¡Vamos a meternos en los charcos!

26 de diciembre de 2012

igorbotasaguaCharcos y niños es un dúo esencial desde que el mundo es mundo. Y no tan niños. Que levante la mano quien no se haya metido en uno de esos lagos urbanos después de un buen chaparrón. Será quizás una de esas incursiones a lo desconocido de la que hablan psicólogos y toda esa caterva de libros de autoayuda que suelen florecer cuando parece que todo está perdido. Sólo parece porque aquí todos seguimos chapoteando. Claro que si es calzados con unas botas Igor de alegres colores a ver quién se atreve después a cantarte las cuarenta de que mira que meterte en  todos los charcos…

igorbotasdeagua

Igor lleva desde el año 1974 calzando con sus divertidos diseños a generaciones de pequeños que cuando se hacen grandes añoran ese calzado con el que  vadearon ríos y lagos sin necesidad a esperar a las vacaciones. Sólo era cuestión de que el cielo se abriera y empezara a llover lo suficiente como para calzarse las botas de agua. Eso era en los meses de lluvia, porque luego en verano se cambiaban por unas cómodas cangrejeras o unas sandalias de goma. Y todo hecho en casa, porque Igor fabrica en España.

igorbotasdeagua

Pero como los mayores somos tan caprichosos y las firmas de moda lo saben, Igor ha querido complacernos y esta marca que hace patria produciendo en el interior, con lo que cuesta hacer patria en estos momentos, ha diseñado una nueva línea para mujer que estará disponible para este verano. Serán unas cangrejeras para no desentonar con la prole y que llevarán el glamuroso nombre de Niza. Claro que para el invierno que viene nos esperan unas botas de agua, a juego con las de los más pequeños de la casa. Así que ¡vamos a meternos en los charcos!, pero con los pies en la tierra.

3 Responses to “¡Vamos a meternos en los charcos!”

  1. .Juan 29 diciembre, 2012 at 14:18 #

    Apetece mucho meterse en estos charcos que nos propone la bloguera. Especialmente porque nos llevan a la infancia, aunque las botas de agua que usábamos entonces no eran tan bonitas como las de Igor, eran negras, las había hasta la rodilla o, más comunes, de media caña, en cualquier caso uno disfrutaba mucho con ellas.

  2. Fernando 28 diciembre, 2012 at 15:54 #

    Van a decir que es peloteo, pero este blog es muy bueno y mira que miro blogs todos los días. Felicidades.

  3. trendy children 27 diciembre, 2012 at 17:43 #

    Somos fans incondicionales de IGOR! hacen sosas preciosas made in Spain y a buenos precios. ¿Qué más se puede pedir?

Leave a Reply