Marilyn y la moda

2 de agosto de 2012

 

 

 

Tengo que reconocer que Marilyn Monroe nunca me ha llamado la atención. Me daba pena y que una actriz infunda compasión es lo más antidivismo que se conoce. Me parecía perdida en un mundo que no era el suyo, como obligada a estar y a interpretar. Algo así como si continuamente estuviera pensado : “Si lo sé no vengo, pero tengo que venir…” No me parecía buena actriz, pero tengo que reconocer que ha dejado huella. Huella como mito erótico y huella como arquetipo femenino de una época. El domingo se cumplen cincuenta años de su muerte.

 

 

 

 

Marilyn puso de moda las curvas, el rubio platino de su melena y el eye liner que enmarcaba su mirada de miope coqueta. Siempre me pareció que era una gallina en corral ajeno,  incluso cuando se ponía una media o se enfundaba en los vestidos que le diseñaba William Travilla, que pasó lo suyo para que sus  generosos pechos no se bambolearan demasiado durante el número musical de la película  “Los caballeros las prefieren rubias”.

 

 

 

Pero el bombazo llegó con el sensual vestido de Jean Louis, una pieza de seda cuajada de perlas, de color nude, antes  color carne para todas las manos. Una especie de segunda piel que le marcaba un cuerpo ajeno entonces a la operación bikini actual. Así cantó, con un exagerado  derroche de sensualidad, el happy birthday, presidente John F. Kennedy, en el Madison Square Garden, ante los atónitos ojos de más de veinte mil espectadores. Allí estaban todos  menos Jackie, que por vergüenza torera se retiró a sus aposentos. Lo mejor o lo peor de todo, según se mire, es que el vestido era lo único que cubría su cuerpo. 

 

Como también dejó patidifusos a los bienpensantes cuando dijo aquella frase para la posteridad y que tanto bien le hizo a la casa Chanel, cuando el marketing estaba en pañales en Europa y en Estados Unidos era como en España  (antaño) ser funcionario; es decir, que todo el mundo quería dedicarse de mayor a ese oficio que nunca se sabe a ciencia cierta en qué consiste. El caso fue que Marilyn dijo aquello tan incentivo  de la imaginación como que el  único camisón que le cubría por las noches eran unas gotas de Chanel número 5.  Una manera muy aromática de decir  lo que en  román paladino sería dormir en cueros vivos.

 

 

 

La oportunidad de lucirse la tuvieron los diseñadores que  revolotearon por los aledaños de la actriz, a la que le limaban los laterales de los tacones de sus zapatos (aportación de Marta Vera)  para que al caminar sus curvas fueran más peligrosas que las de Despeñaperros en los años sesenta. Salvatore Ferragamo fue uno de ellos. Italiano de nacimiento, emigró a  los Estados Unidos cuando los Estados Unidos era la tierra de las oportunidades y del sueño americano. Ahora hay pocos lugares de sueños y muchos de pesadillas.

 

 

 

 Salvatore Ferragamo es el autor de las sandalias que Marilyn Monroe lucía en la escena que todo el mundo conserva en la retina de la película “La tentación vive arriba“, de Billy Wilder. Allí recibía el frescor del aire del Metro en los tobillos, por quedarnos cortos y ser políticamente correctos, enfundada también en un vestido firmado por Travilla. Ocasión que ni pintiparada para enseñar las sandalias realizadas expresamente para la película por el ilustre zapatero. En la misma cinta, Marilyn lleva los labios pintados al rojo vivo, otra seña de identidad de la mujer cuya muerte continúa siendo un secreto…a voces.

15 Responses to “Marilyn y la moda”

  1. http://fishinglovers.net 26 enero, 2015 at 8:15 #

    Muchos Gracias for your blog.Really thank you! Keep writing.

  2. MarilynLaPutita 16 febrero, 2013 at 4:30 #

    Pues a mi nunca me ha gustado , ni cuando era una ninya, que te lo ves todo a los ojos de los adultos y a lo que todo el mundo dice.
    A mi me parece que fue mas bien una “Dama de Companyia” @.=

  3. long beach bail bonds 30 noviembre, 2012 at 18:20 #

    This is often a amazing site, would you be interested in working on an interview regarding just how you designed it? If so e-mail me!

