como se siga consumiendo de la manera que se hace ahora, osea nada, o nos montamos un bar, nos metemos a vender lo mejor del mundo, que es un producto milagroso de forma piramidal (¡que de gente hay en eso!), o desayunan y meriendan nuestros hijos, gracias al invento del bipartido que gobierna nuestra Venezuela, (uy me equivoque quise decir nuestra Andalucia), porque lo de la caña y el sedal es para gente que quiera trabajar y por lo visto estos señores al tomar esta medida, es por que piensan que mejor les dan de desayunar y merendar a nuestros hijos, que crear puestos de trabajo y reactivar la economia, nosotros al paro y ellos ERE que ERE.
    Yo creo que Javier con sus declaraciones sobre las subvenciones y sobre Zara es un adelantado a su tiempo, por poner un ejemplo,¿Cuanto dinero a tirado nuestra Junta de Andalucia con unos diseñadores famosisimos que ahora han presentado un ERE?,¿Cuanto empleo han creado estos diseñadores, pagaban la seguridad social, a sus empleados?, este es el ejemplo mas significativo que puedo poner, del dinero que se ha gastado en Moda la Junta de Andalucia. Sobre Zara lo mismo, Amancio ha sabido muy bien dar al Español lo que le gusta (quiero y no puedo)y al precio que le gusta, no olvidemos que somos uno de los paises que mas dinero gastamos en copias, no me vale que me digais que tambien vende en el extrangero, ya que alucinariais si vais a una tienda de Zara en el extranjero y vieseis los precios ya que son mucho mas caros, de hecho ya hay dos paises donde no va muy bien, uno de ellos es Francia, el otro Italia,¿Casualidad?. Que pena me da que un creador como Javier se vaya, viendo esas fotos de años pasados, de esos vestidos, de esa pasarela de Cibeles, pagada de su bolsillo, mientras a otros se la regalaban para vender humo, me duele el alma de pensar lo injusto que es, el que la administracion con mas funcionarios, posiblemente del Mundo, no se haya preocupado nunca de tener personas cualificadas a la hora de dar subvenciones en la industria de la Moda, el otro dia en nuestro programa en radioalcosa.com, dijo Eva Olivares, que por que no se ayudaba a empresas que lo estaban pasando mal, desde la administracion, para que no se perdieran puestos de trabajo, ademas de crearlos (como hacen con los equipos de Futbol, ejemplo el Betis).
    Entiendo que Javier, se haya pasado al gremio de la hosteleria, supongo que jarto (si, en Andaluz), de este Mundo del Trapo, donde hoy no se vende ni humo y el humo que hay te lo copian y lo vende muy barato, por lo menos en el chiringuito puede vender algo, es verdad que sigue rodeado de humo, pero este humo es el que dejan los clientes al fumar mientras sentados en esos preciosos sillones presumen de que les ha servido una copa uno de los mejores diseñadores de Moda del Mundo.
    A Javier le deseo mucha suerte en su nueva aventura y espero que vuelva pronto al Cuento del Trapo.

  4. Juan 9 junio, 2013 at 11:42 #

    Larraínzar acierta de pleno: “La idea era buena…pero la gestión nefasta”. esta frase sirve para explicar lo que nos ha sucedido en los últimos 25 años, no solo en la moda, sino en sanidad, enseñanza, infraestructuras… Hemos estado dirigidos por mediocres con ínfulas, y así estamos, nuestro futuro pasa por los chiringuitos.

  5. Mariano 8 junio, 2013 at 16:04 #

    Me gusta mucho como escribes. Se nota que eres una profesional del periodismo. Menudas entrevistas hacías en ABC. Recuerdo una a monseñor Amigo Vallejo que la tengo recortada y cuántas cosas decía ese hombre, cuántas. Enhorabuena.

  6. Mara Gerona 7 junio, 2013 at 23:24 #

    Que lastima, de verdad!!! Si el talento se pone a montar bares, que es lo siguiente?

  7. Carlos E.M. 7 junio, 2013 at 20:51 #

    Buenas noches. Clara, me sigue gustando mucho tu blog. Hace mucho que no te ponía nada, pero eso no quiero decir que no te siga leyendo y teniendo en mi pensamiento. Eres una mujer admirable.

  8. Alberto G. Puras 7 junio, 2013 at 10:25 #

    Visto lo visto en este pais el negocio que mejor funciona es montar un Bar no falta clientela ni con crisis ni sin ella.

  9. Severo 7 junio, 2013 at 8:22 #

    El talento ya no se va a Alemania o a Boston a trabajar, se va a Marbella!!!!!
    Buena opción

Leave a Reply