Ávila: A la medida del hombre

21 de diciembre de 2009

_mg_6317

A su larga trayectoria como sastre Fernando Rodríguez Ávila, Ávila para sus clientes, ha sumado ahora su papel de docente. En su taller de la calle Sauceda imparte clases a tres alumnos, uno de ellos el diseñador Manolo Giraldo, que fue uno de los triunfadores en la pasada edición de “Moda de Sevilla”.

Defensor a ultranza de su oficio de alfayate, Fernando Rodríguez Ávila se va apasionando a medida que habla de su trabajo a medida. Dice que ser sastre en el siglo XXI todavía tiene sentido porque siempre habrá personas con gusto. Una vez sentadas las bases de su declaración de principios se adentra en su nueva actividad, la de maestro en el sentido estricto de la palabra. “Yo le digo a mis alumnos que tiene que haber una comunión entre lo que están realizando en la mesa y el cliente. De ahí parte la obra, de esa “común unión”, que dirige la mente”.

-Señor Rodríguez Ávila, ¿hay jóvenes que quieren seguir su oficio?

_ He de reconocer que ha habido cierta decadencia de la sastrería, pero ahora ha vuelto el interés. Tengo tres alumnos, uno de ellos el famoso modisto Manolo Giraldo, y dos mujeres. Las clases las imparto los sábados en mi taller de la calle Sauceda de Sevilla. A la hora de aprender hombres y mujeres son iguales, pero quizás ellas son más constantes y estudiosas.

-Como profesor de Manolo Giraldo, ¿qué le pareció la colección que presentó en  la pasada edición“Moda de Sevilla”?

-Magnífica, de un gusto exquisito y de un trabajo impecable. Está llamado a ser uno de los grandes artistas sevillanos. Su intención, por eso se apuntó a las clases, es ser como Pepe Cerezal, que dominaba tanto la sastrería como la modistería.

-Cuando salió a saludar todo el mundo coincidió en que iba muy elegante.

_ Sí, llevaba un traje hecho aquí en la casa de alpaca negra inglesa. Es de la línea joven, que estiliza la figura.

_ ¿Considera que su oficio está bien representado en el foro “Moda de Sevilla”?

_Hemos tenido la gran suerte de que nuestra presidenta, Carmen del Marco, sea una señora hiperactiva, que no sabemos de dónde saca el tiempo. En “Moda de Sevilla” se vio reflejado su trabajo gracias también al esfuerzo de Rosamar Prieto-Castro, delegada de Fiestas Mayores del Ayuntamiento hispalense, quien ha afirmado que el sector textil aglutina el 80% de los puestos de trabajo en Sevilla y provincia, de ahí la necesidad del Consistorio de apoyar a la moda. Creo que la sastrería ha estado representada con la dignidad que conlleva.

-¿Cómo debe ser el traje de un hombre elegante?

_Le voy a contar dos anécdotas de cómo somos los sastres veteranos. En una ocasión, siendo yo presidente del gremio, visitamos a nuestro Rey. Su Majestad llevaba un traje de Antonio Collado, que contaba 82 años cuando se lo había cortado. Era un traje juvenil, con una técnica perfecta, de la que todos los sastres que amamos nuestra profesión hemos bebido. La segunda me ocurrió en Sevilla, donde vi por la calle a una señora de más de setenta años con un traje de chaqueta verde manzana, de Cerezal. Iba elegantísima hasta el extremo de volver la cara para remirarla. Yo intento darle a nuestros trajes la impronta necesaria para que el cliente se acuerde continuamente de que va elegante. Es como pasa con los artículos de Antonio Burgos, que te dejan con la miel en los labios cuando acabas de leerlos. La señal inequívoca de que quieres más. Además, un hombre elegante consigue ser distinguido con pequeñas cosas muchas veces inadvertidas, como una buena corbata, unos gemelos, una camisa y unos zapatos.

_Hay señores que se quejan de que algunos trajes de sastres están demasiado armados.

