Manolo Giraldo, el modisto que quiere ser maestro

7 de enero de 2010

_mg_62801Manolo Giraldo es un tipo educado, prudente, constante en su trabajo y que tiene por norma pisar terreno firme. Me gusta su filosofía de la vida. Es una filosofía que ya no se estila. O sea, es de los que dicen que cuando se empieza hace falta la madurez del tiempo, que hay que aprender mucho y explorar nuevos terrenos; que no hay que dormirse en los laureles y sobre todo que no hay que ir de divo por la vida.

Sí, será una filosofía de andar por casa, pero por regla general esas filosofías domésticas son las que dan resultado. Hemos quedado con Manolo Giraldo en el hotel EME de Sevilla y llega hecho un dandi del siglo XXI. Traje a medida de su sastre y maestro Ávila y un foulard al cuello de seda gris, regalo de Mónica Rosón. Pero sobre todo llega con su sencillez a cuestas.

“Empecé con 19 años y tengo 38. Lo primero que diseñé fue un vestido para una amiga que iba a una fiesta de Fin de Año en Canal Sur. Era turquesa, con el cuello halter y una degradación de bordados de pedrería multicolor. Después llegaron otros vestidos, muchos más y llegaron también  los errores. Por eso no hay que dormirse; hay que ponerse las pilas y pensar en algo nuevo para sorprender al público.  Sorprenderlo en la pasarela, en foros como “Moda de Sevilla”, donde hay que agradecer a Rosamar Prieto-Castro, delegada de Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, su confianza en el sector y a la presidenta del Gremio de  Maestros Sastres y Modistos de Sevilla, Carmen del Marco, por estar tan pendientesde nosotros, como la mamá Pato. La pasarela es un espectáculo y sirve para tener una imagen y ahí es donde hay que gastarse el dinero. Para la vida cotidiana, la clienta te pide lo básico, prendas para ponérselas en varias ocasiones”.

_mg_605611

“Tener un traje de Ávila es tener una joya”

-Usted, que no se ha dormido en los laureles, se ha puesto a completar estudios con el sastre Avila, ¿cómo está siendo esa experiencia?

-Cuando me dijo si quería estudiar con él no pude contestarle. Llamé a mi padre para contárselo y nos emocionamos los dos. Yo era su cliente, porque tener un traje a medida de Ávila es tener una joya. Cuando me regaló los patrones de mis trajes los enmarqué y los tengo en el salón de mi casa. Llevo un año estudiando y es una labor lenta, porque sólo voy los sábados por la mañana. Es muy perfeccionista y meticuloso hasta límites insospechados, claro que así quedan sus prendas. Tiene una vara verde fuerte, aprieta, pero con la amabilidad que le caracteriza. El proceso de aprendizaje es artesanal, todo moldeado. Es otra filosofía de vida, en la que no se puede ir con prisas, pero yo prefiero tener poco y bueno, pero para siempre.

-¿Tiene previsto hacer colecciones para hombre?

-Sí, lo tengo pensado, además de adaptar ese patronaje a la señora. Yo quiero saber hacerlo todo para luego poder enseñarlo. Sí, como Balenciaga. Ahora hay mucho diseñador que no sabe coger una aguja . Hay que saber coser, bordar, drapear, entolar, picar una solapa, hacer un ojal a mano con hilo, planchar e incluso planchar una prenda mientras se hace.  Cerezal también lo sabía hacer todo, pero era menos conocido. Antes no se salía tanto, no se hacía tanta vida social ni los medios de comunicación se preocupaban por la moda como ahora. Yo creo que la gente tiene que poner rostro al nombre; hay que hacer relaciones públicas porque estamos en una era visual y hay que salir a la calle.

_mg_60701

-Usted es diseñador o modisto?

-Yo soy modisto. Defiendo ese nombre porque es más completo. Diseñadores somos todos, aunque yo no sé dibujar. Yo diseño sobre un patrón y voy tocando, viendo el alma del tejido, porque cada tejido tiene un alma y hay que estudiarla.

