No hay mujeres feas

27 de octubre de 2011

 

 

“No hay mujeres feas, sino mujeres que descuidan su belleza”. Esta sentencia, que tiene mucho que ver con el sentido común y la autoestima del tipo “L’orealiano” porque yo lo valgo, la dijo Elizabeth Arden. Creadora del primer imperio de cosmética femenina, esta estudiante de enfermería nacida en Ontario, Canadá, en 1884,  nos ha dejado por herencia una firma que sigue apostando por la estética. Florence Nightingale Graham (su verdadero nombre) no sabemos si cantaba como un ruiseñor, pero sí que era una avanzada del marketing. La puerta de su salón de belleza la pintó de rojo para llamar la atención del hipotético cliente. Desde entonces es una seña de identidad de sus cosméticos, como el bálsamo reparador Eigth hour cream skin protectant, que es la joya de la corona de la Casa. Considerado por mujeres de todo el mundo como el mejor producto para el cuidado de la piel,  se puede adquirir  ahora en un nuevo y exclusivo diseño, en la colección limitada Eigth hour cream.  La crema reparadora,  la del tratamiento intensivo de las manos y el lápiz de labios se presentan en un original joyero de tocador. Una buena trilogía para darle caza a la belleza. Que ya saben que es lo que más se cuida cuando la crisis llama a la puerta. Claro que si la puerta es roja,  seguro que es Elizabeth Arden la que la abre.

7 Responses to “No hay mujeres feas”

  1. rodzina na swoim 24 noviembre, 2012 at 19:53 #

    Hello! Someone in my Myspace group shared this website with us so I came to take a look. I’m definitely loving the information. I’m book-marking and will be tweeting this to my followers! Wonderful blog and amazing design and style.

  2. Dylan 17 septiembre, 2012 at 14:50 #

    I didn’ think about that. Interesting

  3. Xaloc 4 noviembre, 2011 at 10:55 #

    ¡Qué curioso! leyendo este post, me entero de que Elisabeth Arden, se llamaba como otra gran mujer que destacó en otro campo, el de la sanidad.
    Florence Nightingale (1820-1910), nacida en Florencia de familia inglesa acomodada, está considerada la madre de la enfermería moderna.
    Estuvo destinada en la Guerra de Crimea (1854-1856) donde logró mejorar las condiciones higiénicas de los hospitales y reducir de este modo el nº de muertos. Desde entonces se le conoce como “La Dama de la Lámpara”, por realizar rondas nocturnas con una lámpara para atender a sus pacientes.
    Escritora y estadística creó una Escuela de Enfermería donde impartía una rigurosa formación.
    Actualmente el 12 de Mayo se celebra el día mundial de la Enfermería, para conmemorar el aniversario de su nacimiento.
    No cabe duda, dos magníficos ejemplares de ruiseñor.

  4. Teresa de la Cierva 28 octubre, 2011 at 19:52 #

    Enhorabuena compi!! Esta genial tu blog y sobre todo este post! Estoy por fusilarlo para La Polvera!!! 😉
    un beso enorme!

  5. Marta Vera 28 octubre, 2011 at 0:39 #

    Estaba pensando en comprarme un nuevo tratamiento y mira por donde… Lo probare y ya os contare.

  6. Florita 27 octubre, 2011 at 21:12 #

    Estas cremitas son delisiosas. Las conosco todas y me encantan. Que bonito es este blog.

  7. ALberto 27 octubre, 2011 at 12:38 #

    Estoy de acuerdo, pero tanto hombres como mujeres.

Leave a Reply