Una de vaqueros

22 de marzo de 2010

levis_red_tab_men_61

Todos los diseños de las fotografías son de Levi's Red Tab

A Yves Saint Laurent le hubiera gustado inventar el vaquero, mientras que Coco Chanel lo ninguneaba por  considerarlo poco atractivo. La señorita de la Rue Cambon se equivocó en sus predicciones, porque el vaquero sigue siendo el rey del fondo de armario tanto femenino como masculino. Cambia de hechura, evoluciona el tejido, pero nunca pasa. No pasa desde que viera la luz en la segunda mitad del siglo XIX con la fiebre del oro en Estados unidos.

Por aquellas fechas, miles de trabajadores llegaban a California en busca de fortuna. Uno de ellos era un judío bávaro de apenas 24 años llamado Oscar Levi Strauss, que previamente se había afincado en Nueva York como comerciante textil. Este avispado joven, siguiendo su instinto comercial, decidió ir a San Francisco con un cargamento de tejidos gruesos y de gran resistencia para hacer tiendas de campañas y lonas para las carretas. Al llegar se encontró con que la demanda era otra bien distinta: pantalones, monos y delantales con muchos bolsillos donde meter las herramientas. Así que se puso manos a la obra y confeccionó el ansiado equipo de trabajo. El éxito fue tan clamoroso que agotó las existencias. Había nacido el pantalón vaquero.

Ante la creciente demanda, Levi tuvo que pedir al almacén de Nueva York más existencias. En aquella ocasión le enviaron un cruzadillo de color azul índigo, algo más suave, pero con las mismas características de resistencia, según la estudiosa de la moda Maribel Bandrés. “Era la cotonina de lona, que franceses e ingleses utilizaban desde hacía varios siglos para hacer las velas de los barcos. Se fabricaba en Francia, en la ciudad de Nimes (de ahí el nombre de Denim) para hacer ropa de trabajo para los marineros genoveses que iban hacia América y a los que se les conocía como los de Genes (Génova en francés), palabra que por deformación se convirtió en jeans”.

levis_red_tab_men_-_75_euros1

Eterna rebeldía

Con el discurrir del tiempo, el pantalón tejano fue adquiriendo cierta pátina de inconformismo, de eterna rebeldía y por ende de eterna juventud. Hasta la década de los cincuenta del siglo pasado no llegó a Europa  procedente de los Estados Unidos, donde lo compraban los turistas en los mercados de prendas militares. En España se les conocía como vaqueros o tejanos gracias al cine.

El pantalón vaquero de diseño surgió en los años setenta cuando Gloria Vanderbilt, Fiorucci y Calvin Klein lanzaron nuevas formas y tejidos y desbancaron por un tiempo a las marcas tradicionales. Sin embargo, no vuelve lo que nunca se va, pero retorna mejorado, al menos envuelto en la parafernalia de una nueva colección, de un estilo diferente, cuando no de una marca que aterriza en el mercado. Las firmas consagradas han echado toda la carne en el asador en campañas de campanillas para presentar sus distintas propuestas de la temporada de primavera-verano.  A saber: Eva Mendes ha sido el cuerpo escogido por Calvin Klein para anunciar sus vaqueros; Megan Fox, el de Armani Jeans o Alexa Chung, el de Pepe Jeans. Pero el tejido denim no sólo lo veremos en los clásicos pantalones, sino que marcas como D&G lo han empleado para su línea de bolsos, donde las tachuelas marcan la pauta. Otros, como Ralph Lauren, mezclan el denim con la piel de lagarto. Los hay que apuestan por el blanco, como Benetton o por el patchwork, en el caso de Desigual.

levis_red_tab_women_191

Rosa pálido

Pero, ¿qué ofrece al consumidor la firma por antonomasia de los vaqueros; o sea, Levi’s? Pues Levi’s Red Tab se ha inspirado en la Universidad de Berkeley de San Francisco durante los años sesenta, una época marcada por los activistas y las revueltas estudiantiles. Para los chicos presentan nuevos acabados en tejidos non-denim, en chinos, bermudas y pantalones cargo; camisetas de aire vintage, rayas desgastadas y gráficos divertidos, cazadoras trucker, camisas en denim y de cuadros muy lavados, en blanco y negro, en línea con la tendencia de la temporada primavera-verano 2010.

Las chicas  contarán con la novedad del Levis 501 for Women en rosa pálido, además de bermudas, shorts o minifaldas muy desgastadas, en colores alegres. Las camisetas se presentan con eslóganes divertidos en tonos vivos y cazadoras en colores claros con tachuelas, chalecos recortados, tops en denim y blusas de cuadros muy lavados y con rayas desgastadas.

levis_red_tab_women_171

21 Responses to “Una de vaqueros”

  1. Read Full Report 19 diciembre, 2012 at 18:52 #

    Some genuinely prime posts on this site , bookmarked .

  2. Jeff Crapps 10 noviembre, 2012 at 11:07 #

    Nice post. I was checking continuously this blog and I’m inspired! Extremely helpful info specifically the ultimate section 🙂 I take care of such info much. I was seeking this particular information for a long time. Thanks and good luck.

  3. Maynard 17 septiembre, 2012 at 14:36 #

    My first visit here and i liked it from the beggining

  4. JC 4 junio, 2010 at 12:47 #

    Alguien sabría decirme que modelo de zapatos lleva el chico de la primera fotografía. Me han gustado y quiero comprarme unos.

    Gracias.