_Eso era antiguamente y lo llamábamos vitaminas de sastre. Se recargaban de guata, cosa que ha desaparecido. En la actualidad ni las hombreras son de este material, son finísimas y sin peso alguno. Hoy no tendría lugar dado lo estilizado de los trajes, ya que utilizamos telas livianas para poderlas moldear por dentro.

_ ¿El sevillano sigue siendo muy clásico?

_ El sevillano en general es elegante, pero extremadamente serio, aunque nos tachen de lo contrario.

_Supongo que se notará la crisis en su sector.

_Por supuesto, pero como todo cristiano de debajo de las nubes la soportamos estoicamente.

Las claves de un traje

_mg_6310“Lo primero – dice Fernando Rodríguez Ávila- es elegir una buena tela acorde con el gusto de quien va a llevar el traje, y lo segundo, el profesional debe adaptarse a las modas actuales, sin sobrepasarse”.

Solapa: “Es el fiel reflejo del conjunto del traje. Es lo más representativo junto con su pegadura de cuello y mangas, donde cada sastre refleja su línea. Además, la solapa debe llevar un ancho equitativo al entalle de la prenda”.

Hombro: “Debe dejar relucir a la manga en todo su esplendor, ya que cada hombro y cada manga tienen que llevar la medida, no del pecho del cliente, sino del hueco de la forma que se le haya dado a la chaqueta”.

Chaqueta: “El largo será en proporción a la altura de la persona. Siempre debe de ir un poco más corta de lo que la técnica nos indique”.

Botones: “Actualmente, si la chaqueta se hace de tres botones, la solapa debe ir un poco pasada hasta el talle simulando dos”.

Mangas: “Lo normal es que la camisa sobresalga de un centímetro y medio a dos para poder enseñar un buen gemelo. El puño va a discreción y gusto del cliente y la americana suele llevar tres ojales cortados y uno figurado”.

Pantalón: “Actualmente se usa más largo de lo normal, lo que obliga a que el bajo sea más oblicuo, porque si el largo de la parte delantera queda excesivo resulta feo. Por detrás debe bajar bastante más. Que el pantalón quede corto es antiestético y anacrónico”.

88 Responses to “Ávila: A la medida del hombre”

  1. Jess 17 septiembre, 2012 at 14:18 #

    Will you write a “Part 2” ?

  2. Angela 16 enero, 2010 at 0:37 #

    Me he leído esta entrevista y lo que más me ha llamado la atención es la generosidad de este sastre con los demás. A ver qué diseñador de hoy en día es capaz de dedicar si tiempo para enseñar a las nuevas generaciones. Pues eso.

  3. Dominique 16 enero, 2010 at 0:21 #

    Muy bueno este post sobre este señor sastre. Me lo he leído con pasión porque soy una apasionada de la ropa a medida. Es un arte, si señorr, es un arte.

  4. Hugo 10 enero, 2010 at 14:08 #

    Qué preciosidad de trajes. Con ellos hasta un quasimodo está guapo.

  5. Aurora M.Garrido 5 enero, 2010 at 16:33 #

    Felicito a este sastre por hacer tan bien su labor. No todo el mundo quiere tanto a su oficio. Es una alegría encontrar gente que además quiere trasmitir sus conocimientos a los más jóvenes.

  6. Serrallo 4 enero, 2010 at 16:46 #

    Creo que ha sido Carlos Telmo el que ha dicho que le iba a pedir un traje de Avila a los Reyes Magos. Yo también me apunto, porque para ir como un rey nada mejor que hacerse un traje en un sastre de reyes. Por cierto, ¿sabe alguien si Ávila le ha hecho algún traje al Rey o al Príncipe de Asturias?
    Sé que es el sastre de la Maestranza y que le hizo el traje de maestrante a Cayetano, el hijo de la duquesa de Alba, cuando se casó, que lo leí en el ABC, creo que firmado por esta periodista.
    Feliz Año 2010.

