Ponerse las botas

18 de noviembre de 2012

 Stuart Weitzman. Olivia Palermo

Ponerse las botas significa enriquecerse, conseguir un beneficio o provecho, incluso ponerse gastronómicamente como el Kiko (cualquier Kiko, no hace falta que piense en el de siempre). Pero como  todo tiene su por qué, esta frase hecha debe su origen a cuando el calzado era todavía más que hoy un signo de distinción. Así que procede de la época de los romanos cuando llevar unas botas era sinónimo de pertenecer a una clase social elevada, y por tanto tener unos beneficios, así en genérico, cada uno que interprete. Ahora hay botas de todo precio y condición, pero como siempre ha habido y habrá distingos, hay quien prefiere ir bien calzada y si es por un diseño de un artista como el americano Stuart Weitzman, que además tiene su taller en Elda, Alicante, pues no sólo va hecha un primor, sino que hace patria. Una frase hecha que a ver si empezamos a darle su verdadero sentido. El literal, sin aditivos ni connotaciones de ningún signo.

Bethenny Frankel. Stuart Weitzman

Stuart Weitzman calza a muchas celebridades, es lo suyo. No es lo mismo que se  ponga las botas una anónima ciudadana que una estrella de las que pisan alfombras rojas. Olivia Palermo es una de ellas. Tiene mucho tirón, es joven, estilosa y representa el arquetipo a imitar por muchas chicas de su generación. La hemos visto con unas bailarinas verde agua, de hacérsete la boca ídem y ahora con estas botas en piel negra paseando por Nueva York,  su ciudad natal, que eso también le da caché al asunto. Además, Olivia, de ascendencia italiana y española, (su primer apellido es Toledo, con  muchas probabilidades de tener origen sefardí)  forma parte de la alta sociedad neoyorquina.

Stuart Weitzman 50/50

Pero no sólo esta modelo, miembro del reparto del reality show “The City” en  MTV, se calza las creaciones del gran Weitzman, hay muchas otras famosas que han elegido sus botas 50 /50. Es el caso de Bethenny Frankel, estrella de la televisión americana, pero también de Angelina Jolie, Sofia Vergara, Eva Mendes,  o incluso la princesa Catalina de Inglaterra. Claro, que también usted puede ser una admiradora de este diseñador de zapatos americano que tiene su cuartel general en Elda. No ha salido nunca en los papeles, nadie lo sabe, sólo sus pies, confortables y bien guarecidos, y esa seguridad con la que pisa y se lleva de calle al personal.

One Response to “Ponerse las botas”

  1. Lisa 19 noviembre, 2012 at 12:07 #

    Las botas muy chulas, pero ¿y el texto? Les recomiendo los artículos de Clara Guzman en la revista Soy mujer

    http://www.revistasoymujer.eu/w/index.php/articulos/actualidad.html

Leave a Reply