-Usted habla de la vocación de servicio que debe tener un modisto, ¿dónde se aprende eso?

-La vocación de servicio va más en la educación que en el propio trabajo. Eso se aprende de tus padres. En mi taller todo el mundo tiene cabida y derecho.  La verdadera protagonista es la persona, el vestido pasa a un segundo plano.

-¿Continúa también en la línea de que es muy joven para cobrar un precio elevado por una de sus creaciones?

-No quiero envejecer nunca. Tengo que dar saltitos y ser muy prudente. Subir un escalón es para no bajarlo en la vida. Todo es poco a poco, suave, suave.

_mg_61571

Alta costura para soñar

-¿Cree que la alta costura debe morir?

-Nunca. No puede morir jamás, incluso para quienes no se lo pueden permitir. Con lo bonito que es soñar, ¿no vamos al cine a soñar?

-¿Tiene sentido en estos tiempos de grave crisis económica y financiera?

-Es ahora precisamente cuando más hay que soñar. La realidad es muy cruda. Leer una revista, ver un desfile es una evasión. ¿No sacó Dior su “New Look” cuando peor estaba el mundo, después de la II Guerra Mundial? Aquello era más alta costura que nunca. De todas formas, nunca llueve a gusto de todos.

-¿Nota la crisis en su taller?

-Se nota, mentiría si no lo dijera. La señora que se encargaba cuatro vestidos al año, ahora sólo se hace dos, aunque la crisis no ha llegado a todos; la crisis afecta a los que se han embargado. Hay señoras que continúan haciéndose el mismo equipo.

-¿Qué recuerdo tiene de su último desfile en “Moda de Sevilla”?

-Muchísimos nervios, como siempre. Me gustó mucho, pero luego cuando he visto los vídeos y las fotos he encontrado esos fallos que no pueden repetirse. En mi opinión, estoy mostrando una evolución en mi trayectoria, conceptos y cortes nuevos, para crear una imagen en la mujer, porque ese es mi reto. Allí presenté una colección inspirada en la obra del gran pintor y artista decorador Alphonse Mucha, precursor del Art Nouveau. Sus creaciones se caracterizan por tener  líneas sinuosas, femeninas y estilizadas, mezcladas con toques de arte oriental y bizantino.

-El público y la crítica lo calificó como un modisto llamado a ser de los grandes de Sevilla.

-Eso me da muchísimo miedo porque tengo que responder y no puedo fallar. Nervios y días sin dormir. Es una gran responsabilidad que digan eso. Soy joven y todavía soy estudiante.

_mg_62201

-¿Cree que habrá algún día una moda sostenible; es decir, ecológica?

-Puede que sí. Hay que poner los medios y la infraestructura, poner los materiales físicos y que los veamos. Se habla, pero la información no llega a todos.

Los nombres de la moda

Lacroix: “Maestro en los contrastes, tanto de color como de tejido”.

Valentino: “Elegancia absoluta. El rojo Valentino es único”.

Dior: “Espectáculo. Prendas para una mujer fuerte, que vive, alegre”.

Balenciaga: “El maestro”.

Cerezal: “También fue un maestro. Elegancia y clase. La clase, el señorío, se está perdiendo”.

Avila: “Pudiendo haber elegido un sastre en el mundo entero, me quedé con Avila. Tener un traje de este sastre sevillano es como tener una joya. Lo dice quien se ha probado trajes de cuadros -algunos sin casar- de Tom Ford, y quien ha visitado a los famosos sastres londinenses. A veces no apreciamos lo que tenemos tan cerca”.

31 Responses to “Manolo Giraldo, el modisto que quiere ser maestro”

  1. inma 25 octubre, 2010 at 17:44 #

    Estuve la semana pasada viendo su colección en Sevilla de moda y me encantó me gustaría saber donde tiene la tienda o donde se puede comprar gracias.

  2. charo g 11 enero, 2010 at 15:48 #

    Clara, me gusta mucho este post, originalísimo y cierto como siempre. Cada día nos sorprendes mas. Espero verte pronto.