  4. Hubert Lestage 6 noviembre, 2012 at 3:41 #

    Just a smiling visitor here to share the love (:, btw great design and style . “The worst-tempered people I’ve ever met were the people who knew they were wrong.” by Wilson Mizner.

  5. Tobias 17 septiembre, 2012 at 15:42 #

    My spouse and I stumbled over here by a different web page and thought I might as well check things out. I like what I see so now i’m following you. Look forward to exploring your web page again.

  6. Pepe B. 9 agosto, 2012 at 15:43 #

    ¿Donde estaban los generosos pechos, que citas, de Marilyn?, yo y muchos más hemos visto sus fotos desnuda y quedan más bien mediano/pequeños. Otro cantar será el modo de lucirlos bajo determinados vestidos en alguna que otra película.

    Un saludo.

  7. gold price 8 agosto, 2012 at 10:37 #

    Modelo, actriz y cantante, Monroe deslumbró a Estados Unidos y al mundo con sus desnudos en la revista Playboy y la imagen de su vestido plisado levantado por la brisa sobre una rejilla del metro de Nueva York, en una legendaria escena de “La comezón del séptimo año” (“The Seven Year Itch”, 1955).

  8. Nieves Saucedo 4 agosto, 2012 at 18:09 #

    Para mi siempre ha sido un mito erótico con una sonrisa preciosa y una mirada chispeante y llena de vida, súper sexy y con unas curvas de infarto!!!… lástima que muriese tan joven.

    Gracias por la etiqueta de nuevo Clara, un fuerte abrazo y feliz fin de semana.

  9. JM 4 agosto, 2012 at 11:19 #

    Lo que siempre me fascinó de ella es que alguien tan bello y luminoso en sus películas fuese tan frágil a la vez. Es como Marlon Brando que, leí, estaba traumatizado por el efecto que su belleza provocaba en los demás. Nos cuesta comprender que personas estar tan dotadas y con grandes talentos sean a la vez infelices.

  10. Marta deCandela 3 agosto, 2012 at 17:11 #

    Comparto opinión contigo Clara. Brillante o no en su profesión, 50 años después de su muerte la huella que dejó permanece imborrable. Y han sido muchas las mujeres que han tratado de seguir su estela sin conseguir ni la cuarta parte de brillo que tenía ella. No me pareció una actriz brillante, pero la carga de sensualidad que tenía parecía compensarlo.
    Un beso y felicidades una vez más!!

  11. Gema (maricruzmodainfantil) 3 agosto, 2012 at 11:14 #

    TANTO PERSONAL COMO PROFESIONALMENTE ES MUY ENRIQUECEDOR CONOCER LAS DISTINTAS OPINIONES QUE SE VIERTEN EN TU BLOGG.
    UN BESO Y FELICIDADES.
    GEME MARQUEZ

  12. Myriam 3 agosto, 2012 at 9:52 #

    Siempre me resulto especial, a pesar de encontrarse en las antípodas del tipo de mujer que me gusta es la excepción que confirma la regla, sensual, bella y muy muy fotogénica. Solo discrepo en una cosa con Clara, a mi si me parece buena actriz. Gracias por este post, genial como siempre.

  13. MARTA VERA 2 agosto, 2012 at 21:12 #

    50 años después nadie se olvida de la tentación rubia… Gracias a tí por incluirme!!!
    Besos

  14. Hortensia Gil 2 agosto, 2012 at 20:55 #

    Me encanta tu manera de explicar cada tema…la historia de Marilyn, suena muchisimo mejor explicada así…

  15. Gloria Bendita 2 agosto, 2012 at 18:26 #

    Para mi fue un personaje que me impactó mucho durante mi juventud adolescente, sobre todo por la belleza aunque con lástima por una vida que no pudo controlar, si no más bien se la controlaron… Marilyn Forever!!

Leave a Reply