Misterio tras las gafas de sol

26 de noviembre de 2009

gafas moda

Dorothy Parker solía decir que los caballeros rara vez hacen cumplidos a las chicas con gafas. Claro que la cáustica escritora  norteamericana se refería a las gafas de ver, no a las gafas de insinuar que miras pero no ves. Esas son las gafas clave del misterio. Esas son las gafas máscaras para simular que pasas inadvertida cuando llevas cascabeles diseminados por todo el cuerpo. Ocurre lo mismo con el negro. El color más visible de la paleta cromática. La lumínica oscuridad. Quien se quiere hacer visible se viste de negro.

Tras la máscara ocular hay todo un negocio visible: las marcas de moda que lanzan su correspondiente colección. A veces el presupuesto no da para un traje pero sí para que te vean…las gafas.  Estos días Margherita Missoni se ha estrenado como directora creativa lanzando su particular misterio visual.

img_0055-1

Margherita Missoni, hija de Angela Missoni, viene a confirmar que familia que diseña unida permanece unida. Su colección de gafas 2010 estará en las tiendas antes del verano y costarán entre 187  y 227 euros de nada. Porque  si se piensa con el detenimiento que implica estar, por ejemplo, en el paro,  esos precios no son dinero para comprar un misterio.  Y el misterio, lo djo De Gaulle, que era un tipo que parecía un gallo con espolones, es la esencia del prestigio. ¿Quién se resiste a tener prestigio? ¿Y quién no cae en la tentación de parapetarse tras unas gafas para entrar en el juego del veo veo? En el juego y en el parapeto de refugiarse de miradas indiscretas ante inoportunas ojeras, imprevistos orzuelos o necesidad de retraerse del mundo.

img_8927

Gafas y encanto femenino

Patrizia Calefato, que es una experta en moda de las que van al grano y no hacen vainica doble dialéctica, dice que entre gafas y encanto femenino se ha establecido tradicionalmente un contraste incurable. En su libro “El sentido del vestir”, de la editoral Engloba, pone algunos ejemplos cinematográficos. “Marilyn Monroe, miope en los límites de la ceguera en la película “Cómo casarse con un millonario” se obstinaba en esconder sus gafas de gata con tal de fascinar a algún maduro financiero. Hitchcock introduce en bastantes películas suyas a mujeres con gafas cuando quiere marcar el contraste entre carencia y plenitud de fascinación, como en Vértigo o cuando quiere cargar de negatividad al personaje femenino en cuestión”.

img_8930

Las gafas de sol son ahora panorámicas; es decir, te ocultan no sólo los ojos, sino los vestigios del paso del tiempo. Cuanto más grandes, más inadvertida queda no sólo la mirada, sino las facciones, que se distorsionan. Como una buena capa, las gafas disimulan los restos de una mala/buena noche; los ríos, afluentes y meandros que dibujan el mapa de los ojos; el dolor, el novelero odio o la prosaica rutina.

Son los antifaces de un carnaval que dura todo el año. El oportuno asidero para saltarse las barreras del tiempo, con el permiso de la moda. Las gafas son el imprescindible accesorio para manejarse con soltura por los procelosos mares de las tendencias. Tienen que estar recién salidas del horno. Las máscaras hay que renovarlas o de lo contrario… morir.  Desde ahora Margherita Missoni es una proveedora más de misterio. Y el misterio, ya saben, es la esencia del prestigio.

47 Responses to “Misterio tras las gafas de sol”

  1. arturo 30 noviembre, 2009 at 11:51 #

    En primer lugar darte la enhorabuena Clara por este maravilloso blog . Tú eres el mejor ejemplo de una gran periodista y demuestra que se puede escribir de moda sin frivolizar y caer en el error de desprestigiar un mundo que da de comer a tantas y tantas personas. Gracias por acercar tu “cultura de moda” a todos los que te leemos y seguimos semanalmente (en mi caso). Pero lo que más me apasiona es que eres, sin duda, de las pocas personas que escriben de tendencias, diseños, tendencias, lujo, fashion show, fashion, etc, sin renunciar a un estilo periodístico libre y objetivo.