    Un beso

  3. Carlos 10 enero, 2010 at 21:28 #

    Estoy de acuerdo con Paco Molina en que la colección de Giraldo es volver a la Grecia clásica, a esas túnicas tan maravillosas, pero para las que hay que tener oficio para hacerlas, y Giraldo lo tiene.

  4. Paco Molina 10 enero, 2010 at 19:58 #

    Manolo Giraldo no es solo un magnífico diseñador, sino también una excelente persona, chispeante y de conversación divertida. Alegre y cercano Manolo ya pertenece a ese grupo de los mejores diseñadores sevillanos, sus últimas colecciones marcan una madurez pese a su juventud, que otros no logran nunca.

    Si como modisto ya es un valor consagrado, su aprendizaje con el maestro le dará esa perspectiva de la sastrería señorial que Avila domina como nadie.

    En su última colección de Sevilla de Moda, me dejó entusiasmado con sus drapeados y caídas de tejidos.
    Fue como volver a la Grecia clásica.

    Manolo sabe que admiro su dominio de los vuelos.

    Felicidades Manolo, un abrazo.

  5. Noelia 10 enero, 2010 at 2:17 #

    Ánimo Manolo, eres fantástico y ya veras como todo ese trabajo de años será algún día reconocido, estoy segura de ello. Saludos.

  6. Miguel 9 enero, 2010 at 16:50 #

    Me encanta esta ropa y qué guapo es Manolo Giraldo. Qué barbaridad.

  7. Susana 9 enero, 2010 at 14:15 #

    Esta colección tiene mucha clase. Felicito al diseñador.

  8. Paco 8 enero, 2010 at 21:12 #

    Manolo Giraldo se merece un diez. Nombrar a su maestro, el sastre Ávila, con ese respeto es digno de admiración.

  9. José Luis 8 enero, 2010 at 20:32 #

    Me encanta esta entreivsta, pero sobre todo el final donde pregunta por un diseñador y Giraldo contesta. Eso me parece muy acertado.
    Enhorabuena a esta bloguera por sr tan profesional.

  10. LIDIA 8 enero, 2010 at 20:19 #

    Precioso traje de novia. Las fotos son maravillosas, felicito al fotógrafo porque están perfectas, se aprecia todo a la perfección.

  11. Silvia 8 enero, 2010 at 19:41 #

    Preciosos los vestidos de este diseñador. Son maravillosos y el traje de novia fantástico. Enhorabuena a Manolo Giraldo y gracias a Clara Guzmán por tenernos tan informados.

  12. Claudio 8 enero, 2010 at 18:12 #

    Clarita, preciosa. Qué bien está tu blog. Lo sigo y me gusta mucho todo lo que publicas y me divierten los comentarios. Anda que te sacan los colores. Oye, he leído que estás muy delgada. Cuídate y cuídate también de los mariposones que hay por ahí. Son peligrosos.

  13. Marta 8 enero, 2010 at 17:39 #

    Chulísimos estos vestidos. Qué passote.

  14. Lorenzo 8 enero, 2010 at 10:01 #

    Enhorabuena a Manolo Giraldo por ser tan sencillo y por coser tan bien.La colección es una maravilla. Tuve la suerte de verla en Moda de Sevilla y me pareció espléndida.

  15. Paqui 8 enero, 2010 at 0:20 #

    Que trajes tan bonitos, que tejidos tan maravillosos. Felisito a este modisto por lo bien que los hace y por su humirdad.

  16. Manuel Angel 8 enero, 2010 at 0:16 #

    Me encanta el diseño y me gustaría seguir la filosofía de este modisto. Me parece muy sencillo y humirde. Asin me gusta la gente.

  17. Jacobo 7 enero, 2010 at 23:59 #

    Muy buena entrevista. Me gusta los calificativos que da a creadores como Lacroix, Dior o Valentino. Le deseo lo mejor a este chico, por cierto muy guapo.

  18. Eva 7 enero, 2010 at 23:54 #

    Enhorabuena a este diseñador por hacer tan bonitos vestidos de fuiesta y el traje de novia es una presiosidad. Felicidades.

