Con un nudo al cuello

24 de septiembre de 2012

 

Ermenegildo Zegna

Era para verlo. Le daba vueltas y más vueltas a la tela y no había manera de hacerle el nudo. Entonces miró a su alrededor y lo vio. Iba vestido de sport, pero un hombre de calle, como era él, sale de su casa preparado para saber que aquel caballero no le defraudaría a la hora de hacerle un nudo Windsor. Se dirigió a su “salvavidas” con su suave acento sudamericano y esas exquisitas maneras que en la “madre patria” ya se han perdido y, efectivamente, acertó. Así que allí mismo, en la parada del autobús, en pleno centro de Sevilla, un señor maduro le enseñaba a un bisoño comercial una lección de indumentaria. La firma Ermenegildo Zegna es más sofisticada y las trece corbatas que acaba de lanzar estarán disponibles en Zegna.com junto con un video, donde  el famoso modelo internacional Andrea Preti, ilustrará de un modo muy original los diez nudos de corbata más representativos.

Corbatas de Ermenegildo ZegnaHace unos años, cuando todo el mundo andaba carente de preocupaciones de más enjundia, Armani abanderó una cruzada contra la corbata, casi a la par que la policía moral iraní de la paradisiaca isla de Kish, en el Golfo Pérsico, prohibía su uso, por considerar que «este llamativo colgante de tela atenta contra el código de la decencia islámica en el vestir y en la conducta y actúa como propaganda de la cultura occidental en Oriente». Lo que da de sí una tela alargada. Da para tanto que son muchos los sociólogos y psicólogos que consideran este accesorio prácticamente masculino un termómetro del estado de ánimo de su portador, según su color y los motivos que lo pueblen.

Corbatas de Ermenegildo Zegna

Ermenegildo Zegna, siguiendo esa moda de homenajear a las ciudades del mundo en el cine, la literatura e incluso en los perfumes, acaba de lanzar su nueva edición limitada ‘Ties around the World’, una colección única de corbatas de seda, basadas en las trece ciudades que a su juicio son famosas en cuanto a negocio, moda y atractivo internacional. Disponibles en  trece diferentes estampados y una amplia gama de lujosos colores, cada corbata ha sido diseñada para evocar el espíritu de la ciudad que representa, y cada una cuenta con una etiqueta especial Ermenegildo Zegna. El resultado es una colección exclusiva de corbatas que ponen en evidencia la pasión que Zegna siente por los tejidos y la innovación desde 1910.

Corbatas de Ermenegildo Zegna

La colección Zegna ‘Ties Around the World’ ya está disponible en las trece  (esta firma no es supersticiosa)  boutiques Ermenegildo Zegna seleccionadas para el proyecto: Pekín, Shanghai, Hong Kong, Macao, Tokio, Londres, Zurich, Milán, Venecia, Roma, Las Vegas, Nueva York y Mexico DF. Entre algunos de estos icónicos estampados destacan la Guardia Real de Londres, las góndolas de Venecia, el Quirinale de Roma o la Gran Muralla de Pekín. Cada una de las boutiques seleccionadas venderán su correspondiente corbata en edición limitada. Además, a partir de noviembre la colección completa se venderá online en exclusiva en Zegna.com. El destinatario de esta colección no podía ser otro que un hombre cosmopolita que, ya sea viajando por el mundo – lo puede hacer incluso en autobús, que se aprende mucho- o dándose un capricho en el lujo de Zegna, sepa apreciar la importancia de un complemento contemporáneo de alta calidad. Y pensar que la primigenia corbata, la focale romana, era una tira alargada que llevaban anudadas al cuello los legionarios y que servía no sólo para abrigar esta delicada zona del cuerpo, sino para secarse el sudor y limpiarse la nariz.

10 Responses to “Con un nudo al cuello”

  1. MARTA VERA 27 septiembre, 2012 at 9:19 #

    A mi me gustan las corbatas hasta en las mujeres, y los hombres digan lo que digan están mas guapos de traje y corbata que con vaqueros y camisetas…

  2. Rafael 26 septiembre, 2012 at 23:33 #

    Qué divertido. No se me habría ocurrido pedirle ayuda a un señor que espera el autobús. Una vez iba a una fiesta y nadie sabía hacerme la corbata, así que llamé a un vecino y el hombre me hizo el nudo en un plisplás. La verdad es que si no sabes te haces un lío.

  3. Selly 25 septiembre, 2012 at 16:42 #

    Es muy interesante es la información de este señor Juan Garramiola. Que bueno es este blog.

  4. Juan Garramiola 25 septiembre, 2012 at 14:49 #

    Clara como tu bien sabes mis prendas favoritas son las camisas y las corbatas, a mi me enseño mi padre a los 12 años a anudarme la corbata, me hizo el nudo Italiano y cuando vio que lo hice a la primera me dijo hasta 176 distintos que se hacer yo, todabia te quedan por aprender 175, desde entonces sigo intentando aprender nuevos nudos, ya que dicen que hay mas de 188 clases. Las precursoras de las corbatas tal y como las conocemos hoy día, son las que se usaban en clubes y colegios, los miembros de la Universidad de Oxford se ataban las cintas de los sombreros, alrededor del cuello. Alli mismo, se creó la primera corbata de club, que logicamente se confecciono con los colores correspondientes. De esta manera, la idea se fue propagando en los otros clubes, universidades y colegios.
    La corbata tal como la conocemos hoy, existe en su forma actual desde principios del siglo XX, ya que alguien llamado Jesse Langsdorf, encontró una manera de cortar la corbata con el menor desperdicio posible de tela, y la solución fue trazar un ángulo de 45 grados en la trayectoria del dibujo. Además, la seda no la cortó en una sola pieza, sino en tres, que se cosían luego en otro proceso. Hoy en día, la mayoría de las corbatas se confeccionan de esta manera, aunque tambien existen corbatas que no van cocidas, si no simplemente plegadas y planchadas, por ejemplo algunas serie de Leonard (que por cierto es mi corbatero preferido)o de Celine. Por cierto esta Primavera amenazo con mi nueva coleccion de corbatas.

  5. Eusebio 25 septiembre, 2012 at 13:56 #

    Me gustan las corbatas pero en los demás, no me pongo nunca o casi. Me ha gustado la anécdota de la cola del autobús en estos tiempos en que la gente anda cabreada todo el día, mirando al suelo y con el ceño fruncido. Salir a la calle a la espera de que ocurra algo bueno tendría que ser la consigna diaria.

  6. Luci 24 septiembre, 2012 at 22:21 #

    Este blog no me gusta, me encanta.

  7. A.R.Y. 24 septiembre, 2012 at 21:48 #

    Cada día me gusta más este blog. Felicidades por el reciclaje.

  8. Jose 24 septiembre, 2012 at 21:33 #

    Muy bueno este blog y este artículo, estupendo. Hay de todo, una anécdota, una información de moda y otra de historia de la moda. Ole tú.

  9. Alberto 24 septiembre, 2012 at 21:03 #

    A mis primos y a mí nos enseñó nuestro abuelo. Lo recuerdo con mucho cariño. Ahora se lo enseño a mis hijos.

  10. JM 24 septiembre, 2012 at 17:12 #

    Yo soy de esos a los que su padre le enseñó cómo hacer el nudo. Aunque no soy nada, nada corbatero.

Leave a Reply