    He leido que algun blogero/a (no recuerdo bien ahora) que preguntaba por el punto de venta de Missoni. En Marbella, la marca italiana tiene un tienda en el Muelle de Ribera, justo al lado de Roberto Cavalli, y en Madrid, en la calle Lagasca 73, esquina con Ortega y Gasset, practicamente. Desde la distnacia, un saludo fuerte a la gente de mi tierra, Sevilla, y a todos los blogeros/as de telademoda.com. We love Missoni! We love Clara Guzmán!
    xxx

  2. Luisa 30 noviembre, 2009 at 0:49 #

    Buenas noches, quiero decirle a Anabel que tiene que animarse y qué mejor que meterse todos los días en este blog, porque aunque se cambie dos veces en semana una se distrae con la cantidad de comentarios que hay, señal de que esta mujer tiene mucho tirón. A mí todo lo que escribe me gusta. Debe ser una mujer muy especial. A los hombres los tiene revueltos. No hace falta ser una modelo, Anabel, ya dice el refrán que la suerte de la fea la bonita la desea. Si esta bloguera fuera estupenda ya habría sacado su foto. Y ahi la tienes, que no sabemos si es gorda, flaca, rubia, morena o con granos.

  3. Anabel 29 noviembre, 2009 at 23:00 #

    Me entretiene mucho este blog. Estoy de baja por depresión y leo la de gente amiga que tiene esta bloguera. Qué maravilla. Yo ya estoy mejorcita porque me medico, pero también porque leo estas cosas y me da alegría. Buenas noches.

  4. Salsa rosa 29 noviembre, 2009 at 19:02 #

    Clarita, mi vida, ¿cómo estás, reina mora? Tienes a todo el mundo loco, loco con el blog y la de hombres en danza…¡Qué maravilla! Te tengo que ver porque me han dicho que estás monísima y que vas por la vida con la sonrisa de oreja a oreja. Me pido primen para enterarme.
    Me encantó la entrevista al asiático calvo, ideal, ideal.No te escribí porque he estado estresado y a tope. Ahora estoy descansando un poco y me he dicho voy a escribir a mi Clarita.Cuídate, mi amor y sé mala. Eso es lo que quiero que seas mala.

  5. Juan Ramón 29 noviembre, 2009 at 13:26 #

    Soy de los que me gustan las mujeres con gafas, me parecéis muy interesantes y mucho más sofisticadas. Yo te conocí con lentillas y estoy de acuerdo con Javier en que las lentillas son un suplicio. Vamos temerosos, preocupados y el ojo se cierra, al menos a mí me lo parece. Ahora llevas gafas y aunque protestes me gustas más así. Ni se te ocurra operarte, por favor. Ni se te ocurra y al que no le guste que no mire.
    Enhorabuena por el blog, Clara. Ya sabes que soy antimoda, pero no antiClara, al contrario. Me alegro porque has sabido ir por la vida con mucha dignidad, con la cabeza muy alta y demostrando que eres una trabajadora nata. Pero hazme caso, vive, disfruta de la vida y sé feliz. Te lo mereces.

  6. Teresa 29 noviembre, 2009 at 13:07 #

    Clara, cariño, vas que te matas.Pedazo de blog y pedazos de comentarios. Sabes que me gustas mucho como escribes, pero llevas unos días que me tienes con la mosca detrás de la oreja. Te veo con la sonrisa puesta a todas horas. NO será que….

  7. Gino 29 noviembre, 2009 at 1:10 #

    Clara, la que has liado en Internet. Yo sabía que tú ibas a dar guerra, mucha guerra. Eres guerrera por naturaleza. Tienes personalidad. Nada más que hay que ver el blog. Me gusta esta mezcla de firmas internacionales con nacionales y locales, y me gusta la expectación que creas. No trabajes mucho y vive, vive ahora que puedes. Besitos.

  8. Manolo 29 noviembre, 2009 at 1:06 #

    A través de este blog he recuperado a mi amiga Clara, a la que no veía desde que los dos estudiábamos COU en Granada hace un vendaval de años. Esta es la magia de Internet. Me encanta su blog, es diferente. Yo soy abogado y no entiendo de moda, pero me he enganchado porque cuenta cosas curiosas y las cuenta con estilo y gracia. Luego los comentarios son de todo tipo y me entretienen. Es una bocanada de aire fresco en mi tarea diaria. Besos desde Granada, preciosa.