  5. Aquilino 28 marzo, 2010 at 16:00 #

    Muy interesante el origen del vaquero. Nunca me había metido en un blog de moda, pero mis hijas me han animado y aquí estoy estrenando afición. Soy un pureta que añora los vaqueros y que espero recuperarlos cuando mande al carajo esta vida perra que llevo (profesionalmente hablando, claro).
    Saludos desde Barcelona

  6. Carlos 28 marzo, 2010 at 15:57 #

    Clara, qué pedazo de periodista eres y qué pedazo de persona. Me he enterado hoy, fíjate tú qué tarde, que tenías un blog. Me he metido, he bicheado y me gustado. Te felicito y a ver si das señales de vida porque me gustaría invitarte a todos mis eventos.

  7. Fernando 27 marzo, 2010 at 12:51 #

    ¡Qué semblanza más interesante la de Oscar Levi Strauss! Yo me vestiría de lunes a domingo con ropa vaquera, hace años podía llenar dos maletas sólo con camisas, pantalones, cazadoras y accesorios de Levi’s.

    Y es que, por mucho diseño que saquen los ‘advenedizos’ (con perdón de Clara), no hay nada como unos Levi’s. A los pocos años de trote, todas las imitaciones de lujo estarán hechas cisco, mientras que los Levi’s seguirán como nuevos, sin que se haya deshilachado siquiera el bolsillo pequeño para las monedas, la prueba de fuego.

    Para mí, rebasada la edad de las digamos rebeldías, los vaqueros significan fundamentalmente comodidad, en todos los sentidos.

  8. NATALIA 25 marzo, 2010 at 16:08 #

    Leía a Clara Guzmán en ABC unos reportajes muy curiosos y bien escritos, además me reía a mandíbula batiente con su Maripuri, que no sé porqué desapareció del periódico, reflejaba muy bien a una determinada mujer de un determinado momento de la historia de Andalucía. Hoy estoy en Madrid y una amiga me ha comentado que tiene un blog, este blog. Me he metido en él, he bicheado y me gusta, pero prefería sus comentarios profundos sobre la actualidad, sobre todo acerca de la sociología. Eran muy analíticos, como creo que es ella, a la que no conozco personalmente.

  9. Flor de te 25 marzo, 2010 at 15:57 #

    Chulo y nostálgico este post de los vaqueros. Clara, espero que seas más terrenal y menos romántica, porque a los románticos se las suelen dar con queso.

  10. Flora 25 marzo, 2010 at 15:54 #

    Acabo de descubrir este blog. Me gusta porque no es de tendencias. Es un blog informativo de los pocos que hay por internet.
    Saludos desde Coria

  11. Manuel 25 marzo, 2010 at 15:52 #

    Bravo por los vaqueros. Me gustaron, me gustan y me gustarán.

  12. Manuel 25 marzo, 2010 at 15:51 #

    Bravo por los vaqueros. Me gustaron, me gustan y me gustarán una jartá.

  13. Kina 23 marzo, 2010 at 17:55 #

    Me ha gustado leer cosas de los vaqueros.Me chiflan desde que era niña.
    Leo este blog con frecuencia, porque me encanta el contenido y su presentación.
    Saludos desde ARANJUEZ

  14. Manoli 23 marzo, 2010 at 17:18 #

    Ya soy talludita pero me siguen encantando los vaqueros. Me traen recuerdos de épocas de rebeldía y de pandillas, de amores y desamores, de vida, en definitiva. Gracias, señora bloguera por hacerme pasar este buen rato.
    Saludos desde Móstoles

  15. Justo 23 marzo, 2010 at 17:04 #

    Este blog se lee bastante. Tiene cosas curiosas, bien escritas e interesantes, pero sobre todo porque su bloguera tiene mucho encanto.

  16. Joselito 22 marzo, 2010 at 18:10 #

    Las hay chorras, joder.

  17. Amanda 22 marzo, 2010 at 18:09 #

    Muy documentado este post sobre los vaqueros. Me ha servido para un ejersisio de redacción. Gracias.
    Saludos desde México

  18. Gustavo 22 marzo, 2010 at 12:40 #

    Buenos días, Clara. Me he leído con mucho entusiasmo tu reportaje sobre los vaqueros. Soy un gran aficionado a llevarlos, aunque por mi profesión siempre tenga que ir con traje. Así que soy usuario del vaquero los findes y en vacaciones. Espero coincidir pronto contigo en el súper o por la Alfalfa.
    Saludos desde Londres

  19. Jorgejuan 22 marzo, 2010 at 11:36 #

    Estoy con el tocayo Juan Pérez Garramiola.Para mí los vaqueros son sinónimo de rebeldía, de plantarle cara a la vida. Y estoy con mi tocayo también en que Clara nos ofrece lo mejor de la moda, con su peculiar estilo. Yo también la admiro mucho en todos los sentidos.

  20. MARTA VERA 22 marzo, 2010 at 9:45 #

    Los tengo de todos los tipos y piedra… pero blancos no, upsss!!! pues ahora mismo voy a comprarme unos. Muchos besos guapa.

  21. Juan Perez Garramiola 22 marzo, 2010 at 9:36 #

    El vaquero esa prenda de juventud eterna . ¿Es verdad que vuelve el vaquero ? , yo creo que no se fue nunca , como dice Yves , a mi tambien me encantaria haber inventado ese pantalon . Me tengo que conformar con presentarlo en mi coleccion de Primavera – Verano 2010 , como homenaje a Oscar L. Strauss . El vaquero sinonimo de juventud , rebeldia , tiempo libre ect. ect . …. Muchos ect , y no terminariamos de decir para que podemos usarlo . Prenda imprescindible como fondo de armario . Como siempre mi admirada Clara dando una clase magistral de nuestro mundo , la Moda .

Leave a Reply