  7. Carmina 3 enero, 2010 at 22:22 #

    Me ha gustardo mucho esta entrevista a este sastre sevillano. Escribo desde Albacete y me encanta este blog, donde encuentro cosas que me entretienen. Felicito a todos el nuevo año. Será un año bueno si nos lo proponemos todos.

  8. Rosamary 3 enero, 2010 at 21:07 #

    Buenas noches. He entrado en este blog por recomendación de una amiga y me ha sorprendido la entrevista a este sastre. Soy una enamorada de la ropa a medida y me gusta que los hombres vayan elegantes.Por eso felicito al señor Avila por su espléndida labor, aunque no lo conozca. Yo escribo desde La Coruña. Y desde aquí les deseo un FELIZ AÑO 2010.

  9. Antonio González-Meneses 3 enero, 2010 at 20:46 #

    A muchos de nosotros no nos sorprende la sabiduría de Don Fernándo. En casa hemos tenido la suerte de ser vestidos por el Maestro Ávila y su padre durante tres generaciones y es una gran alegría que su buen hacer sea transmitido a sus alumnos para que continúe la tradición de vestir un buen traje en Sevilla.

  10. Lina 2 enero, 2010 at 21:21 #

    Me gusta que se valore el trabajo bien hecho. Creo que ahora con la crisis cambiaremos de mentalidad. Estoy con la señora qu ha escrito con anterioridad.Yo prefiero mil veces una prenda buena qu cien de mercadillo. A los hombres les realza mucho ir vestidos en condiciones, como cuenta el señor Ávila.

  11. Ana María 2 enero, 2010 at 19:39 #

    Enhorabuena por esta pedazo de entrevista a este pedazo de sastre. Me gustaría que la gente comprendiera que es mucho mejor tener en el armario una prenda de prestigio que veinte trapos. Creo que ir bien vestido ayuda mucho en tus relaciones laborales y personales. Se te abren las puertas cuando vistes como un señor/a. Me he empapado de esta entrevista porque no tiene desperdicio.

  12. Anselmo 2 enero, 2010 at 13:57 #

    Me he dado una vuelta por este blog que me ha recomendado mi hija y he recalado aquí, en esta entrevista a un sastre de Sevilla. Lo felicito porque es un profesional de la cabeza a los pies y dice verdades como puños. Creo que últimamente el hombre ha perdido su elegancia con los trajes confeccionados en serie. El hombre debe ir correctamente vestido, sobre todo si tiene un puesto de responsabilidad. La ropa es fundamental para ser respetado. Es mi manera de pensar.
    Feliz Año 2010 desde San Sebasti’an.

  13. Guillermo G.Castillo 2 enero, 2010 at 11:33 #

    Qué maravilla ver que un señor, en este caso sastre, es capaz de renunciar a su tiempo de descanso para entregarles a los demás su sabiduría. Me ha encantado esta entrevista y las dotes de síntesis no sé si de la periodista o del sastre para en pocas palabras explicar tantas cosas.
    Felicito el año a la bloguera y a todos los que leen este blog. Saludos desde Castellón.

  14. Manolo Giraldo 2 enero, 2010 at 2:04 #

    Empiezo , y no puedo expresar la emocion tan grande que siento al leer los anteriores sobre “Mi Sastre” y “Mi Maestro”. Si, si…MIO !!. Porque como sastre, y despues de haberme probado trajes de sastres ingleses,diseñadores ultraconocidos y no tan conocidos, solo puedo decir que la sensacion de llevar un traje de Avila, es como una mujer al colocarse un diamante en el dedo. El llevar una Joya-Avila en tu cuerpo, las miradas son distintas, hasta el trato en los demas… sin palabras.
    Como Maestro, perfeccionista en extremo, apasionado de su trabajo,con una paciencia, bondad y generosidad que los que no lo conocen, no saben lo que se pierde……Y a demas, es mi amigo, todo un lujo.
    Clara, mil gracias por todo

  15. Inmaculada 1 enero, 2010 at 20:22 #

    Me he dado una vuelta por este blog y he recalado en este post sobre sastrería. Qué barbaridad, qué bien lo explica este señor. Me he enterado perfectamente de la esencia de un buen traje. Me encantan los hombres vestidos y si es con untraje a medida, mejor. Creo que un traje a medida es una buena inversión.