  9. Javier G.L. 29 noviembre, 2009 at 1:00 #

    Este blog me tiene enviciado. Tengo mis post favoritos como el de Coco Chanel, el de los zapatos en pie de guerra, el de la viuda calzada y este de las gafas, porque mi mujer tiene gafas de miope absoluta y a mí me parece mucho más sensual que cuando se coloca las lentillas. Con las lentillas es un suplicio. Va como si estuviera encogida, insegura y siempre temerosa de que se le meta cualquier brizna. Yo creo que tendríamos que ser más naturales y no complicarnos la vida. Estas gafas de Missoni me parecen sencillas,sin pretensiones. Conozco la firma porque en un viaje a Roma le compré a mi mujer un vestido cuando aquí todavía no era conocida. Se lo puso mucho y estaba estupenda. Buenas noches desde Castellón.

  10. María Dolores 29 noviembre, 2009 at 0:38 #

    Me alegro tanto de que Clara haya resurgido como el Ave Fénix. Es una mujer de una gran valía, aunque ella nunca se lo ha creído.Me gusta mucho como periodista. La he leído siempre en ABC. Escribía cosas muy originales, con gran vivacidad y unos reportajes humanos, que llegaban al corazón.No me extraña que haya gente que le tenga envidia. A mí siempre me ha provocado ternura. ¿Que tiene genio? Pues con lo que ha tenido que bregar, como para no tenerlo.
    El blog es una delicia y esto sólo ha hecho más que empezar. Enhorabuena, reina mora.

  11. Gerardo 29 noviembre, 2009 at 0:16 #

    Me gusta la ropa de Missoni, pero ¿dónde puedo comprarla en Sevilla o en Andalucía? ¿Me podrían contestar en el blog? Gracias.

  12. Sara Levi 28 noviembre, 2009 at 23:59 #

    Estoy sorprendida con los comentarios tan frívolos de mucha gente respecto de Clara Guzmán. Coincidí con ella en una mesa redonda hace muchos años en Madrid. Me pareció una mujer muy seria, al principio incluso hermética. Iba muy elegante vestida y olía muy bien. Creo que es una amante de los perfumes. Luego, en la pausa para el café la abordé y me pareció un cielo de mujer. Educada, culta, simpática y graciosa, muy graciosa. Cuenta las cosas con mucha espontaneidad y sus ojos hablan, a pesar de llevar gafas. Tiene unos ojos muy expresivos y ahora me han dicho que le brillan con fuerza. Es una gran profesional a la que debemos juzgar por su trabajo. Enhorabuena por tu reciclaje. Te ha sentado muy bien.

  13. Juan José 28 noviembre, 2009 at 20:23 #

    Hoy me he quedado en casa estudiando porque tengo un examen y hace un rato que me he empezado a relajar leyendo mi blog favorito. No me podía ni imaginar que unas gafas de sol dieran para tanto. Me ha encantado el artículo, como el de los guantes y el de la viuda. Joder, esto va que se las pela. ¿Se podría hacer un encuentro con la bloguera? Hay gente que lo hace. Yo me apunto.

  14. Marisa 28 noviembre, 2009 at 19:57 #

    La historia que nos cuenta Rosario es muy parecida a la de una política andaluza a la que no le importaba ir dando traspiés y quedar fatal con la gente con tal de no ponerse las gafas. Pasaba por tu lado y como si tal cosa y hay que reconocer que es simpática, pero su coquetería era superior a sus fuerzas.
    Muy bueno este artículo sobre las gafas. Lo que da de sí una simpleza de la mano de Clara.

