La trama está en el tejido

19 de noviembre de 2009

paco-alorda-1

Daniel Carrasco y Chonín Ruesga. Foto: Paco Alorda

Dicen que decía Sartre que no es feliz el que hace lo que quiere, sino el que quiere lo que hace. Ahí podría estar la raíz de la colaboración entre el diseñador Daniel Carrasco y la artesana Chonín Ruesga. Esa sería la raíz, la trama de esta historia estaría en el tejido.

Daniel Carrasco y Chonín Ruesga se conocieron en 1986. El era estudiante de la Escuela de Diseño y Técnicas de la Moda y ella profesora de Textiles. Como no era su alumno le daba la tabarra en el bar. Y allí Daniel Carrasco aprendió a apreciar las telas, a diferenciarlas, a observar sus distintas texturas…, en suma, a quererlas. Chonín es una artesana con un largo bagaje profesional en el que se enreda la herencia familiar.

Foto: Paco Alorda

“Empecé en 1981, mi madre hacía tapices y yo reivindicaba la parte artesanal. Siempre me ha movido la curiosidad y en un Expo-Arte vi un telar manual y dije que lo quería. Empecé con lanas, linos y algodones y los vendía en formato chal, cojín o cortina. Recuerdo que Daniel se hizo una chaqueta y un pantalón de lino. Era cortar y remallar enseguida porque si no te quedabas sin tela”. “Yo acababa de terminar los estudios –interviene Daniel- y con una máquina de coser podía hacer muchas cosas. Aparte de la energía y la pasión de la juventud, vivíamos en una época en que la Moda de España estaba de moda”.

A Chonín le dieron una beca de diseño textil en Alemania, y los amigos se “perdieron” durante quince años por los recovecos de la vida. Pero todo volvió a empezar cuando se reencontraron la noche de Reyes del año pasado en la tienda de tejidos de Julián López.  “Yo  había hecho chales y bufandas y tenía un estand en la Feria de Artesanía, Daniel vino a verlos y retomamos nuestra colaboración para el pase de marzo de Andalucía de Moda”.

paco-alorda-3

Foto: Paco Alorda

Artesanía y diseño

Chonín Ruesga volvió de nuevo a Alemania el año pasado para aprender la técnica del fieltro Nuno, en la que está basada la colección de Daniel Carrasco. “Es una tradición del norte de Europa, pero la técnica viene de una nórdica que hacía fieltro y se fue a Australia. Allí se le ocurrió infieltrarlo sobre una tela y como su asistenta era japonesa llamaron a este sistema Nuno, que significa tejido en nipón. Todo el desarrollo se hace de forma manual para que puedas controlar el proceso. Trabajo sobre seda, gasa natural, tul, chifón, organza, lana, lino abierto y algodón, telas que tengan poca densidad, para que el fieltro, que está formado por fibras proteínicas de lana, pueda penetrar. Hay que tener en cuenta el encogimiento durante el proceso y preverlo en el patrón. El  resultado es un tejido muy agradable, que plancha muy bien, porque a la lana le sienta bien el calor y, como todo el mundo sabe, la plancha es un acabado textil. En España hay muy pocos artesanos que se dediquen a esta técnica y en Andalucía que infieltren en tela sólo estoy yo. Aquí el fieltro sólo se utiliza para los tapetes de las mesas de juego y para hacer muñecas. Los mongoles, en cambio, lo emplean para sus tiendas de nómadas, ya que al ser una amalgama de fibras de lana les sirve como aislante. Yo tengo que comprar toda la materia prima en Alemania y lo hago por Internet”.

paco-alorda-4

Foto: Paco Alorda

Vidrieras y cuadros

Daniel Carrasco, que empezó haciendo ropa de hombre, no sólo es un estudioso de los tejidos, sino del color. Tal vez por eso ha llegado a esta entente cordiale con Chonín y las prendas rezuman originalidad y vistosidad. “Yo me arriesgo mucho con el color y admiro esa faceta en Valentino, Sybila y Jesús del Pozo, y sin embargo no la comprendo en Agatha Ruiz de la Prada. Los tejidos de Chonín me evocan vidrieras o cuadros, por eso mi trabajo ha sido más de estilismo que de diseño. A partir de sus tejidos he creado chaquetas tipo oriental de cuellos grandes, corsés o vestidos de fiesta para mostrar los motivos en su esplendor. Si a las prendas les metiera pinzas o costadillos perderían la esencia del tejido. No sé todavía si en próximas colaboraciones yo dibujaría el patrón para que ella lo hiciera”.

Chonín, que vende sus piezas en su taller de Palomares del Río, en el Mercado del Postigo y en el de Artesanía de Sevilla, se queja de que no se valore su profesión. “La artesanía siempre ha sido un arte menor, ya que a todo lo que no esté relacionado con la Semana Santa y la Feria se le llama manualidad”. A partir de ahora, quienes la vean asociada a las prendas de Daniel Carrasco sabrán que la trama está en el tejido.

56 Responses to “La trama está en el tejido”

  1. Damian 17 septiembre, 2012 at 15:00 #

    Will you continue this subject?

  2. larraz 19 junio, 2010 at 2:07 #

    siguen colaborando,es genial

  3. Angela Castañares 14 diciembre, 2009 at 23:29 #

    Daniel, tienes una mente muy creativa para hacer moda . Original , por tus diseños, y elegante en tus presentaciones.

  4. Angela Castañares 14 diciembre, 2009 at 23:29 #

    Daniel, tienes una mente muy creativa para hacer moda . Original , por tus diseños, y elegante en tus presentaciones.

  5. Angela Castañares 14 diciembre, 2009 at 23:29 #

    Daniel, tienes una mente muy creativa para hacer moda . Original , por tus diseños, y elegante en tus presentaciones.

  6. Angela Castañares 14 diciembre, 2009 at 23:29 #

    Daniel, tienes una mente muy creativa para hacer moda . Original , por tus diseños, y elegante en tus presentaciones.

Leave a Reply