  19. Mariano 7 enero, 2010 at 23:45 #

    Manolo Giraldo es un gran profesional y como tal lo demuestra en sus desfiles, pero además es tan buena gente que se merece todo lo mejor. Felicidades, maestro.

  20. Laura 7 enero, 2010 at 23:14 #

    Me gusta lo que dice Manolo Giraldo. No todos los diseñadores son tan humildes, si asi fuera no estariamos rodeados de divos. Enhorabuena por este blog. Me gusta porque es muy serio.

  21. Ernesto 7 enero, 2010 at 22:54 #

    Desde Mallorca felicidades a este blog que sigo desde noviembre. Me parece muy serio y muy trabajado. Este verano quiero ir a Sevilla y a ver si conozco a la bloguera y a toda la gente que saca en este telademoda.

  22. Aurora 7 enero, 2010 at 22:03 #

    Flipo con este blog. Trae cosas muy curiosas y está tela de trabajado. No sé quién es la bloguera, pero la felicito y si encima tiene un hoyito en la barbilla, pues qué bien.

  23. José María 7 enero, 2010 at 21:26 #

    Clara, maravillosa esta entrevista con Manolo Giraldo. No lo conozco, pero viniendo de ti tiene que ser un gran profesional.
    Ah, a mí también me gusta el hoyito de tu barbilla y el que te sale en el cachete cuando te ríes. ¿Te ríes mucho ahora? Espero que sí porque tu cara resplandece cuando sonríes y se te quita esa cara de tristeza de estar seria.

  24. Miguel Andréu 7 enero, 2010 at 21:17 #

    Si a lo bueno que es en su trabajo le unimos lo buena persona que es, el cóctel es explosivo.
    Felicidades Manolo, de tu “gran hermano”

  25. Mariposa 7 enero, 2010 at 21:00 #

    Me encanta Manolo Giraldo, además me parece guapísimo y muy elegante. No me extraña que los trajes sean de Ávila, el mejor sastre de España. Lo digo con conocimiento de causa, ¿eh?
    Me gustareía que Manolo Giraldo lanzara cuanto antes su colección masculina, porque con el maestro que se ha buscado será excelente.

  26. Josefina 7 enero, 2010 at 20:52 #

    Clara, qué bonita entrevsita a Manolo Giraldo. Cuanto megusta tu blog, pero no trabajes tanto, aunque estas últimamente muy guapa, pero bstante delgada. Cuidate.

  27. maricarmen 7 enero, 2010 at 20:48 #

    Me encanta esta entrevista a Manolo Giraldo. Soy de Huelva y me gustaría ir a verlo. Ay gente maravillosa en la moda.
    Tanbien me gusta este blor y su bloguera nos pone cosas muy divertidas.

  28. Ana 7 enero, 2010 at 20:21 #

    Me gusta mucho este blog y sobre todo esta entrevista a Manolo Giraldo. Qué bonitos los trajes y qué bonito todo lo que dice.

  29. Lucas 7 enero, 2010 at 19:49 #

    Me parece muy serio este diseñador, además de tener una ropa muy bien hecha. Que un joven quiera segiuir la estela de sus mayores dice mucho a su favor. Me parece muy sensato y me alegro que esta bloguera lo ponga en el escaparate del mundo, que es internet.

  30. Miriam 7 enero, 2010 at 16:47 #

    Vi a Manolo Giraldo en su desfile de Moda deSevilla y fue precioso. Me gusta su ropa y su manera de ser, que acabo de descubrir en este blor. La gente siempre nos creemos que los diseñadores son divos, pero este muchacho me ha hecho cambiar de opinión.

  31. OFELIA 7 enero, 2010 at 11:51 #

    Me ha encantado la entrevista, Manolo Giraldo me parece un pedazo de profesional, tuve la suerte de ver su desfile en la semana de la moda de Sevilla y me pareció sencillamente espectacular, y además como persona es encantador. Felicidades por ser profesional y personalmente genial.

Leave a Reply