  16. Manolo Luna 27 diciembre, 2009 at 21:01 #

    Enhorabuena a este sastre por transmitir su bagaje a los más jóvenes y por saber explicarnos tan bien la esencia de un traje. Saludos desde Bilbao.

  17. Benita 27 diciembre, 2009 at 17:25 #

    Escribo desde Murcia para felicitar a este sastre tan valiente, que sabe tanto de su oficio y que lo sabe explicar tan bien. Me gustan los hombres muy vestidos, creo que ganan bastante. Ya se sabe que ir correctamente vestidos abre todas las puertas. Felices fiestas.

  18. Lisa 26 diciembre, 2009 at 11:34 #

    Soy una enamorada de la moda pero siempre observaba que nunca le dedicaban espacio a la ropa de hombre hecha a medida.Por eso me ha sorprendido gratamente leer esta entrevista tan bien hecha al sastre Avila. Bien hecha por las cosas tan inteligentes que contesta este señor. Enhorabuena.

  19. Lorenzo 26 diciembre, 2009 at 11:32 #

    Me encantan los trajes hechos a medida pero no sabía nada de cómo se hacían. Me ha gustado esta clase tan pedagógica que nos ha dado el señor Avila a través de Clara Guzmán.

  20. Manuel 26 diciembre, 2009 at 11:31 #

    Enhorabuena al señor Avila por darnos una lección de profesionalidad y de caballerosidad.´Felices Fiestas a todos los que participan de este estupendo blog.

  21. lelomanu 25 diciembre, 2009 at 20:00 #

    D. Fernando , gracias por su labor docente como sastre , ayudara asi a la
    continuacion del oficio .
    Fueron sastres relevantes abuelo y padre ,¿ no quedara algun nieto en quien
    fomentar la vocacion suya y de sus mayores ?.
    Muchas felicidades lelomanu

  22. Tenorio 25 diciembre, 2009 at 14:17 #

    maravillosas las palabras de este sastre. Es un auténtico maestro de la aguja y el dedal y un caballero de la cabeza a los pies.
    Feliz Navidad

  23. Lorena 25 diciembre, 2009 at 12:33 #

    Qué entrevista más guapa y cuánta información. Clara, eres estupenda y este señor es un pozo de sabiduría. Feliz Navidad a todos desde Granada.

  24. Camino 25 diciembre, 2009 at 12:17 #

    Enhorabuena a este sastre por aceptar la misión de transmitir su sabiduría a los más jóvenes. Felicidades por este blog.

  25. Miguel Andréu 24 diciembre, 2009 at 19:06 #

    Fernando Rodríguez Ávila no solo es un gran maestro artesano de la sastrería, sino que en él se une otra cualidad importante: es un caballero como pocos quedan en esta Ciudad. Para aquellos que tenemos la suerte de contarlo entre los amigos tenemos en él un fiel compañero de camino. El que suscribe este comentario tiene el honor de compartir con él Mesa de Gobierno en la Antigua Hermandad de Nuestra Señora de los Reyes, Patrona de los Sastres, donde es todo un referente.
    Me alegra mucho leer estas líneas sobre él. Es un orgullo para su Hermano Mayor.
    Enhorabuena también a la autora por tan interesante blog.

    Miguel Andréu

  26. Lucía 24 diciembre, 2009 at 0:22 #

    Buen blog y muy buena entrevista. Esto no es habitual en las páginas de moda de internet.

  27. Josema 23 diciembre, 2009 at 23:39 #

    Quiero felicitar a la bloguera por esta entrevista que me ha enseñado tanto de un oficio que siempre me ha atraído, el de sastre. Este señor es un maestro y yo ante los maestros, me descubro. FELIZ NAVIDAD

  28. Granada 23 diciembre, 2009 at 23:09 #

    Muy buena entrevista. He aprendido muchísimo del largo de los pantalones, de las mangas, de en fin, cómo es un traje a medida en condiciones. Enhorabuena a la bloguera y al señor Ávila

  29. Luis 23 diciembre, 2009 at 23:03 #

    Me gustan los trajes a medida, pero más me gustan losprofesionales que los hacen, como este señor de Sevilla. Saludos desde Barcelona.