  15. Guillermo 28 noviembre, 2009 at 15:51 #

    Este blog es la caraba. El otro día entré y me leí muy despacito ese asunto de la viuda calzada. Estaba muy bien hecho. No sé cómo sería el relato de la escritora, pero esta señorita del blog tiene buena pluma, sí señor. Además debe de tener su aquel porque hay muchos caballeros interesados en ella. Tengo 79 años y estoy feliz de haber aprendido a utilizar Internet. Gracias al curso que hice puedo visitar todo lo que quiera, como este blog, que encontré por casualidad. Un abrazo desde Sant Cugat del Vallés

  16. Vivi 27 noviembre, 2009 at 23:50 #

    El otro día coincidimos un grupo de amigas en un bar y empezamos a hablar de este blog. A la periodista la leemos en el ABC y nos gusta porque escribe con mucha gracia, pero muy documentada. Ahora ha montado este blog con cosas distintas y nos divierte mucho leerla y leer algunos comentarios un poco salvajaes. Enhorabuena a Clara Guzmán y que siga siempre al pie del cañón.

  17. Carmelo 27 noviembre, 2009 at 23:26 #

    Ya es un hábito este de entrar en el blog de Clara Guzmán. Me gusta porque es diferente, como diferente es esta mujer tan delicada, tan entrañable. Me gustan las referencias históricas o literarias. Eso no lo he encontrado en ningún blog de moda, que son de lo más simplones del mundo. Besos desde Sevilla.

  18. Charlie 27 noviembre, 2009 at 22:52 #

    Me divierte mucho este blog. Los post tienen mucho fundamento, pero lo más divertido son los comentarios. Esta mujer debe ser especial para que tanta gente se moje por ella. Besos desde Santillana del Mar.

  19. Angelines 27 noviembre, 2009 at 22:35 #

    Me chiflan las cosas de mIssoni.Me encanta su estampado en forma de zigzag. Me he comprado un conjunto pra este invierno y estoy feliz. Cuando me lo pongo arraso.No, no soy nada creída. Es la verdad, os lo juro.

  20. Lorena 27 noviembre, 2009 at 22:29 #

    Me gusta la ropa de Missoni, las gafas son corrientes, aunque con la medida justa para taparme la mala cara cuando la noche anterior me he ido de marcha. Besitos para Clarita que es la mejor bloguera del mundo mundial.

  21. Joaquín 27 noviembre, 2009 at 22:12 #

    Clarita, qué maravilla de blog y cuánta gente te hace comentarios. Me alegro por ti, porque has luchado mucho y no te has venido abajo nunca. Además estás preciosa, tienes una madurez espléndida. Nunca te había visto tan bonita, yo creo que porque nunca te había visto tan feliz.

  22. Rosario Fernández Verjel 27 noviembre, 2009 at 21:19 #

    Yo tenía una tia (abuela) muy, muy miope y muy, muy coqueta. Se compraba gafas y gafas porque le gustaban las monturas y creía que le favorecían. Tenía gafas de día, gafas de sol, gafas para salir de noche, gafas para estar por casa, gafas para recibir a las amigas…pero nunca se las graduó ya que creía que el grosor del vidrio delataba su corta visión. A mi mi tia me caia simpática y de verdad que la recuerdo con mucho cariño aunque nunca he entendido esa necesidad de ocultar lo obvio a base de hacerlo evidente.

  23. Julián 27 noviembre, 2009 at 21:12 #

    Felicito a la autora de este blog porque siempre me sorprende. El otro día con un texto erótico elegante, hoy con un texto ameno de un asunto tan trivial como unas gafas de sol.No te conozco, pero, nena, tú vales mucho. Julián. Teruel

  24. Georgina 27 noviembre, 2009 at 16:02 #

    Hay que ver lo que puede dar de sí unas gafas de sol en la pluma de esta mujer. Me ha dejado con la boca abierta. Hija, sigue así, que lo haces muy bien y nos tienes entretenidas. Escribo desde Cáceres, aunque soy de Salamanca.

  25. Karina 27 noviembre, 2009 at 15:34 #

    Este blog es una bomba. A mí me chiflan las gafas de sol, sobre todo estas ahumadas que se ve y no se ven los ojos. Pero en este blog escribe gente guay. He pinchado en Marta Vera y resulta que es una maquilladora muy importante.Pinchar y veréis la de cosas que hace esta muchacha. Escribo desde Logroño.

