La prueba del aplauso

4 de febrero de 2012

 

 

Me gusta hacer deporte y si no calzo unas buenas zapatillas el placer se puede convertir en un suplicio. Un suplicio sólo equiparable a llevar tacones por las calles del cogollo de Toledo, como una vez le sucedió a la fallecida Lady Di.  Su asesor tuvo un lapsus histórico. A su asesor le ocurrió lo mismo que a las asesoras de Ana Botella y Esperanza Aguirre. Las dos coincidieron en un acto vestidas de la misma guisa.  Pero éstas tuvieron un lapsus de omisión. No preguntaron eso tan manido de: ” Oye, ¿qué modelito le vas a endilgar hoy a tu seño?”

 

 

 

 

Con las zapatillas Asics no hay problema. La única duda es elegir el color más acertado. Si es que a eso se le puede calificar de  duda. Que todas las dudas sean de este estilo. Como en esta marca japonesa no dejan de darle al magín para sacar al mercado el producto más adecuado para sentirse ágil y cómodo mientras se practica ejercicio, ahora han lanzado la línea Asics Tokuten.

 

 

 

 

 

Pero Tokuten es una consecuencia de la prueba del aplauso, esa que no se pasa a determinados años, porque queda pendulón el pellejo del brazo que ayer estaba terso y hoy se escapa sin remisión. En este caso, la prueba la tienen que pasar los deportistas. En Japón, a las ovaciones que se producen después de marcar un gol se las llama Tokuten.

 

 

 

 

 

Y con ese nombre tan popular allá por tierras niponas han bautizado a estas zapatillas: Asics Tokuten. Unas zapatillas que rizan el rizo, porque con ellas también se consiguen ovaciones o al menos alguna que otra palmadita. Las zapatillas han cogido el testigo del calzado “indoor” de los años ochenta, aquéllos que eran “nuestros”, y que incorpora algunas de las mejores características de los modelos originales como la puntera en forma de T o la suela de tipo cupsole, en color caramelo.

 

 

 

 

 

Para la próxima temporada de primavera-verano, Tokuten se presenta en dos versiones. Por un lado, en piel, con colores básicos, como el blanco y el negro y por otro en ante en tonos vivos como el rojo o el azul. Todo es cuestión de elegir con cual de ellas está uno predispuesto a la ovación  o el Tokuten, que es más nipón. Pero las zapatillas te las pones. Eso seguro.

8 Responses to “La prueba del aplauso”

  1. template monster promo code 24 noviembre, 2012 at 11:25 #

    I tried looking at your blog with my cellphone and the structure doesnt seem to be right. Might wanna check it out on WAP as well as it seems most cellular phone layouts are not working with your website.

  2. Santiago 11 febrero, 2012 at 21:04 #

    Me gustan mucho las zapatillas y el texto muy divertido. O sea que la bloguera es deportista. Vayatela.

  3. Fachón victim 6 febrero, 2012 at 21:22 #

    No me extraña que te guste hacer deporte, tienes un cuerpo. Te he visto en Simof y el domingo ibas espectacular. Hija, que te echas que estás cada día más joven y guapa. Las crónicas de escándalo, no se te va una. Oye usas estas zapatillas? Las vas a poner de moda.

  4. Pina 6 febrero, 2012 at 17:53 #

    Felicidades a ABC de Sevilla y a Clara Guzmán por la espléndida información sobre Simof. Han sido crónicas magistrales teniendo en cuenta el poco tiempo del que disponías. Enhorabuena, colega.

  5. Carmen 6 febrero, 2012 at 16:43 #

    Niña, cómo te da tiempo a todo. Me chifla este texto y las zapatillas, ¿son las que tú usas? Oye, qué pasada de crónicas para ABC sobre Simof. Eres la mejón, la mejón. Estarás rota, qué trabajazo, con información de las teorías sobre el origen del traje de flamenca. Qué pasada, que pasada……

  6. JB 5 febrero, 2012 at 14:25 #

    Me gustan todas, me las quedo. La marca es buenísima, ¿es la que usa la bloguera?

  7. Alejandro Reche Selas 4 febrero, 2012 at 1:04 #

    Genial el artículo sólo un apunte: No sólo Lady Di ha llevado tacones por Toledo, mi hermana Rocío también y en pueblos empedrados de Asturias y Cantabria también.

  8. Manola 4 febrero, 2012 at 0:58 #

    Las zapatillas me encantan, pero el texto es de tirarse. Ainsssssss me encanta este blog.

Leave a Reply