  30. norma 23 diciembre, 2009 at 23:02 #

    Enhorabuena por la entrevsita a este señor. He aprendido mucho, una barbaridad.

  31. Juan José 23 diciembre, 2009 at 23:01 #

    Nunca me he hecho un traje a medida pero al leer el post de este sastre me están entrando ganas. Felicidades a todos en estas fechas.

  32. Gimeno 23 diciembre, 2009 at 23:00 #

    Buenas noches desde Zaragoza. Felicidades a este sastre por ser un profesional como la copa de un pino. Ha sabido retratar las características de un traje en unas cuantas pinceladas. Felicidades a la bloguera por presentarnos una moda tan seria.

  33. charo g 23 diciembre, 2009 at 22:19 #

    Buenas noches Clara, estaba deseando meterme en el post.ESTUPENDO. Muchas felicidades junto a los tuyos y que se cumplan todos tus proyectos. Un abrazo de toda la familia

  34. Paco Molina 23 diciembre, 2009 at 22:16 #

    La figura de Fernando Rodríguez Ávila, es probablemente el mejor exponente de la sastrería como arte. Con qué gusto exquisito sabe seguir las modas desde la atalaya de sus muchos años de profesión. Él sabe que cuatro generaciones anteriores de sastres en su estirpe lo contemplan, ¡cómo va a permitirse el más mínimo fallo en un traje? Desde 1887 en su familia son sastres, primero en Asturias y ahora en Sevilla. Lástima que la abogacía no nos permita seguir disfrutando de otro eslabón de esta larguísima saga. Me contaba, que aún recuerda como su padre lo envió de aprendiz (a sentarse en la silla baja) a casa del sastre Burgos, para pasado el aprendizaje enseñarle los mejores secretos de la profesión. ¡Qué bien lo enseñó! Algunos sastres saben usar 2 métodos, Fernando 5, vamos que hasta Cuasimodo saldría elegante de su taller.
    Fernando ha sido 17 años presidente de los alfayates de Sevilla y con excelente recuerdo de sus colegas. Con qué buen talante y estilo guió la nave.

    Fernando pertenece al selecto y exclusivo club de los 30, donde solo los mejores sastres españoles son admitidos. Si los maestrantes le encargan los trajes a él, es por algo. Recuerdo en la semana de la moda de Sevilla del 2008, como Rodríguez Ávila presentó en la exhibición en el exterior del Casino un traje en proceso de elaboración, con su infinita variedad de entretelas, plastones y secretas puntadas, algo inédito.

    Cuando termina sus desfiles podemos verlo rodeado de sus costureras, de ese taller del prodigio de la aguja, porque él sabe que ellas son sus manos.

    Felicidades maestro.

  35. Eva 23 diciembre, 2009 at 22:11 #

    Buenas noches desde Segovia. Felicidades a este sastre tan señor, tan caballero y tan generoso. No es fácil este oficio. Lo sé porque mi abuelo era sastre y sé de lo meticuloso que era para su trabajo, pero de lo contento que quedaban los clientes con su ropa. Nadie en la familia siguió el oficio. Son oficios que se pierden. Es una pena.

  36. Nora 23 diciembre, 2009 at 22:04 #

    Buenas noches, les felicito por este blog. Esta entrevista es de altura. Me encanta este señor. Conoce el oficio al dedillo y es un caballero.

  37. Sole 23 diciembre, 2009 at 21:43 #

    Muchas felicidades al sastre Avila por ser tan generoso con los más jóvenes.

  38. Vicky 23 diciembre, 2009 at 21:39 #

    Enhorabuena al señor Avila por su magisterio.

Leave a Reply