  26. MARTA VERA 27 noviembre, 2009 at 12:00 #

    Yo tengo gafas de Mathew Williamson, Escada y CHANEL…
    Me faltan unas Missoni… Mas cosas para la lista de reyes,… No os pasa que si os gastais un dinerito en unas gafas, curiosamente nunca se os pierden, o estropean???
    Felicidades por el blog Clara, estupenda tu referencia a Hitchcock.

  27. JOSÉ ANTONIO 26 noviembre, 2009 at 23:51 #

    No entiendo de moda, pero este blog me entretiene bastante. Vivo solo y cuando llego de trabajar prefiero el ordenador a la televisión. Un día navegando por internet lo encontré, me metí y me he hecho fijo. Lo paso bien que es lo importanre. Me leo lo que escribe esta señora y luego los comentarios. Soy de Sevilla. Vivo en Nervión pero soy bético.

  28. PIÑA COLADA 26 noviembre, 2009 at 22:22 #

    Es verdad que este blog es diferente y que cada día acuden más lectores a su reclamo, pero es que es original. ¿A alguien se le ocurriría sacar a colación a Dorothy Parker en un post sobre gafas de sol? Yo creo que la gracia de este blog está en que su autora es una mujer muy preparada y culta. Estoy con ojuquecalo!!! en que todos hemos salido ganando.

  29. luis 26 noviembre, 2009 at 22:15 #

    Aquí Luis de la Macarena. Esto de las gafas es curioso. Una ves seguí or la calle a una mujer, pedazo de mujer, de las de vanderas. Un cuerpo de esos llenos de curvas que van y bienen, pacá y pallá. Y yo descolocao. Llevaba unas gafas de sol que le tapaban toa la cara, pero quñe cuerpo, quillo. Cuando llega a una tienda, se la quitan y esa havía sio azafata en el Arca e Noé. QAué plancha, macho. Viejna como Matusalén.

  30. ¡¡ojuquecalo¡¡ 26 noviembre, 2009 at 22:10 #

    Muchas felicidades Clara, tienes un blog que ya quisieran algunos, creo que está nueva situación tuya al final, hemos ganado todos.
    Te leo todos los post, y los comentarios, me parece increíble.
    Un beso.

  31. María G. Merino 26 noviembre, 2009 at 22:08 #

    Me encantan las gafas de sol porque son lo más socorrido quye hay cuando no estás pra nada.Estas me gustan porque son sencillas no son sofisticadas yu te cubren la paerte de la cara que mñas se estropea con los años. Me gusta este bloc porque tiene cosas diferentes y muy entretenidas. Escribo desde San Fernando, en Cádiz.

  32. Anabel 26 noviembre, 2009 at 21:40 #

    Me encanta Missoni. Me compré una bufanda el año pasado y he fardado mucho con ella. Para más no da mi presupuesto. Las gafas son de lo más normalitas del mundo, pero la diseñadora tiene su gracia. Me gusta el texto, como siempre. Esta señora escribe muy bien y con mucha persoanlidad.

  33. Ricardo 26 noviembre, 2009 at 20:56 #

    No me gustan las gafas que sólo sirven para ocultar la mirada de una mujer.Me gusta mirar a los ojos, porque en los ojos está la verdad. Claro que si es para vender, pues a vender.Conozco Missoni porque le compré a mi chica un vestido que quitaba el hipo de bonito y de caro. Pero ella estaba preciosa. Ricardo desde Barcelona capital.

  34. Rosalía 26 noviembre, 2009 at 20:44 #

    Que blor mas guay, es taco chulo.Me encanta y me encanta la gente que hace comentarios. Que guay todo. Yo estoy encantada. Me lo recomendó una amiga y yo me meto muchos días, Me gustan las gafas, pero no puedo comprarlas, Ni de coña.

  35. Susi 26 noviembre, 2009 at 20:08 #

    NO PUEDO VOTAR Y QUIERO VOTAR. LE DOY A LA ESTRELLA Y NO SE ENCIENDE.

  36. Noelia 26 noviembre, 2009 at 20:06 #

    Me encanta este blog y me gusta leer también los comentarios. Algunos como los de Gonzalo te hacen reflexionar. Es verdad qie las manos revelan la edad y que la cara es el espejo del alma. Si le ponemos unas gafas nos camuflamos, como se camuflan las árabes con los velos.
    Me gusta mucho la ropa de Missoni.Mis padres me trajeron un jerséi de Roma y lo he chuleado mucho. Besos desde Valencia capital.

  37. Sergio Meroyo 26 noviembre, 2009 at 19:54 #

    Qué interesante el comentario de Gonzalo. Yo estoy de acuerdo con él en que las gafas son una máscara. Tengo un amigo jugador de póker que las utiliza con mucha destreza. Buenas tardes desde Castellón.

  38. Lula 26 noviembre, 2009 at 19:36 #

    Me encanta el misterio que da a la mirada una gafa de sol, con el cristal ahumado, como estas de Missoni. Los ojos son faros que hay que iluminar, pero hay que darles mucha vida. Cuando queremos ocultarlos por cansancio, tristeza o dolor, no hay nada como una gafa de sool.Pero a veces el hecho de quitarte las gafas ya es un misterio en sí si llevas los ojos bien maquillados. Besos desde Zaragoza.

  39. José María 26 noviembre, 2009 at 19:17 #

    Clara, yo no soy como los hombres de los que habla Dorothy Parker. Tú llevas gafas de ver y a mí me pareces muy interesante. Además eres medio mora y tienes unos ojos misteriosos. O sea, que me gustas con gafas.

  40. Jimena 26 noviembre, 2009 at 19:15 #

    Me gusta este blog porque la autora es muy elegante escribiendo pero también porque sus lectores dicen cosas muy interesantes, como Gonzalo.Le leí el comentario sobre el gimnasio y flipé y ahora le acabo de leer este y me parece increíble.Yo escribo desde Zaragoza, somos un grupo de amigas. ¿Y tú desde dónde escribes?

  41. Gonzalo G. 26 noviembre, 2009 at 18:01 #

    Dicen que la cara es el espejo del alma, que delata nuestro estado de ánimo, tanto como las manos que revelan nuestra edad. En el rostro vemos la alegría o la tristeza, nuestras inseguridades e incluso cuando amamos o mentimos. Culturalmente la necesidad de ocultar nuestro rostro es ancestral y lo vemos por ejemplo entre los musulmanes, en el velo de las mujeres. Es en el mundo occidental en donde la moda ha dado con la solución perfecta y muy atractiva. Clásicas, personales o con estilo, las gafas responden a esa necesidad de ocultarnos de los demás. Es un must para esos famosos que desean pasar desapercibidos, por lo que a veces también lo combinan con un toque personal del peinado. Por este mismo sentido, también son útiles para el juego. Muchos jugadores de poker suelen llevar gafas para poder disimular y evitar que sus miradas no delaten que están mintiendo.

  42. Virginia 26 noviembre, 2009 at 17:51 #

    Me encanta la ropa de Missoni, las gafas las veo normalitas, en cambio hay cada prenda de punto ideal, de las que se te cae la baba.

  43. Alejandro Magno 26 noviembre, 2009 at 17:38 #

    Comol siempre muy bien escrito. Enhorabuena y a seguir adelante.

  44. marichu 26 noviembre, 2009 at 16:56 #

    Me encanta la ropa de Missoni. Tengo un poncho ideal en tonos rosa, con el estampado del zigzag. No soy mucho de llevar gafas de sol.

  45. Carmelo 26 noviembre, 2009 at 10:23 #

    No puedo dejar de entrar en este blog casi a diario. Me pica la curiosidad. Siempre estoy deseando ver a qué escritor hace referencia. Este blog es muy intelectual. Las gafas me gustan porque insinúan mucho y eso es muy sensuial.

  46. Jose Luis 26 noviembre, 2009 at 10:22 #

    Estoy de acuerdo en que unas gafas todo lo tapan y dan un aire de misterio a la mujer. Me gustan éstas de Missoni, pero lo que de verdad me gusta es la ropa de esta casa italiana. Me chiflan los jerseys y las bufandas.¿De dónde sacas tanta información, hija?

  47. LIdia 26 noviembre, 2009 at 10:16 #

    Bonitas gafas y bonito blog. Buenos días desde Oviedo.

Leave a Reply